España contiene la desaceleración: el PIB vuelve a crecer un 0,6% gracias al consumo
  1. Economía
En el tercer trimestre

España contiene la desaceleración: el PIB vuelve a crecer un 0,6% gracias al consumo

El ritmo interanual del PIB se estabiliza en el 2,5% interanual tras la revisión a la baja de los datos del inicio de año. La recuperación del consumo compensa la caída de las importaciones

placeholder Foto: Turistas toman el sol en la playa de Ereaga, Getxo (Efe)
Turistas toman el sol en la playa de Ereaga, Getxo (Efe)

A pesar de los malos augurios (y de los pobres datos económicos que se han publicado en los últimos meses) España consiguió mantener a raya la desaceleración en los meses de verano. El PIB creció un 0,6% en el tercer trimestre, de modo que igualó el ritmo marcado desde el inicio del año, después de que el INE revisara a la baja los datos del primer trimestre tras el cambio de Gobierno. Esto permite estabilizar el ritmo interanual de la economía española en el 2,5%, tasa idéntica a la del segundo trimestre, según el dato adelantado por el instituto de estadística.

La mejor noticia que dejan los datos del PIB es la recuperación del consumo de los hogares, que volvió a crecer un 0,6% después de frenarse hasta el 0,1% en el trimestre anterior. Datos que muestran que la confianza de los hogares sigue siendo alta a pesar de las señales de desaceleración que se vivieron durante esos meses. Por el contrario, la mala noticia corrió a cargo de las exportaciones, que sufrieron una caída del 1,8%, la peor caída desde el año 2009 tras el estallido de Lehman Brothers. Un frenazo inesperado que refleja el impacto de la economía internacional en España. La consecuencia fue que la demanda externa restó cinco décimas al crecimiento del PIB, dato que se compensó con la aportación de tres puntos completos de la demanda interna.

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE)

También creció el consumo de las administraciones públicas, en buena medida como consecuencia de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado al inicio de julio. En total, el gasto final de las AAPP creció un 0,8% trimestral y el ritmo interanual aceleró hasta el 2,1%, lo que sirvió para apuntalar la demanda doméstica.

[El Gobierno de Italia tenía razón: el país se encuentra al borde de la recesión]

La construcción y los servicios volvieron a tirar de la economía mientras se acumulan más malos datos en el sector industrial. La construcción creció un 1,4% entre julio y septiembre y se mantiene como la actividad más dinámica, con un ritmo de expansión que supera el 7% interanual. Por su parte, el sector servicios avanzó un 0,9% impulsado por el comercio y la hostelería en los meses de verano.

La industria, por el contrario, sigue dejando malas noticias, lastrada por la desaceleración de la demanda exterior. En concreto, el sector experimentó una caída del 0,5% en los meses de verano. La consecuencia es que el ritmo de expansión de la industria se frenó hasta el 1,3% interanual y ya crece por debajo del 2%, algo que no se había visto en toda la fase de la recuperación.

PIB Economía Macroeconomía
El redactor recomienda