Alerta del parón del comercio global

La pifia del FMI: actualiza su previsión de PIB para España con unos datos desfasados

Ha rebajado una décima su estimación de PIB, hasta el 2,2%, pero está obsoleta porque no tiene en cuenta la revisión de la serie que realizó el INE hace un mes

Foto: La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva (Efe)
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva (Efe)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado este martes su previsión de crecimiento para España y bien podría habérselo ahorrado. El organismo cerró su estimación en la primera mitad de septiembre, de modo que no incluye la revisión de la serie histórica realizada por el INE el pasado 16 de septiembre. Eso significa que el Fondo no ha tenido en cuenta los importantes cambios en los datos de contabilidad nacional de los dos primeros trimestres del año, por lo que toda su estimación ha nacido obsoleta. No vale nada. Y es importante tener en cuenta que siempre, a finales de septiembre e inicios de octubre, los institutos de estadística revisan los datos del segundo trimestre.

El organismo dirigido por Kristalina Georgieva ha rebajado en una décima su previsión de crecimiento para España en 2019, dejándola en el 2,2%, algo que contrasta con las revisiones más conservadoras de otros organismos. Ni siquiera el Gobierno mantiene una estimación tan alta, ya que prevé un avance del PIB del 2,1%. Es la consecuencia de realizar las previsiones sobre una base de crecimiento de los dos primeros trimestres del año que está desfasada. Esta actualización de las previsiones solo tiene una lectura parcial: el FMI valora en una décima del PIB el impacto de la incertidumbre política y económica sobre la economía española. Aunque faltarían una o dos décimas más de recorte si incorporara la serie actualizada de contabilidad nacional.

Como anunció Georgieva, el discurso del Fondo es que el mundo se está enfrentando a una “desaceleración sincronizada” que provocará que el PIB global crezca un 3%, su nivel más lento desde la crisis financiera. De cara a 2020 el organismo espera un ligero repunte del crecimiento hasta el 3,4% como consecuencia de la moderación de las tensiones comerciales. Esto significa que ha rebajado en dos décimas su previsión para 2019 y en una décima la de 2020.

La causa de esta ralentización no es otra que la guerra comercial, que ha añadido una elevada incertidumbre al entorno económico. El FMI ha recortado en apenas tres meses a menos de la mitad su previsión de crecimiento del comercio mundial: del 2,5% hasta el 1,1% actual. Este recorte condiciona todas las previsiones económicas de 2019, pero el Fondo confía en que llegue la cordura a la clase política y en 2020 se frene esta escalada proteccionista.

[La paradoja de Trump: los aranceles han disparado el déficit exterior]

En concreto, para el próximo año estima un avance del comercio mundial del 3,2%, todavía lejos del ritmo del 3,6% previo al recrudecimiento arancelario, pero muy superior al 1,1% previsto para este año. Eso sí, el Fondo advierte de que esta recuperación “no es extensible a todas las regiones y es precaria”. “Los riesgos a la baja sobre las previsiones son elevados”, alerta el FMI.

El FMI ha recortado en tres meses a menos de la mitad su previsión de crecimiento para el comercio mundial por la escalada de la guerra comercial

Prácticamente ningún país se libra de la rebaja en las previsiones de crecimiento. Estados Unidos es uno de los que sale peor parados, con una rebaja de dos décimas para este ejercicio como consecuencia del recrudecimiento de la guerra comercial con China. Sin embargo, el Fondo considera que es solo un bache temporal y ha elevado su estimación para 2020 en dos décimas, hasta el 2,1%.

En el caso de la eurozona, el recorte de previsiones es de una décima para este ejercicio y otras dos para 2020, hasta el 1,2% y el 1,4% respectivamente. El Fondo teme que la economía italiana estará completamente congelada este año (+0,0%) y que apenas avanzará un 0,5% en 2020. Tampoco Alemania acaba de repuntar: crecerá solo un 0,5% este año y un tímido 1,2% en 2020.

[La guerra comercial de EEUU y China tiene un perdedor: Europa]

España volverá a liderar el crecimiento de las grandes economías europeas. Le seguirá, de lejos, Francia, con un avance del 1,2%. También Reino Unido crecerá un 1,2%, aunque en su caso las estimaciones podrían ser muy volátiles si el Brexit se complica.

China también está sufriendo las consecuencias del recrudecimiento de la guerra comercial, que empieza a pasar factura a la demanda doméstica. El FMI ha recortado en una y dos décimas su previsión de crecimiento para 2019 y 2020 respectivamente. Esto significa que su economía se enfriará hasta el 6,1% este ejercicio y caerá hasta el 5,8% en 2020. Si se cumplen estas estimaciones será la primera vez que China crece menos de un 6% desde 1990.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios