SEGÚN EXCELTUR

Los hoteles españoles se exponen a perder 200 millones por la caída de Thomas Cook

Centenares de hoteles españoles tienen cuentas pendientes de cobro, correspondientes a la temporada de verano. La mayoría de ellos se concentra en las islas Canarias y Baleares

Foto: El turoperador Thomas Cook ha entrado en suspensión de pagos. (EFE)
El turoperador Thomas Cook ha entrado en suspensión de pagos. (EFE)

La lista de acreedores de Thomas Cook va mucho más allá de los hoteles: aerolíneas, autobuses, firmas de 'rent a car', empresas organizadoras de excursiones... La patronal turística Exceltur estima que el turoperador británico debe más de 200 millones de euros a empresas españolas, de las cuales un 65% corresponde al sector hotelero.

Los hoteles españoles se exponen a perder 200 millones por la caída de Thomas Cook

Y es que los proveedores españoles de Thomas Cook tienen cuentas pendientes de cobro, todas ellas correspondientes a la temporada de verano. "Eso no significa que vayan a perderlo todo. Confiamos en que haya una parte que puedan recuperar, todo depende de la quita y de la capacidad de la empresa para pagar las deudas", explica a este periódico José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur. El turoperador británico se declaró este lunes en suspensión de pagos al no poder asegurar los 227 millones de euros que necesitaba para garantizar su supervivencia. La empresa ha dejado a 600.000 turistas en tierra, a la espera de ser repatriados.

La patronal cifra en "centenares" el número de hoteles que pueden quedarse sin cobrar tras haber prestado los servicios, muchos de los cuales se concentran en Baleares y Canarias. Los propietarios de los alojamientos suelen firmar acuerdos con los turoperadores y pasan las facturas en agosto, el mes más activo del año. Hay un mínimo de 200 hoteles afectados, en el mejor de los casos.

"Esto es bastante más serio que un Brexit duro", expresa Zoreda en referencia a la suspensión de pagos de Thomas Cook. La peor parte es para los hoteles independientes con mayor dependencia de los turoperadores, pues ahora deberán buscar otras vías para llegar al cliente final. No obstante, la industria turística confía en que otros operadores ocupen el hueco que va a dejar el grupo de viajes más antiguo del mundo.

El turismo de sol y playa está en alerta, sobre todo porque Thomas Cook enviaba unos cuatro millones de turistas a las costas españolas a través de sus propias aerolíneas cada año. Más de la mitad de esa cifra va a parar a Canarias, que depende de la turoperación en un porcentaje superior al 60% y arranca su temporada alta en breves.

Una playa de Benidorm. (EFE)
Una playa de Benidorm. (EFE)

Eso sin contar con los acuerdos firmados con terceros. Exceltur calcula que unos seis millones de turistas internacionales llegan a España cada año gracias al turoperador británico, muchos de ellos procedentes de Alemania, países nórdicos y, sobre todo, Reino Unido.

"En estas situaciones se ilustra la enorme dependencia que los hoteles vacacionales siguen teniendo de los turoperadores. Un hotel que viva exclusivamente de este canal puede sufrir daños irreparables porque no tendrá forma de sustituir a los clientes que va a perder de una temporada completa al mismo nivel de precio", sostiene Ivar Yuste, socio de la consultora PHG Hotels & Resorts, en referencia a los resorts de tres y cuatro estrellas en Baleares, Canarias y la Costa del Sol.

Y va más allá. "Hay hoteles independientes en Canarias que dependen completamente de Thomas Cook, con contratos garantizados para la mayor parte del hotel. Puede haber propietarios que se encuentren en una situación financiera muy complicada. Habrá hoteles que tengan que cambiar de manos, lo que abre la puerta a los grupos hoteleros con mayor pulmón financiero", concluye Yuste.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios