Reino Unido sube el impuesto de sociedades del 19% al 25% para hacer frente al covid-19
  1. Economía
ENTRARÁ EN VIGOR EN 2023

Reino Unido sube el impuesto de sociedades del 19% al 25% para hacer frente al covid-19

El Ejecutivo ha presentado este miércoles un nuevo paquete valorado en 65 mil millones de libras y ha decidido ampliar hasta septiembre su programa de protección del empleo (ERTE)

placeholder Foto: Rishi Sunak. (Reuters)
Rishi Sunak. (Reuters)

El Gobierno británico sube el impuesto de sociedades del 19% al 25% para hacer frente a la pandemia del coronavirus, que ha llevado al Reino Unido a acumular este año una deuda de 355 mil millones de libras (17% PIB), la más importante en tiempos de paz. Así lo ha anunciado este miércoles el ministro de Economía, Rishi Sunak, al presentar en la Cámara de los Comunes el Presupuesto General del Estado, el primero desde que el Reino Unido ejecutó a efectos prácticos su salida de la UE el pasado 31 de diciembre.

La medida, que entrará en vigor en 2023, no se aplicará a las compañías con beneficios inferiores a las 50.000 libras anuales (57.000 euros), lo que según el 'Chancellor' excluye a siete de cada 10 empresas. De esta manera, el Tesoro espera recaudar 17.000 millones de libras al año. Pese al incremento, Reino Unido seguirá gozando de la tasa más baja de todos los países del G7.

Por otra parte, Sunak ha congelado el mínimo exento del impuesto sobre la renta (dejándolo en 12.500 libras) y el umbral de 50.000 libras a partir del cual hay que pagar el ratio máximo de 40%. De esta manera, se espera recaudar siete mil millones de libras al año. “Se trata de decisiones que ningún 'Chancellor' quiere tomar y pueden no ser populares, pero son las honestas”, matizó.

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, en el Congreso. (EFE)

En cualquier caso, son las dos únicas medidas impositivas anunciadas. Para un Gobierno conservador es difícil digerir el hecho de seguir acumulando deuda. Sobre todo teniendo en cuenta que la economía está mejorando a un ritmo más rápido de lo que indicaban las primeras previsiones, en parte gracias a su exitoso programa de vacunación, que ha suministrado ya la primera dosis a más de 20 millones de personas.

Con todo, Downing Street prefiere mantener la cautela y considera que ahora no es el momento para retirar las ayudas vigentes, como recortes en el impuesto del valor añadido (IVA) o el impuesto sobre la propiedad.

Es más, el Ejecutivo ha presentado este miércoles un nuevo paquete valorado en 65 mil millones de libras y ha decidido ampliar hasta septiembre su programa de protección del empleo (ERTE), por el que sufraga hasta un 80% del salario de los trabajadores de sectores obligados a clausurar total o parcialmente. Desde el inicio de la pandemia, el Gobierno ha destinado 352 mil millones de libras para hacer frente las consecuencias de la crisis sanitaria y económica.

Foto: Foto: EFE Opinión
¿Se mantendrán los ERTE en 2021?
Santos M. Ruesga Ana I. Viñas

Sunak adelantó que el país seguirá endeudándose en los próximos años, pese a la recuperación económica, con préstamos por valor del 4,5% del PIB previstos para el año que viene. Por eso, el ministro señaló que sería “irresponsable” dejar crecer la deuda sin control, sobre todo si se tiene en cuenta que un leve aumento de un punto en los actuales tipos de interés supondría hasta 25.000 millones de libras (29.000 millones de euros) más que reembolsar para las arcas del Estado.

Lo cierto es que cuesta creer a día de hoy que la palabra ERTE no fuera nombrada en los Presupuestos Generales del año pasado. Se presentaron el 11 de marzo de 2020, la misma fecha en que la Organización Mundial de la Salud declaró que el coronavirus era una pandemia global. Por aquel entonces el Reino Unido había registrado “solo” seis muertos. Ni podía prever lo que estaba por llegar. Los fallecidos ahora superan los 120.000. No fue hasta el 23 de marzo cuando Downing Street finalmente impuso el confinamiento.

Desde los presupuestos de marzo, el Tesoro ha anunciado varias medidas valoradas en 285.000 millones de libras, casi el 14% del PIB. Por lo tanto, en la era covid, se ha comprobado que, pese a la presentación de los Presupuestos este miércoles, nada impide al 'Chancellor' realizar otros anuncios a lo largo del año.

Foto: Aviones de British Airways. (Reuters)

Y, en cualquier caso, en las condiciones actuales, la hoja de ruta para el desconfinamiento anunciada recientemente por el Gobierno podría tener un efecto mucho mayor en la economía que cualquier medida anunciada por el Tesoro.

La relajación de las restricciones comenzará el próximo 8 de marzo con la reapertura de colegios y terminará —siempre que los casos vayan remitiendo y la campaña de vacunación siga cumpliendo el calendario— el próximo 21 de junio, cuando terminen ya todas las prohibiciones.

'A priori', por tanto, parece que los británicos podrán disfrutar este verano de sus vacaciones, una gran noticia para el turismo español. En cualquier caso, Downing Street aún no ha detallado cuándo se reanudarán los viajes internacionales. No será hasta el próximo 12 de abril cuando haya una estrategia concreta. Aunque todo apunta a que los desplazamientos internacionales no esenciales continuarán vetados, al menos, hasta el 17 de mayo.

En este sentido, el hecho de que los ERTE se hayan extendido hasta septiembre (pese a que las restricciones terminan en junio) revela hasta qué punto el Gobierno está actuando con cautela. Desde finales de abril, cuando expira el actual Programa de retención de empleo por el coronavirus, hasta el 30 de junio, el Estado seguirá pagando un 80% del sueldo del empleado (relativo a horas no trabajadas), hasta un máximo de 2.500 libras (2.900 euros) al mes, y las empresas continuarán contribuyendo a la pensión y la seguridad social.

El hecho de que los ERTE se hayan extendido hasta septiembre revela la cautela del Gobierno

A partir del 1 de julio, el Gobierno se hará cargo de un 70% del salario correspondiente a las horas no trabajadas y las compañías aportarán la diferencia del 10% más las citadas contribuciones. Desde el 1 de agosto y hasta el final de septiembre, el Ejecutivo asumirá un 60% del salario y las empresas el otro 20%, además de las contribuciones de pensión y seguridad social, hasta el mismo tope de 2.500 libras mensuales.

Paralelamente, se pondrá a disposición de los autónomos, incluidos aquellos que empezaron su actividad en el último año fiscal (2019-20), subvenciones equivalentes a un 80% del promedio de beneficios del colectivo en tres meses, hasta un total de 7.500 libras (8.660 euros).

Más de 11 millones de trabajadores se han beneficiado de estas ayudas desde el inicio de la pandemia. Con todo, la tasa del desempleo en Reino Unido se situó en el 5,1% entre octubre y diciembre del año pasado, frente al 5% en el trimestre anterior. Se trata de la peor cifra desde 2015.

En cualquier caso, el PIB crecerá un 4% este año, frente a una contracción del 9,9% en 2020, impulsado por la reapertura de la economía al mejorar el control sobre la pandemia. A partir de cálculos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), que supervisa las finanzas públicas, Sunak indicó que el PIB nacional se expandirá un 7,3% en 2022, un 1,7% en 2023, un 1,6% en 2024 y un 1,7% en 2025.

El pasado 25 de noviembre, la OBR pronosticó que la economía británica crecería un 5,5% en 2021, un 6,6% en 2022 y un 2,3% en 2023 y no se situaría en su nivel prepandemia hasta finales del año próximo. Ahora considera, en cambio, que esos niveles previos a la crisis por el coronavirus se alcanzarán a mediados de 2022, “seis meses antes de lo previsto”, indicó el ministro, que constató, no obstante, que “en cinco años, la economía británica será un 3% más pequeña” de lo que hubiera podido ser sin el impacto del virus.

Reino Unido Pandemia PIB
El redactor recomienda