guerra comercial

China corta el 'toma y daca' arancelario con EEUU y se ofrece a negociar

China tiene un amplio margen para represalias, pero creemos que la cuestión que debe ser discutida ahora es quitar las nuevas tarifas para prevenir la escalada en la guerra comercial

Foto: Fotografía de archivo de los encuentros entre China y EEUU (Reuters)
Fotografía de archivo de los encuentros entre China y EEUU (Reuters)

China ha asegurado que no tomará acciones inmediatas contra el último aumento de los aranceles anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la semana pasada y ha insistido en la necesidad de sentarse a negociar la manera en la que acabar con esta escalada en la guerra comercial que están llevando a cabo las dos mayores economías del mundo.

"China tiene un amplio margen para represalias, pero creemos que la cuestión que debe ser discutida ahora es quitar las nuevas tarifas para prevenir la escalada en la guerra comercial", ha afirmado un portavoz del Ministerio de Comercio del país. En este sentido, Gao Feng ha explicado que representantes de ambos países han mantenido una "comunicación efectiva" sobre la posibilidad de retomar las negociaciones presenciales en septiembre.

"En este momento, lo más importante es crear las condiciones necesarias para que ambas partes continúen las negociaciones", señaló el portavoz. "China cree que si el equipo (negociador) chino va a Estados Unidos para negociar, ambas partes deberían trabajar juntas y crear condiciones para promover el progreso en las consultas".

Estas declaraciones vienen después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, asegurase este lunes que la nueva ronda de negociaciones podría comenzar "muy pronto", y no descartó retrasar o cancelar los últimos aranceles anunciados para productos chinos al considerar que las tratativas serán "más significativas de las que ha habido hasta ahora".

Hoy, Gao reiteró que China "se opone firmemente a un recrudecimiento de la guerra comercial y está dispuesta a resolver el problema mediante consultas y cooperación con una actitud tranquila". El portavoz de Comercio reclamó que se levanten los últimos aranceles anunciados el pasado viernes por Washington.

El Gobierno estadounidense indicó entonces que aumentaría los aranceles del 25 al 30% a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares a partir del 1 de octubre, y del 10 al 15 % a aquellos por valor de 300.000 millones de dólares desde el 1 de septiembre.

Este incremento respondió a su vez al anuncio de Pekín, el mismo viernes, de incrementar del 5 al 10% los aranceles a productos procedentes del país americano por valor de 75.000 millones de dólares.

Desde marzo de 2018, China y Estados Unidos están enzarzadas en una guerra comercial que ha sacudido buena parte del comercio mundial, y que tiene ramificaciones también en otros planos, como el tecnológico o el diplomático.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios