Avanza en las negociaciones con Podemos

El PSOE acepta subir las pensiones con el IPC y provoca la división del Pacto de Toledo

Los socialistas se acercan a la propuesta de Unidos Podemos de mantener siempre el poder adquisitivo de las pensiones, lo que ha disparado las críticas del bloque de derechas

Foto: Manifestación de pensionistas en el Congreso (Efe)
Manifestación de pensionistas en el Congreso (Efe)

El Pacto de Toledo ha dado esta semana un giro importante respecto a las reuniones de las últimas semanas. El PSOE ha virado su posición y ahora está más próximo a la propuesta inicial de Unidos Podemos que exigía mantener en todos los casos el poder adquisitivo de las pensiones, cuando no mejorarlo. En los dos últimos días se produjeron intensas negociaciones entre las dos formaciones que están cerca de fructificar en un acuerdo para revalorizar las prestaciones con el IPC en todos los casos. También cuando haya recesión, algo que el bloque de derechas no ve con buenos ojos.

De esta forma, el PSOE se aleja de la propuesta inicial que elaboró Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT, y se acerca a la postura del bloque de izquierdas, liderado por Unidos Podemos y ERC. Un giro que ha generado una fuerte división en el seno del Pacto de Toledo que hace unas semanas confiaba en tener un acuerdo próximo. Ahora, este bloque tratará de conseguir un acuerdo que garantice el poder adquisitivo de los pensionistas en todos los casos, concesión que no ve con buenos ojos el PP ni Ciudadanos.

Este giro del PSOE desencadenó la respuesta de la oposición que ha presentado una redacción alternativa a la recomendación segunda del Pacto de Toledo, que es la que trata sobre la revalorización de las pensiones. Los distintos grupos optaron por cancelar la reunión del Pacto que debería haberse producido este miércoles, para estudiar esta nueva propuesta.

[El Gobierno asume que no acabará con el déficit de la Seguridad Social antes de 2022]

Al tiempo que se producía esta fragmentación en el seno del Pacto de Toledo, los pensionistas se congregaban ante el Congreso de los Diputados para retomar las protestas por unas pensiones dignas. La diferencia respecto a anteriores convocatorias es que las críticas de los jubilados se dirigen ahora al Gobierno de Pedro Sánchez. Para el Ejecutivo, no es sencillo gestionar la protesta de los mayores, máxime cuando se convirtió en su principal reivindicación durante los últimos meses en la oposición. Las protestas presionan al PSOE para alcanzar un acuerdo lo antes posible. Este 'giro' hacia la izquierda servirá para calmar los ánimos en la calle, pero complica que se pueda alcanzar un gran acuerdo en el Pacto de Toledo.

Se traerá una ley al Congreso de acuerdo con las recomendaciones del Pacto de Toledo y del diálogo social

Unidos Podemos ya acordó con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, recuperar la revalorización de las pensiones con el IPC. Lo pactaron en el inicio de las negociaciones para los Presupuestos de 2019, aunque no acordaron cómo se haría. En cualquier caso, este movimiento hacia la izquierda del PSOE encaja con un acercamiento hacia las exigencias de Unidos Podemos en materia de gasto social.

Por su parte, la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha anunciado que no tomará ninguna medida unilateral de espaldas al Pacto de Toledo y al diálogo social. "No pida usted al Gobierno que haga de manera unilateral una ley, como hizo el anterior Gobierno. Se traerá una ley de acuerdo con las recomendaciones del Pacto de Toledo y del diálogo social", ha asegurado la ministra durante la sesión de control al Gobierno al ser preguntada por la portavoz de Unidos Podemos en el Pacto de Toledo, Yolanda Díaz.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios