El grupo consiguió el apoyo del presidente liberiano Charles Taylor

El ministro de Finanzas de Andorra, vinculado a un grupo que vendía diamantes de sangre

Jordi Cinca Mateos, hombre fuerte del Gobierno de Antoni Martí, era socio y trabajaba en el Grup Orfund que negociaba con diamantes en África, provenientes de filiales en Liberia

Foto: Jordi Cinca Mateos, ministro de Finanzas de Andorra.
Jordi Cinca Mateos, ministro de Finanzas de Andorra.

Una red de sociedades en Andorra vincula al ministro de Finanzas del Principado, Jordi Cinca Mateos, hombre fuerte del Gobierno de Antoni Martí, con el comercio de diamantes en África. Se trata del Grup Orfund, conglomerado empresarial del que Cinca tenía el 10% y que se dedicaba a fundir oro en el Principado y a tratar con piedras preciosas. El Confidencial ha accedido a documentación del grupo Orfund que muestra no solo la participación accionarial del ministro, sino su vinculación con tres filiales del grupo –Orfound of Liberia LTD, Blue Stone SL y DiAndorra– durante los mismos años en que Liberia estaba controlada por el dictador Charles Taylor: finales de los noventa. Estas sociedades operaban en el país africano exportando oro y diamantes, precisamente los conocidos como “diamantes de sangre”.

Jordi Cinca no solo está vinculado como socio y de manera tangencial. También aparece llevando la gestión del día a día, incluyendo la operativa de las firmas en Liberia desde que se constituyeron las sociedades en 1999 hasta 2002, cuando se liquidó el grupo. El violento mandato de Charles Taylor en Liberia duró de 1997 a 2003, coincidiendo con la operativa de las filiales de Orfund en ese país.

-
-

Taylor ha sido condenado por el Tribunal de la Haya y cumple una condena de 50 años de prisión por crímenes contra la humanidad, entre ellos violaciones masivas o el uso de tropas integradas por niños soldados. En el juicio se acreditó que Taylor pagaba las armas para su lucha en la guerra civil en Liberia con el tráfico de diamantes.

Acta de la Junta en la que se registran las acciones de Cinca.
Acta de la Junta en la que se registran las acciones de Cinca.

Portavoces del Gobierno de Andorra consultados al respecto han declinado hacer declaraciones y han remitido a la comparecencia de Cinca esta semana, la segunda desde que El Confidencial desveló que aparecía en los denominados papeles de Panamá. Cinca aseguró el pasado 28 de abril que no pensaba dimitir. Y, si bien reconoció que había sido accionista de Orfund, no hizo mención alguna a las actividades del grupo en Liberia.

Jordi Cinca tenía plenos poderes en una filial cien por cien de Grup Orfund, la firma andorrana Wim SL, otorgados frente a un notario del Principiado en 1996. Desde Wim SL se controlaban las sociedades del grupo en diversos países de África, entre ellos Liberia.

Socios de un 'señor de la guerra'

El negocio se basaba en comprar oro en África para fundirlo en Andorra y venderlo a joyeros de multinacionales internacionales del sector en Europa. Para ello constituyeron diversas sociedades en Andorra con un capital que sumaba al menos 16,5 millones de pesetas. Pero el grupo pronto también empezó a operar con piedras preciosas, en especial diamantes. De hecho, la firma DiAndorra es el acrónimo de Diamantes de Andorra, puesto que la sutilidad en las denominaciones no era el punto fuerte de Cinca y sus socios. En esos años Andorra era todavía un paraíso fiscal, así que tanto Cinca como el resto de promotores de esta iniciativa operaban con total opacidad.

El propio Charles Taylor autoriza la compra de material minero para el grupo andorrano y les libra de pagar impuestos por la inversión en bienes de equipo

Para trabajar desde Liberia los andorranos se asociaron con un señor de la guerra de Charles Taylor, el cual ostentaba el cargo de presidente de Monrovia, la capital del país, Alhaji Sekou Fofana. Con él se firmó en 1999 un memorándum de entendimiento (MOU en sus siglas en inglés) con duración de 5 años para explotar minas de diamantes en Liberia sobre las que Sekou Fofana tenía 40 derechos mineros y que serían exportados por DiAndorra, de la que Sekou Fofana también ejercía como presidente. Más tarde Alhaji Sekou Fofana acabaría enfrentado a Charles Taylor en la guerra civil y convertido en uno de los líderes del movimiento LURD, muy fuerte en la capital de Liberia.

DiAndorra se aseguraba un 1% de beneficios sobre las compra de oro y del 1,5% sobre las compras de diamantes.

Carta firmada por Charles Taylor.
Carta firmada por Charles Taylor.

DiAndorra exportaba los diamantes que obtenía de Blue Stone Inc, una compañía minera de Liberia que se repartían con un 30% cada uno los andorranos de Grup Orfund y de nuevo Sekou Fofana, según consta en el contrato de venta de la empresa de abril de 1999. El resto era de los hermanos Terren, personas de confianza de Cinca sobre el terreno y de otro socio, también de apellido español.

La documentación incluye hasta una carta del propio Charles Taylor a su ministro de Finanzas el 7 de diciembre de 1999 en la que autoriza la compra de maquinaria y equipamiento de Blue Stone Inc, una operación que califica como “duty free”, libre de impuestos, otra prueba de la colaboración del dictador con el proyecto empresarial. Los diamantes son claves en el modelo de negocio del grupo andorrano: en el plan de negocio de Blue Stone –piedras azules, la obviedad sigue siendo una constante en los nombres de las sociedades– preveía ingresar los cuatro primeros años el triple por los diamantes que por el oro. El primer año, 308.000 dólares; el cuarto, 490.000 dólares.

Gestionando el día a día

El papel de Cinca va mucho más allá del de un accionista minoritario, según consta en la documentación del grupo. Desde la llegada a Barajas de cinco lingotes de oro, que Cinca notifica a un cliente en Venezuela; hasta faxes que le envían a Jordi Cinca desde Monrovia (con fecha 22 de septiembre de 1999) en donde su personal en Liberia le reclama fondos para gastos por valor de 8.150 dólares. Desde DiAndorra también se le remitieron al hoy ministro de Finanzas vía fax novedades sobre nuevas exigencias de impuestos del Gobierno del país africano (26 de septiembre de 1999).

En otro fax a un bufete de abogados, Cinca les informa de que visitará Costa de Marfil, donde el grupo tiene otra filial minera, Naci. Incluso se ocupa de facturas telefónicas pendientes, otorga poderes a un abogado de Abidjan desde Wim SL; o envía 500.000 pesetas a Sekou Fofana, tal y como consta en un recibo de Western Union del 4 de enero del año 2000. Los pagos a Liberia a través de Western Union son habituales. Y esto solo por poner algunos ejemplos.

Los diamantes de sangre tienen muy mala imagen. Pero su comercio no es ilegal ni en Andorra ni según la mayor parte de los códigos penales de los países occidentales. 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios