El PP insta al Gobierno con una PNL

Cumbre en el sector del automóvil: plantean ya nuevos ERTE tras el estado de alarma

Las principales patronales del ramo se reúnen de urgencia en pleno descalabro de las matriculaciones para consensuar un plan de choque que presentarán en los próximos días al Gobierno

Foto: Interior de un concesionario. (EFE)
Interior de un concesionario. (EFE)
Adelantado en

La crisis del coronavirus está poniendo al límite el sector del automóvil, cuyas ventas se han hundido cerca del 90% tras decretarse el estado de alarma. Este mismo miércoles, las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y componentes (Sernauto) se han reunido de urgencia para abordar la difícil situación que atraviesan y buscar soluciones para reactivar un ramo que mueve más del 10% del PIB en España y emplea al 9% de la población activa.

Fuentes al tanto de esta reunión telemática señalan que se está intentando hacer un frente común y elaboran un plan conjunto que presentarán al Gobierno en los próximos días para abordar la crisis total que vive este mercado. Las mismas fuentes detallan que una de las cuestiones que se están estudiando es cómo poder implementar ajustes de plantilla a través de nuevos ERTE una vez finalice el estado de alarma.

Tanto los fabricantes como los vendedores son conscientes de que, tanto por razones sanitarias como por cuestiones de mercado, su actividad va a tardar mucho tiempo en recuperarse. Sin embargo, el Gobierno obligó a través del Real Decreto-ley 8/2020 a que todas aquellas empresas que se acogieran a un ERTE, que bonifica los pagos a la Seguridad Social y no consume derechos de paro de los empleados, no podrían despedir en los siguientes seis meses.

Ahora, las asociaciones de automovilísticas buscan fórmulas para poder acompasar la carga laboral al volumen de trabajo. Si bien piensan que las medidas impulsadas el pasado 17 de marzo van en la buena dirección, las ven insuficientes. En línea con lo anterior, el grupo parlamentario del Partido Popular en el Congreso de los Diputados ya ha hecho llegar una proposición no de ley (PNL) al Gobierno para que aborde los problemas del que consideran un "relevante sector de la economía".

En la propuesta registrada este martes, a la que ha tenido acceso El Confidencial, los diputados populares instan al Gobierno a poner en marcha "nuevas medidas en materia tributaria que ayuden a fabricantes de automóviles y componentes, concesionarios y talleres del sector a recuperar progresivamente su actividad y los ingresos necesarios para garantizar que el 100% de sus plantillas conserve su puesto durante los seis meses posteriores a la reanudación de la actividad tras el ERTE".

Fuentes del sector explican que necesita mecanismos de flexibilidad laboral similares a los propuestos durante el estado de alarma, ya que la bajada prevista de la actividad hace inasumible costear el 100% de la carga laboral acogida a los ERTE. Lo que están valorando ya es lanzar nuevos ERTE en su modalidad común, donde a diferencia de lo que ocurre actualmente la empresa tiene que asumir el pago de las cuotas a las Seguridad Social, que representan alrededor de un tercio del coste de cada trabajador.

Línea de montaje de vehículos. (EFE)
Línea de montaje de vehículos. (EFE)

Otra de las patronales del sector del automóvil más afectadas, Ganvam, afirmaba este miércoles que “en lugar de que todos los ERTE terminen cuando acabe el estado de alarma, sería bueno que se aceptara una reincorporación gradual del personal sometido a estos expedientes temporales, ajustándolo al ritmo de recuperación, precisamente para proteger a los trabajadores. De lo contrario, se convertirán en ERE por causas económicas. Y, desde luego, el aumento del desempleo aumentará también la desconfianza de los inversores y de los propios consumidores”.

Plan de choque

Además de las cuestiones laborales, el plan de choque que pondrán encima de la mesa del Gobierno las asociaciones automovilísticas contempla dos claras líneas de actuación. La primera será pedir al Ejecutivo que inste a la Comisión Europea a que elimine las sanciones vinculadas al nivel de emisiones de los coches del Corporate Average Fuel Emissions (CAFE), que con un mercado roto creen que lo único que genera es incertidumbre sobre fabricantes y vendedores.

La otra línea de actuación que consideran prioritaria para que se recupere este sector es incentivar el achatarramiento en las compras tanto de coches nuevos como de los usados. El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, destaca que los planes Pive se impulsaron tras la crisis de 2007 y 2008 y que ahora el sector necesita algo similar, pero no vinculado a tecnologías bajas en emisiones para favorecer el eléctrico, como sucedía antes de la crisis del coronavirus. Los últimos planes Moves lanzados desde el IDAE era subvenciones a la compra de coches eléctricos que a día de hoy son mucho más caros que los de combustión. Pérez subraya que el parón actual ha generado que se acumule un 'stock' de 200.000 vehículos a los que necesitan dar salida.

En la PNL firmada por Cayetana Álvarez de Toledo, Tristana Moraleja, Elena Castillo y Guillermo Mariscal, el PP insta al Gobierno a "poner en marcha un plan de choque de relanzamiento del sector de la automoción, que incluya medidas de estímulo a la demanda y recuperación de la producción, inversión y empleo. Este plan tendrá como objetivo final volver a situar las cifras de producción, demanda y empleo que siempre tuvo este sector, acelerando su recuperación y asegurando su preeminencia en Europa".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios