El Gobierno prevé que el consumo de diésel caiga más del 25% en 2021
  1. Economía
Fuerte impacto por la pandemia del covid-19

El Gobierno prevé que el consumo de diésel caiga más del 25% en 2021

Estima que la subida de 3,8 céntimos por cada litro de gasóleo (sin contar el uso profesional y bonificado) recaude 500 millones. Esto esto son 170 millones menos de su previsión para 2019

Foto: Foto de archivo repostando. (EFE)
Foto de archivo repostando. (EFE)

El Gobierno prevé que el consumo de diésel descienda más del 25% en 2021 con respecto a la estimación que hizo para 2019, antes de la pandemia. El Ejecutivo ha incluido en sus Presupuestos Generales del Estado para 2021 una subida de 3,8 céntimos por litro de gasóleo en el tipo estatal, que pasará de 30,7 a 34,5 céntimos por litro.

Esta medida, que no afecta a la tributación del gasóleo profesional y bonificado, prevé un impacto de 500 millones de euros. El propio Gobierno de Pedro Sánchez ya incluyó esta medida, que justificaba entonces y ahora como medida de fiscalidad verde para seguir las recomendaciones de la UE y la OCDE en materia medioambiental. En los presupuestos fallidos que elaboró en el otoño de 2018 correspondientes al año 2019. Sin embargo, entonces preveía que la subida de la fiscalidad al diésel generara una recaudación de 670 millones de euros.

placeholder Fuente: Ministerio de Hacienda.
Fuente: Ministerio de Hacienda.

Esto significa que el Gobierno prevé que la recaudación aumente un 25% menos que antes de la pandemia con esta medida impositiva: 170 millones menos. Fuentes del Gobierno explican que esta rebaja se justifica en la previsión de un menor consumo.

El principal factor a tener en cuenta es la pandemia del covid-19. Las restricciones a la movilidad y el aumento de las comunicaciones en remoto como el teletrabajo suponen una significativa reducción del consumo de hidrocarburos. A ello, además, hay que añadir la caída de la actividad económica (el PIB de 2021 se estima muy inferior al de 2019), que también hace mella sobre los desplazamientos en coche. En este sentido, cabe destacar previsiones como las que está haciendo las patronales turísticas, que incluso dan por perdido el próximo año a causa de la pandemia.

Foto: La M-30, en Madrid, durante el estado de alarma.

A lo anterior, además, hay que sumar la puesta en circulación de vehículos cada vez más eficientes y que utilizan combustibles alternativos la diésel. Sin embargo, la falta de confianza económica también retrasa la decisión de compra de nuevos automóviles, lo que hace que el parque automovilístico en circulación sea cada vez más antiguo. Una suma de factores que son un golpe directo contra la facturación de los grandes firmas petroleras, como Repsol, Cepsa, BP o Shell, ya de por sí lastradas por el bajo precio del crudo.

La caída de consumo de hidrocarburos, y por tanto la menor recaudación, se está notando con fuerza en este año. El gasto de gasóleos ha pasado de más de 2,8 millones de toneladas mensuales a principios de este año a caer hasta los 1,6 millones de toneladas en abril, según los datos de Cores. Y la situación no acaba de recuperarse dados los rebrotes de la segunda ola, que está obligando a levantar nuevas medidas restrictivas. Junio, julio y agosto, meses de elevados consumos por todo el turismo nacional e internacional, ha estado en 2,2 millones de toneladas mensuales.

Gasóleo Diésel Impuestos Pedro Sánchez
El redactor recomienda