¿Qué quiere hacer el partido?

El lío de Ciudadanos con el impuesto de sucesiones: ¿armonizarlo o suprimirlo?

La formación ha lanzado mensajes equívocos sobre lo que quiere hacer con el tributo. Una cosa sí ha dejado clara: quiere que las clases trabajadoras no paguen nada

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

Los impuestos cedidos a las comunidades autónomas son uno de los temas más espinosos para los partidos políticos de ámbito nacional. Lo que en una región se entiende como "competencia fiscal", en otra se entiende como 'dumping', lo que dificulta mucho el discurso de los partidos para no entrar en contradicciones en los diferentes territorios. Esta semana Ciudadanos ha caído en la 'trampa' de este juego de los tributos autonómicos con una figura concreta, el impuesto de sucesiones, que grava las herencias.

Ciudadanos Andalucía se desmarcó esta semana de las tesis del partido con una propuesta en el Parlamento de la comunidad autónoma en la que proponía "armonizar" este tributo entre las diferentes regiones. Andalucía es una de las comunidades que soporta una mayor carga impositiva debido a que su recaudación es menor, por lo que tradicionalmente ha pedido al resto de regiones una armonización de los impuestos para exigir a todos los españoles el mismo esfuerzo.

Ciudadanos Andalucía asumió las exigencias del Partido Socialista de Andalucía, pero rápidamente salió la dirección nacional a corregir el rumbo: "Vamos a eliminar el impuesto de sucesiones para todos los españoles", aseguró José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos en el Congreso. Un cambio de rumbo que desconcierta sobre la verdadera intención del partido.

"Vamos a eliminar el impuesto de sucesiones para todos los españoles"

"La igualación debe ser a la baja y tendente a la eliminación", matizó Villegas a sus compañeros de Andalucía. Un discurso que refleja el Ciudadanos más liberal que salió de la Asamblea General que celebró hace un año. Este nuevo discurso no encaja con el programa electoral con el que el partido se presentó a los comicios de junio de 2016. En ese momento, la formación naranja prometía que "llevaremos a cabo una armonización fiscal donde se tributará lo mismo, con independencia de la comunidad autónoma". Armonización, que no supresión.

[La guerra fiscal entre CCAA solo beneficia a Madrid y a las rentas altas]

En regiones como Madrid, que tiene bonificados casi al 100% una buena parte de los impuestos cedidos, la armonización fiscal entre comunidades es el principal objetivo a evitar. Por ese motivo, su nuevo discurso de eliminar el impuesto de sucesiones tiene calado en la capital. Sin embargo, en Andalucía este discurso no tiene tanta aceptación, ya que la preferencia mayoritaria es que se armonicen los tipos en todas las comunidades. La intención de agradar a unos y a otros puede pasar factura a Ciudadanos, o a cualquier partido que lo intente.

La clase trabajadora, exenta

Este cambio del discurso amenaza con generar dudas en los votantes del partido. Sin embargo, hay una parte del mensaje que Ciudadanos ha mantenido siempre intacta y que refleja su verdadera intención respecto al impuesto de sucesiones: que las clases trabajadoras no paguen este tributo. Así figura en el programa con el que el partido se presentó a las Elecciones Generales de 2016, también en su propuesta en el Parlamento andaluz y en el discurso de Villegas.

La formación propone establecer un mínimo exento elevado para que todas las herencias de las clases populares y trabajadoras no superen ese umbral y, por lo tanto, no tengan que tributar. "La clase media y trabajadora no pagará impuesto de sucesiones, solo tributarán las herencias millonarias y se fijarán los mismos mínimos y máximos para toda España", prometió Ciudadanos en su programa electoral de 2016.

En una línea similar va su propuesta en Andalucía, donde ha pedido que se establezca un "mínimo exento elevado y tipos que irían en función del grado de parentesco". Esta matización de los tipos en función del grado de parentesco no la había desarrollado hasta ahora el partido.

La clase media y trabajadora no pagará impuesto de sucesiones y se fijarán los mismos mínimos y máximos para toda España

La clave entonces está en dónde se establece el mínimo exento para asegurar que las clases trabajadoras no tengan que hacer frente a este tributo. En el programa electoral de 2016 situó en "un millón de euros por hijo" este mínimo exento. Además, tampoco estará sujeto a tributación la herencia de la empresa familiar (el capital) ni tampoco la vivienda habitual.

[Montoro anticipa que la recaudación tributaria creció en 12.000 millones]

En los últimos meses, Ciudadanos ha mostrado su determinación por acabar con el impuesto de sucesiones en Murcia y en Andalucía, dos comunidades en las que el partido es socio del Gobierno. Así, para aprobar los Presupuestos de 2018 en las dos regiones, Ciudadanos exigió eliminar la práctica totalidad del tributo y lo acabó consiguiendo.

En el caso de Andalucía, Ciudadanos arrancó a la presidenta, Susana Díaz, que elevará el mínimo exento hasta 1 millón de euros. En el caso de la Región de Murcia, donde apoya al Gobierno del 'popular' Fernando López Miras, ha conseguido que se bonifique este tributo al 99%. Dos victorias del partido naranja que reflejan bien que su verdadera intención es reducir a la mínima expresión (solo para las grandes fortunas) la tributación del impuesto de sociedades.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios