Consigue su primer acuerdo mayoritario en el Congreso

Primera victoria del Gobierno: el Pacto de Toledo acepta subir las pensiones con el IPC

Esta era la exigencia de los socialistas para continuar con el resto de las recomendaciones del pacto. Todavía está en el aire decidir cómo será la revalorización en épocas de recesión

Foto: Manifestación de pensionistas.
Manifestación de pensionistas.

El cambio de Gobierno ha terminado por dar el impulso definitivo a la comisión del Pacto de Toledo. Los grupos retomaban este martes el calendario de reuniones después de que se paralizara por la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado y se ha cerrado con un importante avance. La mayoría de los grupos aceptan ya la revalorización de las pensiones vinculada al IPC para no perder poder adquisitivo. De esta forma, el Ejecutivo consigue sacar adelante su primera línea roja, que era mantener el poder de compra de los pensionistas a lo largo de toda su vida.

Se trata de la primera victoria parlamentaria del Gobierno de Pedro Sánchez tras la moción de censura. En concreto, los grupos han acordado mantener el IPC como índice para revalorizar anualmente las pensiones. Además, los socialistas han conseguido dejar la puerta abierta a una subida superior en los años de gran crecimiento económico, empleando para ello los indicadores que decidan los agentes sociales en la mesa de pensiones. Con este acuerdo, el Gobierno consigue hacer un guiño a sindicatos y la patronal para retomar lo antes posible el diálogo social en materia de Seguridad Social.

El acuerdo de revalorización, que se incluye en la segunda recomendación del Pacto de Toledo, todavía no está cerrado definitivamente. Los grupos no han conseguido llegar a un acuerdo respecto a la revalorización que tiene que aplicarse en los años de recesión. La propuesta que lanzó el portavoz del PDeCAT en la comisión, Carles Campuzano, es que en estos periodos de crisis solo suban las pensiones más bajas. El Partido Popular y Ciudadanos respalda esta opinión, pero tanto el PSOE como Unidos Podemos se mantienen firmes en el IPC todos los años y para todos.

[Valerio, una funcionaria de la Seguridad Social para reformar las pensiones]

PSOE, Unidos Podemos y Esquerra Republicana no comparten la distinción de renta y se aferran a la inflación. Todos ellos exigen que no haya distinción entre pensionistas en la revisión de recomendaciones, si bien los socialistas remiten a los acuerdos que vaya a alcanzar el Gobierno con las organizaciones sindicales y patronal en la mesa de pensiones.

Como adelantó este diario, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, liderado por Magdalena Valerio, se negaba a aceptar una revalorización de las pensiones que no garantizase el poder adquisitivo. El Partido Popular, finalmente, ha cedido en su exigencia inicial, que era mantener el índice de revalorización de las pensiones (IRP). Ha sido necesario que saliera del Gobierno para que ahora permita que todos los pensionistas mantengan su poder adquisitivo. Eso sí, este acuerdo aumenta la presión sobre las debilitadas cuentas de la Seguridad Social que tendrá que cuadrar el nuevo Ejecutivo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios