CONTRA LA DEUDA Y EL PRECIO DE LA VIVIENDA

Noruega vuelve a subir los tipos pero empieza a dudar de su papel de 'contrarian'

Mientras el resto de grandes bancos centrales se disponen a flexibilizar (aún más) sus políticas monetarias, Noruega sigue nadando a contracorriente. Eso sí, empieza a dudar de su posición

Foto: Vistas de Oslo. (Reuters)
Vistas de Oslo. (Reuters)

El salmón noruego sigue nadando a contracorriente. Tras las alzas del pasado junio, el banco central del país escandinavo, también conocido como Norges Bank, ha vuelto a elevar este jueves los tipos de interés de referencia en 25 puntos básicos, situándolos asimismo en un 1,5% (el tipo de depósito se ha mantenido en el 0,5% y el de facilitad de depósito continuará en el 2,5%). Una decisión que contrasta con las tomadas en los últimos días por algunos de los bancos centrales más importantes del mundo, que están rebajando el precio del dinero para capear la incertidumbre macroeconómica.

El país escandinavo ha subido el precio del dinero bajo el argumento de que la inflación ya se encuentra en los objetivos y que el crecimiento continúa siendo sólido. "Un tipo de interés más alto también mitiga el riesgo de una nueva aceleración en el crecimiento de la deuda y de la inflación en los precios de la vivienda", ha matizado el banco central en el comunicado. No obstante, si bien hasta hoy Noruega había estado subiendo los tipos de interés para evitar el sobrecalentamiento económico, ahora Norges Bank cambia el tono en su última comunicación de política monetaria.

"Al mismo tiempo, los tipos de interés extranjeros están muy bajos y hay una incertidumbre considerable en cuanto a las perspectivas de crecimiento global", ha avisado Norges Bank en el comunicado. "Esto sugiere adoptar una actitud más cauta en cuanto a la fijación de los tipos de interés". Y es que la institución también percibe que un mercado laboral menos ajustado que las expectativas que esta tenía en junio, así como una divisa más débil de lo inicialmente previsto (que justo tras el anuncio ha sufrido un brote de volatilidad frente al euro, . Tras la decisión del banco central de Noruega de este jueves, la bolsa de Oslo cotiza con una caída del 0,11%.

Justo el miércoles, la Reserva Federal —banco central de referencia entre las principales economías— volvió a bajar los tipos de interés en EEUU, hasta dejarlos en una horquilla del 1,75%-2%. Esta decisión estuvo dentro de lo esperado por el mercado, pero el mapa de puntos (las previsiones cuantitativas de los miembros del FOMC) apuntaba a que el precio del dinero se mantendría sin cambios en 2020 (pese a que algunos de los miembros todavía ven espacio para otro recorte más en 2019, como también prevén los futuros del mercado recogidos por Bloomberg).El presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, sigue reiterando que la potencia norteamericana no está viviendo una ronda de bajadas de tipos, sino que ajustes puntuales de política monetaria.

Todo esto después de que la semana pasada el Banco Central Europeo rebajase los tipos de interés de la facilidad de depósito (ahora en el -0,5%), relanzase la expansión cuantitativa (QE) y anunciase nuevas facilidades para los bancos. Los tipos de interés de referencia en la Eurozona se sitúan en el 0%, en un momento en el que la falta de munición monetaria aboca a los países europeos a valerse de los estímulos fiscales de cara a una posible crisis.

A su vez, el Banco de Japón ha mantenido este jueves los mínimos históricos de su política monetaria, en línea con lo esperado. Y ya para rematar la ronda de bancos centrales, el Banco de Inglaterra anunciará este jueves las decisiones tomadas en la que ha sido su última reunión de política monetaria antes de un posible Brexit duro.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios