Tiembla el bolsillo de los hogares: la tercera parte de sus activos está en acciones
  1. Economía
EL 11% de las familias tiene riesgo bursátil

Tiembla el bolsillo de los hogares: la tercera parte de sus activos está en acciones

La caída de las bolsas no es irrelevante para la economía real. Al contrario, más de la tercera parte de sus activos no inmobiliarios está en acciones. El 11% de los hogares ha invertido en bolsa

Foto: Vista general de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Vista general de la Bolsa de Madrid. (EFE)

Las sucesivas caídas de la bolsa española -un 13% desde que comenzó el año- todavía no están afectando a la economía real, pero la exposición de los hogares a la evolución de los mercados financieros es algo más que relevante. Nada menos que el 37,9% del valor de sus activos financieros (al margen del inmobiliario) tiene que ver con su participación en el capital de las empresas (cotizadas o no) o en fondos de inversión. O lo que es lo mismo, su exposición equivale a 758.965 millones. La cifra es muy similar a sus deudas (786.126 millones), lo que da idea de su importancia en términos económicos.

Los datos más recientes del Banco de España se refieren al tercer trimestre de 2015, antes del actual ciclo bajista, y ponen de relieve un deterioro significativo del valor de los activos financieros de las familias a lo largo de los últimos trimestres. En particular, por el descenso de las acciones de empresas cotizadas en alguno de los mercados financieros. Según los datos que maneja el banco central, el valor de las acciones cotizadas equivalía el pasado 30 de septiembre a 145.272 millones de euros, lo que supone 37.611 millones menos que en el primer trimestre de 2015. Y todavía no se contabilizan las últimas caídas, que han sido especialmente intensas en el caso español.

Según el Banco de España, el porcentaje de hogares que poseen de manera directa acciones cotizadas en bolsa es del 11%. Esta cifra aumenta a medida que crecen la renta y la riqueza neta (diferencia entre lo que debe una familia y el valor de sus activos), y el crecimiento es mayor al pasar a los tramos superiores de las distribuciones de estas variables. El 3,2% de los hogares en los dos deciles inferiores de la distribución de la renta (los más pobres) tiene una cartera de acciones cotizadas, y dicha proporción llega al 30,7% para el decil superior. Los hogares donde el cabeza de familia tiene entre 55 y 64 años son, con diferencia, los más proclives a poseer acciones cotizadas (17,7%).

Ahora bien, los hogares, como es lógico, no tienen colocado todo su patrimonio en acciones cotizadas. Una parte muy significativa (casi el 40%) está en empresas que no cotizan en mercados organizados, si bien hay que tener en cuenta que su valoración está muy relacionada. Si la bolsa sube, mejora la valoración de las empresas no cotizadas, y, por el contrario, si desciende también se ve mermado su valor contable. La inversión de los hogares en acciones no cotizadas ha permanecido estable en los últimos trimestres en el entorno de los 300.000 millones de euros.

La riqueza financiera de las familias tiene, igualmente, otro epígrafe muy relevante. Los hogares invierten en empresas (cotizadas o no), pero también en fondos de inversión. Y lo que dicen las cuentas financieras de la economía española es que la participación de las familias en fondos de inversión asciende a 245.782 millones. Obviamente, la valoración de esta cartera depende de la evolución de los mercados financieros, y de ahí su importancia en términos macroeconómicos.

Vaivenes bursátiles

Para hacerse una idea de lo que significa esa cifra, hay que tener en cuenta que representa más del triple del dinero que tienen los hogares en efectivo (72.940 millones), lo que muestra su elevada exposición a la evolución de los mercados financieros. Sin contar el valor de las acciones de empresas no cotizadas en bolsa, ni las cantidades que manejan los fondos de pensiones, ni otras participaciones en capital, los vaivenes bursátiles influyen de forma determinante sobre un patrimonio de 391.054 millones de euros. Por lo tanto, una caída de la bolsa del 10% reduce la riqueza financiera de las familias en cerca de 40.000 millones de euros.

Lo curioso es que esa exposición, lejos de disminuir, ha ido en aumento. Básicamente, por el desplome de la rentabilidad de los depósitos bancarios, que ha provocado un trasvase de fondos antes seguros hacia activos de mayor riesgo para obtener rentabilidad. El volumen de depósitos, en concreto, se sitúa en 774.628 millones, con un significativo descenso (más de 64.190 millones de euros) en el caso de los no transferibles.

La Encuesta Financiera de las Familias, un trabajo que realiza el Banco de España con carácter trianual (la próxima edición está a punto de salir), ofrece una visión complementaria. Según esos datos, para el conjunto de hogares, las cuentas bancarias constituyen casi el 40,3% del valor de los activos financieros de los hogares. A continuación, por orden de importancia, están los planes de pensiones (18,4%), las acciones no cotizadas y participaciones (17,2%), las acciones cotizadas (9%), los fondos de inversión (5,4%) y los valores de renta fija (1,7%). Nada menos que el 95,8% posee algún activo financiero (incluidas las cuentas bancarias).

Ibex 35 Bolsas Banco de España Deudas Rentabilidad Renta fija Depósitos
El redactor recomienda