Adiós a la política de comisiones cero

¿Tu banco te cobra por la tarjeta de débito? Así puedes evitar pagar comisiones

Los grandes bancos ya han anunciado que comenzarán a cobrar comisiones a los clientes menos rentables en 2020, lo cual incluye, en muchos casos, el coste de mantener las tarjetas de débito

Foto: Una hucha en forma de cerdito. (Pixabay)
Una hucha en forma de cerdito. (Pixabay)

La política de comisiones cero toca a su fin en 2020. Los grandes bancos españoles han cortado el grifo a sus clientes menos rentables, con cobros no solo por la apertura de cuentas sino además por la emisión y el mantenimiento de las tarjetas de débito —el instrumento de pago más común en España después del efectivo— para quienes no reúnan una serie de condiciones. A ello habría que sumar otro porcentaje relacionado con el uso de cajeros de otras entidades.

Tal y como explica la organización de consumidores Facua, el Banco de España no determina generalmente un límite máximo de las comisiones que pueden cobrar las entidades financieras, por lo que estas tienen libertad absoluta para establecer sus gastos repercutibles. Por tanto, no tienen establecido ningún límite máximo salvo en aquellos casos en los cuales se establece por una disposición legal dicho límite como, por ejemplo, con la cancelación o amortización anticipada de un préstamo hipotecario o de un crédito al consumo.

Un estudio del comparador financiero HelpMyCash revela que los españoles pagan entre 20 y 40 euros por las comisiones de las tarjetas, si bien existen alternativas que permiten esquivar los gastos por este concepto.

Asegúrate de cumplir los requisitos

La mayoría de entidades exigen una serie de requisitos en virtud de los cuales es posible evitar las comisiones, tanto para la emisión y el uso de tarjetas como para operar con las cuentas asociadas. Los más comunes pasan por vincular los ingresos, domiciliar recibos, realizar movimientos con la tarjeta u operar a través de internet. Conocer estas cláusulas más concretamente es tan sencillo como preguntar al banco o buscar información a través de internet.

Por poner un ejemplo, desde el pasado 1 de enero, Santander no cobra a los usuarios de la Cuenta 123 por tarjetas siempre que tengan domiciliada la nómina o la pensión y tres recibos, además de usar este método de pago una vez al trimestre. Por su parte, los clientes del programa Por Ser Tú, de Bankia, que quieran seguir sin pagar comisiones en 2020 tendrán que realizar dos pagos con la tarjeta al mes, tener una póliza de seguro de riesgo de 135 euros al año o una posición de 30.000 euros en fondos de inversión, planes de pensiones o seguros de ahorro.

Negocia nuevas condiciones

Aunque parezca ciencia ficción, un as en la manga consiste en negociar nuevas condiciones con el banco "si contamos con un buen perfil". En otras palabras, si se acude a la oficina destacando puntos fuertes como clientes —la cantidad de años que se lleva en el banco, el patrimonio o la capacidad de pago en créditos, por ejemplo—, sería plausible conseguir que el banco accediera a negociar los costes que no interese pagar.

"Si a la entidad le interesa conservarnos, es muy probable que elimine dichas comisiones", explica HelpMyCash. Sin embargo, cabe la posibilidad de que esto no ocurra, en cuyo caso llega el momento de sopesar la idea de poner fin a la relación con la entidad.

Pásate a la banca 'online'

En caso de que el banco no brinde alternativas, siempre queda la opción de sustituir la entidad por una con mejores condiciones. Además de ahorrar las comisiones de las tarjetas, cambiar de banco puede beneficiar al cliente en otros aspectos. Así, por ejemplo, las cuentas digitales no suelen cobrar costes por la operativa básica y cuentan con otros aspectos positivos, como una mayor rentabilidad y transparencia, además de la posibilidad de ofrecer regalos o descuentos.

EVO Banco, Openbank, ING, Banco Mediolanum e imaginBank son algunos de los que no aplican comisiones por la emisión y el mantenimiento de las tarjetas de débito, según se determina en sus libros de tarifas.

Estas son algunas de las mejores cuentas nómina gratuitas que ofrece el mercado:

  • Cuenta nómina al 5% TAE de Bankinter.
  • Cuenta inteligente de EVO.
  • Cuenta nómina de ING.
  • Cuenta nómina de N26.
  • Cuenta clara nómina de Abanca.
  • Cuenta nómina Open de Openbank.
  • Cuenta_On Nómina de Bankia.
  • Cuenta Zero de Santander.

Estas son algunas de las mejores opciones para quienes no tienen nómina:

  • Cuenta 'online' sin comisiones de BBVA.
  • Cuenta no-nómina de Bankinter.
  • Cuenta sin nómina de ING.
  • Cuenta Smart de Santander.
  • Cuenta N26.
  • Cuenta Clara Abanca.
  • Cuenta corriente Open de Openbank.
  • Cuenta_On de Bankia.
Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios