los rebaja del 7,25% al 6,25%

India recorta los tipos más de lo esperado por el miedo al contagio de la crisis china

Raghuram Rajan no es un cualquiera. Es uno de los profetas auténticos de la crisis. Por eso, sus decisiones son miradas con atención. Y ahora maniobra por el impacto de la crisis emergente

Foto: El gobernador del Banco de la Reserva de India, Raghuram Rajan
El gobernador del Banco de la Reserva de India, Raghuram Rajan

El gobernador del Banco de la Reserva de India (BRI), Raghuram Rajan, tiene claro que los problemas de China y el contagio que pueden provocar en la economía mundial van en serio. Lo demostró primero con palabras, cuando a finales de agosto aconsejó a la Reserva Federal estadounidense que no subiera los tipos de interés ante la incertidumbre imperante. Y lo ha confirmado ahora, ya con hechos, al rebajar los tipos más de lo previsto en la reunión de política monetaria que el banco central indio ha celebrado este martes. 

Se esperaba un recorte de un cuarto de punto, hasta el 7%, pero la entidad india ha ido un paso más allá y ha abaratado el precio del dinero desde el 7,25% hasta el 6,75%. Se trata del nivel más bajo desde 2011, al que se llega después de que Rajan haya rebajado los tipos en cuatro ocasiones en 2015. 

Las razones de este último recorte, y de su intensidad, son claras. "Desde agosto, el crecimiento mundial se ha moderado, especialmente en las economías emergentes, el comercio mundial se ha deteriorado más y los riesgos a la baja sobre el crecimiento se han incrementado", reconoce el BRI en su comunicado. El documento prosigue con más problemas de los emergentes, sin ahorrar nombres, puesto que menciona las dificultades de China -subrayando la covulsión derivada de su decisión de devaluar el yuan en agosto-, las recesiones combinadas con alta inflación de Brasil y Rusia y las amenazas que penden igualmente sobre Sudáfrica.

En el caso de India, estos movimientos alcanzan un significado especial por varias razones. La primera, por efecto vecindad directo con China. Es decir, sus maniobras se interpretan como un termómetro fiable y cercano de lo que puede estar sufriendo China. Y la segunda, por la autoridad de su gobernador. Rajan fue uno de los profetas auténticos de la crisis, puesto que advirtió de los peligros a los que se enfrentaba el universo financiero en el año 2005, con lo que sus decisiones son tomadas muy en serio por la autoridad que se ha ganado. 

Además, el recorte de India se suma al nuevo carrusel de rebajas de los tipos al que vuelve a asistir el mundo. En las últimas semanas, varias de las economías más expuestas a los problemas de China, al comercio mundial y a las materias primas han reducido los tipos para paliar los efectos de estas dificultades. Ha sido el caso de países como Noruega, Australia o Canadá

 

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios