del 24 de agosto al 3 de septiembre

Los vigilantes de Barajas desconvocan los paros tras alcanzar un acuerdo 'in extremis'

Alternativa Sindical ha suspendido la huelga prevista desde mañana. Ilunion Seguridad se ha comprometido a pagar los pluses que adeuda, evitando así que se repitan las escenas de El Prat

Foto: La huelga estaba programada en plena operación salida para muchos españoles. (EFE)
La huelga estaba programada en plena operación salida para muchos españoles. (EFE)

Tras diez días de negociaciones, los vigilantes de Barajas y la empresa subcontratada por Aena han firmado la paz. Alternativa Sindical (AS) acaba de suspender la huelga en los controles de pasajeros justo un día antes de que empiece, pues Ilunion Seguridad se ha comprometido a pagar los pluses que adeuda a finales de este mes. Los paros estaban convocados del 24 de agosto al 3 de septiembre en turno de mañana (de 5 a 14 horas), en plena operación salida para muchas personas que han programado sus vacaciones en septiembre.

Las partes han alcanzado un acuerdo este jueves en el Instituto Laboral de Madrid, con un reconocimiento del plus aeropuerto (120 euros al mes), complemento de radioscopia aeroportuaria (192 euros) y plus de rotación (97 euros). La suspensión de la huelga tanto en Madrid como en Las Palmas, donde estaba prevista a partir del 2 de septiembre, evitará que se repitan las escenas del verano pasado en Barcelona-El Prat y da un respiro a más de 800.000 pasajeros que tenían previsto viajar a finales de agosto, el mes de mayor tráfico aéreo de todo el año. Barajas es el primer aeropuero por volumen de pasajeros.

La subcontrata de Aena ha sufrido su primer conflicto laboral apenas un mes después de empezar a operar en Barajas, pues se llevó el lote más importante de este aeropuerto (58,2 millones, inspección de pasajeros) en una puja a la que no se presentaron gigantes de la talla de Prosegur o Securitas al considerar que el importe de licitación era "a todas luces insuficiente" para asumir las mejoras salariales fijadas por el Ministerio de Fomento.

De hecho, el exministro Íñigo de la Serna puso en marcha un grupo de trabajo para abordar las precarias condiciones laborales de los vigilantes en los aeropuertos a raíz de las movilizaciones en El Prat, un conflicto que se prolongó durante más de un mes y dejó a miles de pasajeros atrapados en colas de hasta una hora. La empresa involucrada en aquella ocasión, Eulen, salió escarmentada: no se ha presentado al nuevo concurso de Aena en los lotes más importantes.

Según AS, Ilunion Seguridad también se ha comprometido a reconocer el disfrute de la vacaciones ya concedidas por la anterior empresa subcontratada, negociar un plus variable vinculado al cumplimiento de objetivos, aumentar la plantilla, impartir cursos para que todos los vigilantes puedan cobrar el plus de rotación y alcanzar acuerdos en materia de paridad y conciliación.

Por su parte, la empresa concesionaria se ha mostrado satisfecha en un comunicado. "Hemos mostrado la mayor de las disposiciones para evitar perjuicios a los usuarios del aeropuerto Madrid-Barajas (...) Ilunion Seguridad es absolutamente escrupulosa y respetuosa con los derechos tanto de sus trabajadores como de terceras personas".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios