La crisis del coronavirus

Funcas prevé que la tasa de paro alcance el 34% este trimestre incluyendo los ERTE

Calcula que el PIB de desplomará este trimestre un 18,6% respecto al nivel de actividad previo a la pandemia, y en 2021 todavía seguirá un 2% por debajo de las cifras de 2019

Foto: Imagen de una oficina de empleo en Barcelona. (Efe)
Imagen de una oficina de empleo en Barcelona. (Efe)

La tasa de paro, si se contabilizan también los ERTE (expedientes de regulación de temporal empleo), alcanzará el 34% de la población activa este trimestre, según las previsiones de Funcas. Significa esto que el número de parados y afectados por expedientes de regulación de empleo se duplicará respecto al nivel existente antes de la pandemia del coronavirus.

Los analistas de Funcas han revisado hoy su cuadro de previsiones macroeconómicas para ajustarlo a los últimos indicadores conocidos y a las previsiones sobre el impacto de la pandemia. Según sus cálculos, el PIB se hundirá un 18,6% este trimestre respecto al nivel existente antes de la crisis, un descenso nunca antes visto. Es la consecuencia del 'Gran Confinamiento' que han adoptado los países europeos para luchar contra el coronavirus.

En algunos sectores, la caída de la actividad será mucho más dramática, como es evidente si se tiene en cuenta que muchos están obligados a cerrar desde mediados de marzo. El mayor golpe se lo está llevando el turismo. Los datos de la coyuntura hotelera que publica mensualmente el INE muestran un desplome de la llegada de viajeros en marzo del 65% respecto al mismo mes del año anterior. Ante este escenario, Funcas prevé que la producción de la hostelería (alojamientos y restaurantes) se hunda un 58,3% en este segundo trimestre respecto a las cifras previas a la crisis (cuarto trimestre de 2019). Esto significa que apenas realizarán el 40% de su actividad habitual, básicamente gracias a los restaurantes que siguen abiertos por entregar comida a domicilio. Funcas prevé que el hundimiento de la hostelería se prolongará hasta final de año, de modo que en el cuarto trimestre seguirá un 20% por debajo de su nivel normal.

El sector primario y las administraciones públicas serán quienes mantengan el mismo nivel de actividad este año, e incluso puede ser superior. Por el contrario, la industria, la construcción y el resto de servicios excluida la hostelería seguirán en negativo hasta final de año.

En este contexto, el hundimiento del empleo será total, en especial a lo largo del trimestre actual. Funcas estima que la tasa de paro medida en términos de la EPA, ascenderá al 19,9% (una previsión más optimista que la de los principales organismos nacionales e internacionales). Si se incluye, además, los trabajadores afectados por ERTE, esta tasa de desempleo se elevaría hasta el 34%, una cifra nunca vista en España. Sirva como comparativa que, durante la Gran Recesión, la tasa de paro no superó el 27%. Eso sí, la diferencia es significativa, ya que este 14% que según Funcas estará afectado por ERTE, volverá a trabajar cuando se levanten las restricciones. De modo que se habrán conseguido evitar millones de despidos.

Una tasa de paro del 34% significa que habrá casi 8 millones de trabajadores afectados por el paro o por expedientes temporales a lo largo de este trimestre. Sería un incremento del 147% respecto al número de desempleados previos a la crisis. Si no se tienen en cuenta los trabajadores afectados por ERTE, el número de parados aumentará en 1,5 millones de personas (de estas, más de 800.000 ya perdieron el empleo en marzo).

[Así fue la destrucción de empleo por provincias y sectores en marzo]

De cara al cierre de año, Funcas prevé que el número de personas afectadas por ERTE se reduzca drásticamente, de modo que pasarían a ser menos de medio millón. Sin embargo, la tasa de desempleo seguirá aumentando y cerrará el año en el 20,5% de la población activa, esto es, algo más de 4,7 millones de personas sin empleo.

El escenario de recuperación que plantea Funcas está divido en dos fases muy bien diferenciadas. La primera se circunscribe al tercer trimestre del año, momento en el que se levantarán la mayor parte de las restricciones. En ese momento se producirá un salto de la producción que permitirá recuperar todo el terreno perdido en el segundo trimestre. Eso sí, el nivel de PIB se mantendrá en los niveles del primer trimestre, esto es, un 3,6% inferior al existente antes de la pandemia. A partir de ese momento, Funcas estima una recuperación muy lenta de la actividad, de modo que en al cierre de 2021 todavía no se habrá cerrado ni la mitad de esta brecha que quede después de este verano. Esto significa que la salida de la crisis será lenta (después de la subida inicial por el desconfinamiento) y estará sujeta a grandes incertidumbres.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios