tras el ataque a la petrolera saudí Aramco

El petróleo se dispara: ¿Qué ha pasado y cómo puede a afectar a España?

España es uno de los países con mayor dependencia energética: importa tres cuartas partes de la energía que consume, principalmente gas y petróleo

Foto: Fuego y humo en la fábrica de Aramco en Arabia Saudí en una imagen de redes sociales (Reuters)
Fuego y humo en la fábrica de Aramco en Arabia Saudí en una imagen de redes sociales (Reuters)

Los mercados han amanecido agitados esta madrugada. Un ataque este fin de semana a la infraestructura de la petrolera saudí Aramco ha avivado el temor a una disrupción seria del suministro de crudo en el mercado. Esto es lo que debes saber.

¿Por qué todo el mundo habla hoy del petróleo?

Un ataque con drones sobre Abqaiq, un centro de procesamiento de petróleo de Arabia Saudí, el pasado sábado obligó a paralizar la mitad de la producción del país. 5,7 millones de barriles diarios dejaron de llegar al mercado. Teniendo en cuenta que cada día se extraen 101,06 millones de barriles, el corte afecta al 5,6% del suministro global.

¿Eso es mucho?

Que un 5,6% de la producción de petróleo desaparezca del mercado, aunque sea temporalmente, supone un 'shock' importante. Nunca antes se habían retirado del suministro habitual esa cantidad de barriles. Ni tan siquiera en la revolución iraní de finales de los 70, cuando se perdieron 5,6 millones de barriles diarios. Cuando los mercados de materias primas han abierto esta madrugada, el petróleo del Mar del Norte, el Brent, ha llegado a dispararse un 20%, hasta 71,95 dólares el barril. Y aunque después se ha moderado la subida, los precios siguen muy por encima del cierre del viernes. El Brent cotiza ahora en el entorno de los 68 dólares el barril y el WTI, la referencia en EEUU, en 61 dólares por barril, una subida del 13% y del 11%, respectivamente.

¿Cuán grave es la situación?

Depende. A corto plazo hay que ver cuánto tiempo tarda Arabia Saudí en recuperar la plena producción. Fuentes oficiales están filtrando a la prensa internacional que podría ser cuestión de semanas, pero otras admiten que es muy pronto todavía para saberlo. Cuanto más se alargue, más tensionado estará el mercado y los precios seguirán altos. Pero hay algún atenuante que puede ayudar a mitigar el golpe. Para empezar, el ministro de Energía de Arabia Saudí, Abdulaziz bin Salman, dijo que parte de la producción perdida se cubrirá con sus propios inventarios.

Por otra parte, EEUU ya ha mostrado su predisposición a liberar sus reservas estratégicas de crudo para capear el golpe. A ello hay que sumar los cerca de dos millones de barriles diarios de capacidad de producción no utilizada de los miembros del cartel de la OPEP. Si estos se deciden a activarlos, también pueden ayudar a mitigar el shock. Además, hay que tener en cuenta que los 5,7 millones de barriles diarios de hoy suponen un porcentaje mucho más bajo de la producción mundial que, por ejemplo, los 5,6 millones de barriles que se dejaron de producir en 1978 por la revolución iraní. En 1979 se extraían diariamente unos 63 millones de barriles al día.

¿Entonces esto es temporal?

No tan rápido. Aunque el ataque ha sido reivindicado por guerrillas yemeníes, estas cuentan con el respaldo estratégico de Irán. Y desde EEUU ya se está acusando a Teherán de ser el responsable del ataque. El incidente del sábado eleva de nuevo la tensión geopolítica en una zona, Oriente Próximo, ya tensa de por sí. Además, tampoco se pueden descartar nuevos ataques a las instalaciones de Arabia Saudí o que la escalada entre EEUU e Irán deje de ser retórica.

Cualquier enfrentamiento armado en la región empujará al alza los precios del petróleo. La consultora Eurasia, especializada en riesgo geopolítico, publicaba este fin de semana un informe en el que no descartaba que el mercado asignase una prima de 10 dólares por barril para compensar esa incertidumbre.

¿Cómo afecta a España?

La respuesta corta es que muy mal. Para empezar con la larga hay que tener en cuenta que el déficit comercial energético español ronda los 25.000 millones de euros anuales. Según los datos de la Agencia Internacional de la Energía, España es uno de los países con mayor dependencia energética: importa tres cuartas partes de la energía que consume, principalmente gas y petróleo. Se trata de una variable tan sensible que el Gobierno la desglosa en el informe que envía periódicamente a la UE con sus previsiones a tres años y hace un proyección sobre su impacto en el PIB.

En la actualización remitida en abril, el Ejecutivo calculaba el impacto de una subida gradual de 10 dólares el barril durante un año y que se mantuviese en ese nivel durante 4 años. Esto tendría un impacto de una décima de PIB en 2019, tres décimas en 2020 y cuatro décimas en 2021 y 2022. Pero esto no quiere decir que la subida de hoy vaya a tener ese impacto. Para empezar, se trata de precios medios durante el año. Las subidas de un par de días, si no se mantienen en el tiempo, tienen un impacto limitado en esa cifra media. Además, desde que el Gobierno envió el informe en abril, los precios del crudo habían bajado. De hecho, con el repunte de hoy, el petróleo se sitúa en los precios de entonces. Pero eso también quiere decir -si los precios se mantienen en estos niveles- que el efecto positivo de la bajada del petróleo quedaría anulado.

De momento, el Ibex 35 recibe las noticias con bajadas del 0,4%. El valor más castigado es el grupo de aerolíneas IAG -muy sensible a los precios del combustible-, con caídas del 2,8%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios