Proponen un gasto de 36.000 millones

La Generalitat presenta por obligación sus primeros Presupuestos con déficit cero

El gasto previsto en las cuentas que se han llevado hoy al Parlament para su tramitación suma 36.000 millones, de los que 2.000 millones serán destinados a inversión pública

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto a su vicepresidente, Pere Aragonés (i), durante la reunión del Govern. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto a su vicepresidente, Pere Aragonés (i), durante la reunión del Govern. (EFE)

La Generalitat ha presentado hoy ante el Parlament sus primeros presupuestos sin déficit. Lo hacen obligado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Así, no habrá déficit en el 2020, en unas cuentas que prevé un conjunto de gasto público de 36.000 millones, de los que 2.000 millones serán destinados a inversión pública. Son los primeros presupuestos que pueden ver la luz desde los de 2017, año en que la CUP condicionó la aprobación de las cuentas a que se celebrase el referéndum del 1-O.

El vicepresidente de Pere Aragonès ha entregado el ‘pen drive’ con las cuentas al presidente del Parlament Roger Torrent pero se ha negado a dar la tradicional rueda de prensa de presentación de las cuentas públicas que siempre había tenido lugar en la cámara catalana, en lo que responsables del departamento de Economía han calificado de “formato innovador”.

La Generalitat ha presentado unos impuestos que vienen marcados por un incremento del gasto muy importante, marcado por los tres años sin cuentas públicas y el aumento de la presión fiscal, como la subida del tramo autonómico del IRPF para las rentas altas y nuevos impuestos como la tasa medioambiental para las energéticas y empresas de telecos. El gasto sube un 27%, hasta los 36.000 millones antes mencionados, en comparación con los últimos presupuestos, que fueron los de 2017. Y los ingresos los hacen en un 13%, hasta los 28.817 millones, en buena parte por la puesta en marcha de estos nuevos impuestos. Los nuevos tributos aportarán 172,6 millones de euros.

Aunque la subida de los ingresos es menor que la de los gastos esto es posible gracias al apoyo financiero del Estado a través de los mecanismos financieros de liquidez para apoyar a las CCAA. Así, el total de la deuda se coloca ligeramente por encima de los 78.000 millones de euros, el 33% del PIB, pero mucho más que los ingresos. De manera que con mucha más deuda que en 2017, cuando solo se adeudaban 53.000 millones, el pago de intereses sigue controlado. En los Presupuestos del 2020 se prevé abonar en rentabilidad por este pasivo un total de 879 millones, solo un 10% más que en 2017.

Por departamentos, como siempre los que más gasto copan son Salut (9.716 millones), Educación (5.672 millones) y Treball i Afers Socials (3.411 millones). Solo Salut y Educación suponen el 57% del gasto.

Por departamentos, Jordi Puigneró se lleva el premio gordo: su conselleria de Políticas Digitales y aumenta el gasto previsto para 2020 en un 83%


Sin embargo, el departamento que más crece en términos absolutos es el Políticas Digitales y Administración Pública, que pasa de 75 a 139 millones. Un incremento del 85% en comparación con 2017. Este es el departamento que encabeza Jordi Puigneró, persona muy cercana Carles Puigdemont y al que el Gobierno español le ha aplicado el denominado 155 digital. El aumento medio del gasto por departamentos se sitúa en el 12%.

Presupuestos sociales

La Generalitat lleva meses destacando el carácter social de estos Presupuestos, aunque lo más social que tienen es existir, porque después de tres años sin cuentas todos los trabajadores del sector público o concertado estaban trabajando en unas condiciones de gran precariedad.

El gasto no financiero y no finalista alcanza la cifra de 27.512 millones de euros, con lo que aumenta un 12% en comparación con los últimos presupuestos aprobados.

La Generalitat presenta por obligación sus primeros Presupuestos con déficit cero

Buenas perspectivas económicas

En términos macro, los presupuestos de la Generalitat son optimistas y para nada se prevé una crisis económica. En 2020 el PIB crecerá un 1,9%, según las previsiones de las cuentas públicas y la tasa de paro será menor que la actual, se colocará en el 9,5%, con lo que seguirá descendiendo por tercer año consecutivo.

Con estas buenas perspectivas, Pere Aragonès ha hecho unos presupuestos con el viento a favor, ya que el actual sistema de financiación autonómica prevé más fondos cuanto mejor evolucione el cuadro macroeconómico. En la opinión pública hay la sensación de que los Presupuestos eran muy necesarios. Tanto que una decisión sin precedentes en política, la convocatoria de elecciones por parte de Quim Torra se aplazará hasta que se aprueben las cuentas.

Esto lo aprovechan los Presupuestos para gastar más en personal, con un aumento de casi un 20%, destinado a la partida de remuneraciones un total de 11.903 millones, si bien el colectivo de trabajadores públicos sufrió mucho los recortes de la crisis.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios