EL MAYOR DESASTRE DEL RESCATE DE LAS CAJAS

El Estado da por perdidos íntegramente los 12.000 millones inyectados a Catalunya Banc

La mayor catástrofe del rescate de las cajas ha sido Catalunya Banc, donde los ciudadanos hemos perdido íntegramente los 12.000 millones inyectados por el FROB pese a su venta a BBVA

Foto: (EFE)
(EFE)

Si hay una entidad en que el rescate con dinero público ha sido catastrófico, esa es Catalunya Banc. La fusión de tres entidades públicas catalanas recibió más de 12.000 millones de euros del Estado que ahora el FROB (el fondo público de rescate bancario) da íntegramente por perdidos, según se desprende de sus cuentas de 2012. Algunos de los antiguos responsables de la entidad –como Narcís Serra, Adolf Todó y otros 52 consejeros– se sentarán en el banquillo, aunque se librará el principal responsable de la misma en los años en que fraguó el desastre, Josep Maria Loza.

El FROB inyectó un total de 12.052 millones para salvar la entidad nacida de la fusión de Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona. En 2010 concedió ayudas a la fusión en forma de preferentes (que la entidad debía devolver, lo que se llamó FROB 1) por 1.250 millones; cuando se demostró que la fusión no había solucionado el problema y que la entidad era inviable, convirtió esas preferentes en capital y le inyectó 1.718 millones más en 2011 (el FROB 2). Ante el derrumbe de todo el sector en 2012, le entregó otros 9.084 millones procedentes del rescate europeo (FROB 3). Se trata de las mayores ayudas recibidas por una sola entidad en relación a su tamaño, por delante de Bankia.

Pues bien, de ese importe el fondo de rescate que preside Fernando Restoy ha ido dando por perdidas diferentes cantidades cada año al ir rebajando el valor de su participación en Catalunya Banc. Primero fueron los 1.250 millones del FROB 1; en 2011, los 1.718 millones del FROB 2 ya que, al entrar el rescate europeo, la entidad tenía valor negativo; en 2012 llegó la gran pérdida, de 6.674 millones (ese año el FROB registró una pérdida histórica de 26.060) por el deterioro sufrido ese año; y en 2013 rebajó ese valor en otros 552 millones.

Así llegamos a 2014, cuando el FROB vendió la entidad a BBVA por un precio de 1.165,3 millones, lo que implica una nueva pérdida de 1.076 millones para las arcas del Estado, según las cuentas anuales del fondo presentadas esta semana al venderla por debajo del valor que tenía en sus libros. Si sumamos todas estas pérdidas (1.250+1.718+6.674+552+1.076), el resultado arroja un total de 11.270 millones. Es decir, que el Estado habría recuperado 782 millones de los 12.052 inyectados.

Fernando Restoy. (EFE)
Fernando Restoy. (EFE)

Y además, las garantías de Blackstone y BBVA

Pero resulta que faltan más pérdidas por contabilizar. Para poder atraer compradores a la subasta de Catalunya Banc, el FROB tuvo que segregar primero una cartera de hipotecas basura, que subastó y fue a parar al fondo Blackstone por 4.187 millones. Pero para conseguir colocar esta cartera –"la mayor de Europa y la peor de España", según un participante en el proceso–, el FROB tuvo que dar unas garantías públicas al comprador. Estas se estimaron inicialmente en 1.500 millones, pero el interés por la puja (hubo 12 ofertas) permitió reducirlas hasta 525 millones, según la memoria del fondo. No obstante, el FROB estima que no tendrá que pagar todo ese dinero porque parte de esas hipotecas morosas se recuperarán, y cifra en sólo 171,2 millones el valor actual de la pérdida esperada por esta garantía, calculado por sus asesores y por "expertos independientes".

Y ahí no acaba la cosa. Esos 171,2 millones se consideran "provisiones a largo plazo" en la contabilidad del FROB, pero además registra otros 664,3 millones que se corresponden con "provisiones a corto plazo" relacionadas con otras garantías. Se supone que se refiere a las concedidas tanto a Blackstone como a BBVA y que incluyen las sentencias judiciales por la mala comercialización de hipotecas con cláusulas suelo (como adelantó El Confidencial, el banco que preside Francisco González ha optado por suprimirlas en Catalunya Banc, como ya tuvo que hacer él mismo cuando fue condenado por el Supremo).

En el caso de BBVA, estas garantías incluyen también las diferencias de valoración que se detecten en el traspaso de activos inmobiliarios de la caja catalana a Sareb (el llamado "riesgo Sareb"), las indemnizaciones a las que tenga que hacer frente por la venta irregular de participaciones preferentes y deuda subordinada, la concesión de contratos de cobertura de tipos de interés (swaps) en préstamos y la ruptura del acuerdo de bancaseguros entre la caja y Mapfre. La memoria del FROB no explica por qué dota estos dos tipos de provisiones, ni con qué criterio las divide en estos dos bloques, ni lo que se incluye en cada uno. Sí especifica que una parte de estas garantías debe asumirla el Fondo de Garantía de Depósitos, pero a efectos de la UE también se consideran ayudas públicas.

La pérdida supera a las inyecciones públicas

Si sumamos estos dos bloques de garantías a los 11.270 millones de pérdidas que había ido registrando el FROB hasta la venta de Catalunya Banc, obtenemos un total de 12.105,5 millones (11.270+171,2+664,3), es decir, una cantidad superior a los 12.052 millones inyectados de dinero público, porque las garantías son adicionales a estas inyecciones. Y la factura puede ser aún mayor si las estimaciones de los citados asesores y expertos independientes se quedan cortas y finalmente el FROB tiene que pagar más de lo esperado por estas garantías. Con todo, este coste es inferior al calculado por el FROB si hubiera liquidado la entidad, 18.000 millones, aunque esto es una mera estimación y los 12.105 millones son reales.

Por tanto, el agujero para todos los ciudadanos del rescate de Catalunya Banc supera incluso al sufrido con la venta de Novagalicia (hoy llamada Abanca) al venezolano Banesco, donde el quebranto ascendió a 8.547 millones de los 9.052 totales inyectados de dinero público. Es decir, que en el caso de la entidad gallega el Estado sí espera recuperar algo, 505 millones, siempre y cuando la pérdida de las garantías otorgadas también en ese proceso no sea mayor que la estimada por el FROB.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios