POR THOMAS COOK Y RYANAIR

'Salvemos a Canarias': el sector turístico pide a Aena que incentive los vuelos a las islas

"Es el momento de que Aena y el Gobierno español den el do de pecho" para mantener la conectividad a las islas, sostiene la patronal turística Exceltur tras pedir una rebaja de tasas

Foto: El desplome de Thomas Cook llega en el peor momento para las Islas Canarias. (EFE)
El desplome de Thomas Cook llega en el peor momento para las Islas Canarias. (EFE)

La entrada en suspensión de pagos de Thomas Cook se produce en un momento especialmente delicado para las Islas Canarias. Las reservas hacia Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote o Fuerteventura han bajado ligeramente este año ante el auge de destinos más baratos como Turquía o Túnez o los síntomas de desaceleración en Alemania, una circunstancia a la que ahora se suma la caída del grupo de viajes más antiguo del mundo. Sin ir más lejos, el número de turistas internacionales se desplomó casi un 8% en julio respecto al mismo mes de 2018, con poco más de un millón de visitantes.

'Salvemos a Canarias': el sector turístico pide a Aena que incentive los vuelos a las islas

Eso sin contar con que Ryanair va a cerrar sus tres bases en Canarias porque son "deficitarias" durante el invierno, una decisión que calificó como irreversible. Pero la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) no pierde la esperanza y confía en que la 'low cost' cambie de opinión, sobre todo ahora que las aerolíneas de Thomas Cook van a dejar un hueco que otras compañías aéreas podrían cubrir. Las únicas que no se verán afectadas por los problemas financieros del turoperador son su filial alemana, Condor, y Thomas Cook Airlines Balearics, que continuarán operando con normalidad.

"Es una enorme oportunidad para que Ryanair se replantee su cierre de bases en Canarias", explica a este periódico José Luis Zoreda. El vicepresidente ejecutivo de Exceltur aboga por una "operación de salvamento del sector turístico canario" y pide ayuda tanto al Gobierno como a Aena, que este año repartió 1.000 millones de dividendo entre sus accionistas. ¿Qué puede hacer el gestor aeroportuario?

"El Gobierno español y Aena deben dar el do de pecho con medidas extraordinarias para salvar a Canarias"

La petición de la patronal turística consiste en una generosa rebaja de los costes operativos (-40%) para las aerolíneas que operan hacia Canarias, de manera que la conectividad a las islas no se vea mermada. Zoreda lo enmarca en una "gran apuesta de Estado" con la necesaria mediación del Gobierno, pues considera que ahora es momento de "dar el do de pecho con medidas extraordinarias" para evitar que las compañías aéreas abandonen ese mercado.

No obstante, las tasas aeroportuarias están reguladas y el margen para bajarlas es escaso. Es más, Aena ya estableció una modesta rebaja del 1,17% para 2020, una propuesta que siempre debe ser validada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Tampoco es posible subvencionar las aerolíneas (una práctica prohibida por la legislación europea), pero sí existe la opción de elevar los incentivos comerciales de cara a los próximos años, matizan fuentes de la industria aérea.

Según los datos remitidos por Aena, en la actualidad existen incentivos a las compañías aéreas por nueva ruta y/o por crecimiento de pasajeros en rutas de largo radio, en temporada baja o en aeropuertos con menos de tres millones de visitantes, con descuentos que oscilan entre un 25% y un 75%. También es posible solicitar una bonificación por conexión (-40%), estacionalidad (-20% en Ibiza, Mallorca y Menorca) o día valle (-50% en las Canarias). El gestor aeroportuario no aclara si tomará alguna medida extraordinaria para favorecer al mercado canario.

Thomas Cook es la tercera aerolínea por volumen de pasajeros hacia Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote, La Palma o El Hierro, por detrás de Binter Canarias o Ryanair y por delante de TUI, Vueling, Iberia, Norwegian o Air Europa. Su hundimiento es una noticia devastadora para el sector turístico de España, hacia donde trae a unos seis millones de turistas al año bien con sus propias aerolíneas o a través de acuerdos con terceros.

