2.500 millones menos de lo presupuestado

Montoro anticipa que la recaudación tributaria creció en 12.000 millones en 2017

Supone un crecimiento de la recaudación del 6,3%, por debajo del 7,9% que debería haber conseguido para cumplir con lo que proyectó en los Presupuestos Generales del Estado

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (Efe)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (Efe)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anticipado hoy que la recaudación tributaria del Estado aumentó en 12.000 millones de euros en 2017 respecto al ejercicio precedente. Aunque todavía no están disponibles los datos de ejecución presupuestaria hasta el cierre del ejercicio, Montoro ha anunciado que la recaudación se incrementó un 6,3%, un avance inferior al previsto en los Presupuestos Generales del Estado, que estimó un avance de los ingresos tributarios del 7,9%. Esto significa que el Estado recaudó unos 2.500 millones menos de lo previsto. Esto significa que finalmente Montoro no pudo superar el máximo histórico de ingresos públicos alcanzado en 2007, cuando se recaudaron algo más de 200.000 millones de euros.

En cualquier caso, estos ingresos son suficientes para que España pueda cumplir, este año sin prórrogas, el objetivo de déficit público pactado con Bruselas, situado en el 3,1% del PIB. Los ingresos crecieron más rápido que la economía, que avanzó en torno a un 4% en términos nominales, lo que ha supuesto la base para el recorte del déficit. Montoro ha explicado que este crecimiento de la recaudación permitió al Estado conseguir unos ingresos próximos al máximo histórico de la burbuja inmobiliaria, cifra que debería superar en 2018 si no hay sorpresas económicas.

Montoro ha anunciado estas cifras en su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, donde ha acudido para explicar la prórroga presupuestaria. El Gobierno fue incapaz de conseguir los apoyos políticos para aprobar unas nuevas cuentas públicas, por lo que se vio obligado a aceptar la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2017. El ministro ha anticipado que seguirá dialogando para sacar adelante los PGE hasta marzo, "como muy tarde la primera semana de abril", porque "no tiene sentido que la tramitación de los Presupuestos de 2018 se superponga con la de 2019".

[Montoro se frota las manos: la presión fiscal de 2018 será la más alta desde 2007]

El ministro ha criticado con dureza a los partidos con los que sacó adelante los PGE de 2017 y el techo de gasto de 2018 por su "cambio de opinión en este breve trayecto", desde julio hasta septiembre. "No tiene sentido que grupos que respaldaron ese techo de gasto no tengan coherencia ahora para apoyar el siguiente paso", ha lamentado Montoro. y ha exigido a sus antiguos socios que se "aparten de intereses partidistas".

Estamos obligados a apartarnos de nuestros intereses partidistas y aprobar unos nuevos Presupuestos

En su opinión, los Presupuestos Generales son fundamentales para poder actualizar "la retribución y las condiciones" de los trabajadores públicos. Esto es, la subida del sueldo de los funcionarios, que beneficiaría a "más de tres millones de empleados". Montoro ha defendido que los trabajadores públicos "tienen derecho a que les sea reconocida su contribución a esa recuperación económica", ha remarcado, una subida salarial que podría aprobar igualmente el ministro a través de Decreto.

Montoro también ha pedido el apoyo a los Presupuestos para que el Estado pueda actualizar las entregas a cuenta que reciben las comunidades autónomas y las corporaciones locales sobre la base de la nueva estimación de crecimiento de los ingresos tributarios. "No actualizar un presupuesto cuando tienes un incremento de la recaudación es algo que no conviene a nadie", ha remarcado el ministro.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios