El sector servicios sufre el mayor descalabro de las series históricas
  1. Economía
PMI DE GESTORES DE COMPRAS

El sector servicios sufre el mayor descalabro de las series históricas

El sector servicios sufrió en abril el peor registro de la serie histórica. Lo peor es que los gestores de compras son muy pesimistas para los próximos doce meses, según el PMI

Foto: Un resturante cerrado en Madrid. (Reuters)
Un resturante cerrado en Madrid. (Reuters)

Las restricciones impuestas por el estado de alarma a la actividad comercial han pasado factura en abril como nunca antes había sucedido. El índice PMI, que recoge información de los gestores de compra, y, por lo tanto, es un indicador adelantado de actividad, bajó desde el nivel 23,0, registrado en marzo, hasta tan solo 7,1 en abril, mostrando una contracción sin precedentes, considerable y generalizada de la actividad del sector servicios.

Es más, los nuevos pedidos en total no solo se contrajeron al ritmo más fuerte de la historia del estudio, sino que los procedentes del extranjero también cayeron a un ritmo récord de la serie, como sostiene el avance de los datos compilados por IHM Markit.

placeholder

Todos los subsectores cubiertos por el estudio registraron caídas importantes de la actividad comercial en comparación con marzo. Sin embargo, cabe destacar el mal comportamiento del subsector de hoteles y restaurantes y el de transportes y almacenamientos, que fueron de nuevo intensamente afectados y sufrieron las contracciones más pronunciadas de todas las categorías en abril.

Lo más preocupante, sin embargo, fueron las previsiones de los gestores de compras, que tienen que decidir ahora cuál es su estrategia de inversión para los próximos meses. Y lo que dice el PMI de servicios es que el pesimismo sobre el futuro se desplomó a un nuevo mínimo histórico, En concreto, más de dos tercios de las empresas encuestadas indicaron expectativas negativas para la actividad a lo largo de los próximos doce meses.

placeholder Miembros del Ejército pasean por la playa de Benidorm. (EFE)
Miembros del Ejército pasean por la playa de Benidorm. (EFE)

Los servicios, como se sabe, son el sector que más pesa en la economía, alrededor de dos terceras partes del PIB, lo que refleja su importancia desde el punto de vista macroeconómico.

Este desplome de la actividad, lógicamente, se ha trasladado al empleo, y aunque algunas empresas informaron de suspensiones temporales por causa de fuerza mayor (en medio de indicios de que las cargas de trabajo en general se han contraído a un ritmo récord), IHS Markit adelanta que “hubo informes generalizados de despidos definitivos”.

Presiones deflacionistas

De hecho, la caída neta de los niveles de personal fue la más fuerte en más de 20 años de recopilación de datos y “superó todo lo que hemos observado durante el pico de la crisis financiera mundial”. Como consecuencia de ello, sostiene el informe, las presiones deflacionistas se intensificaron en abril. Tanto los precios medios de compra como los precios medios de venta decrecieron al ritmo más intenso de más de once años.

Se estima que la economía se estaría contrayendo actualmente a una tasa trimestral de alrededor del 7%, por lo tanto, por encima del -5,2% registrado

La conclusión que sacan los analistas de IHS Markit es que teniendo en cuenta un posible cambio en la relación lineal tradicionalmente fuerte entre el Producto Interior Bruto (PIB) y los datos del PMI, se estima que la economía se estaría contrayendo actualmente a una tasa trimestral de alrededor del 7%, por lo tanto, por encima del -5,2% registrado en el primer trimestre del año. Es decir, anualizando esa tasa, alrededor de un 28% en el conjunto del año.

Los autores del acuerdo reconocen que, aunque es bastante impactante ese 7% de hundimiento del PIB, esa cifra “bien podría ser conservadora, ya que la profundidad de la desaceleración es indudablemente mayor que todo lo que hemos observado con anterioridad” De hecho, concluye, “la pérdida de empleo y el gran pesimismo imperante entre las empresas con respecto al futuro conducen a una preocupación notable sobre la posible intensidad de la reactivación”.

Sector servicios PIB
El redactor recomienda