La conectividad aérea hacia Canarias es la prioridad número uno para las patronales españolas, pues su deterioro puede causar un efecto dominó en toda la industria turística. Máxime ahora que arranca la temporada alta, coincidiendo con la suspensión de pagos de un operador que jugaba un doble papel: distribución y transporte. En la misma línea se ha pronunciado la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que ha pedido al Gobierno que aumente la inversión en turismo y facilite ayudas para los hoteleros canarios en forma de incentivos fiscales y laborales.

Por su parte, la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca está "explorando posibilidades para instar al Gobierno central a adoptar medidas financieras que permitan la viabilidad de las empresas afectadas", pues el impacto del cese de actividad de Thomas Cook es de tal envergadura y el grado de exposición es tan alto que muchas de ellas ven seriamente comprometido su futuro.

A río revuelto, ganancia de pescadores

El turoperador alemán TUI será el gran beneficiado de la desaparición del turoperador inglés, o así lo ven los expertos. "La clave está en quién llenará el vacío de Thomas Cook, porque los clientes británicos seguirán contratando vacaciones. TUI es el obvio ganador, y estará tratando de cerrar contratos con los mejores clientes de su competidor", anticipa Ivar Yuste, socio de la consultora PHG Hotels & Resorts.

Thomas Cook ha dejado en tierra a 600.000 personas que en estos momentos disfrutan de sus vacaciones en el extranjero, lo que obliga a los gobiernos y a las compañías de seguros a coordinar una gran operación de repatriación. De esa cifra, 150.000 son británicos y otro porcentaje importante se corresponde con alemanes, daneses, noruegos, suecos o finlandeses, entre otras muchas nacionalidades.

"La turoperación es una mecánica de ventas de los años sesenta. No tiene cabida en la era de internet", zanja Yuste

El grupo británico, que ha sido incapaz de asegurar los 227 millones de euros que necesitaba para sobrevivir, debe más de 200 millones de euros a proveedores españoles. Entre ellos, se encuentran hoteles, aerolíneas, autobuses, empresas de 'rent a car', guías turísticos y un largo etcétera, precisa Exceltur. Los pequeños hoteles con gran dependencia de la turoperación son los que se llevan la peor parte, a diferencia de las cadenas hoteleras con una marca potente y con capacidad para llegar al cliente final a través de sus propios canales.

Thomas Cook ha entrado en suspensión de pagos. (EFE)
Thomas Cook ha entrado en suspensión de pagos. (EFE)

Habrá hoteles que se verán abocados a cambiar de manos, lo que abre la puerta a los grupos hoteleros con mayor pulmón financiero. Yuste cree que la turoperación acabará desapareciendo porque "es una mecánica de los años sesenta y no tiene cabida en la era de internet". Además, es una comercialización cara tanto para los intermediarios como para los hoteleros, porque la mayoría de las ventas se efectúa desde las tiendas físicas, con todos los recursos que ello requiere.

¿Qué ha hecho mal Thomas Cook? A pesar de que dos tercios de sus ventas ya eran 'online', los directivos del sector turístico consideran que no se ha adaptado lo suficientemente rápido a la era digital. La consecuencia es que plataformas de referencia como Booking lo han adelantado por la derecha, sin contar con el trasvase de clientes a los apartamentos turísticos de Airbnb.

[Qué hacer ante la quiebra de Thomas Cook: todos los escenarios posibles si estás afectado]

Las autoridades de nuestro país ya se han puesto manos a la obra para paliar los efectos de la caída de Thomas Cook. El Ministerio de Turismo ha convocado una reunión de urgencia con las comunidades autónomas y los representantes del sector turístico, si bien la ministra Reyes Maroto intentó tranquilizar a los turistas 'atrapados' en hoteles españoles este lunes, al garantizarles que podrán volver a sus casas. Cosa distinta es el devenir de la industria en Canarias, donde la turoperación tiene un peso superior al 60%.

UGT ve en peligro más de 13.000 empleos de hostelería en Canarias, una cifra que equivale al 10% de todos los trabajadores de ese sector en las islas. Por no mencionar los más de 22.000 empleados de Thomas Cook en 16 países, de los cuales 2.500 se concentran en España. La gran mayoría de la plantilla se quedará sin trabajo, a menos que los hoteles en manos del turoperador sean adquiridos por empresas de la competencia y estas decidan subrogar al personal.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios