El Estado pierde 8.550 millones con el "éxito" de la venta de Novagalicia
  1. Economía
NUEVA PÉRDIDA EN LAS CUENTAS DEL FROB

El Estado pierde 8.550 millones con el "éxito" de la venta de Novagalicia

El supuesto éxito de la venta de NCG Banco a Banesco por 1.003 millones incrementará las pérdidas para el Estado en otros 1.898 millones

placeholder Foto: El presidente de Banesco, segundo por la izquierda, visita las oficinas de Novagalicia Banco. (Efe)
El presidente de Banesco, segundo por la izquierda, visita las oficinas de Novagalicia Banco. (Efe)

El supuesto éxito de la venta de NCG Banco (antes Novagalicia, ahora Abanca) al venezolano Banesco por 1.003 millones de euros implica incrementar las pérdidas para el Estado en 1.898 millones: 1.651 ya reconocidos y otros 247 en la pérdida esperada de las garantías concedidas a Juan Carlos Escotet. Así se refleja en las cuentas anuales del FROB publicadas este viernes, lo que implica que ya no estamnos hablando de ayudas sino de dinero perdido que engordará el déficit público. Estos 1.898 millones se suman a los 6.649 perdidos en la entidad gallega en 2011 y 2012, lo que arroja un total de 8.547 millones perdidos de los 9.052 totales inyectados. Es decir, que el Estado sólo va a recuperar 505 millones; y eso, si la pérdida de las garantías no es mayor al final.

Lo que reconoce el FROB en sus cuentas es el deterioro de valor de sus participaciones cada año. Entre 2011 y 2012, había reconocido pérdidas de 6.649 de las sucesivas inyecciones realizadas en la fusión de Caixa Galicia y Caixanova: 1.162 millones en junio de 2010 (FROB 1), 2.465 en septiembre de 2011 (FROB 2) y 5.425 en diciembre de 2012 del rescate europeo (FROB 3). Ahora, este deterioro se completa con 1.651 millones más que ya son definitivos porque el cálculo se hace sobre el precio efectivo de venta de la entidad a Banesco.

Pero ahí no acaban las pérdidas para el contribuyente español del rescate de la insolvente entidad gallega. A los 1.003 millones que pagará la entidad de Escotet hay que restarle una serie de garantías concedidas para facilitar su venta por una serie de contingencias: rebaja de valoración de los activos traspasados a Sareb, arbitraje con la aseguradora Aviva, condenas por preferentes, reclamaciones por cláusulas suelo o swaps, riesgos fiscales, etc. En caso de materializarse todos, Banesco recuperaría casi 800 millones.

El FROB dijo al adjudicar la entidad en diciembre que esperaba que la pérdida no superase los 200, pero en las cuentas anuales ya ha incrementado este importe hasta 247, que ha provisionado. Es algo habitual en los EPA (esquemas de protección de activos) concedidos para la venta de otras entidades, donde la pérdida esperada se ha ido revisando al alza cada año. Por tanto, si finalmente estas garantías superan los 247 millones, la pérdida definitiva para el Estado será mayor.

Las cuentas del FROB arrojan unas pérdidas de 2.787 millones, que se explican fundamentalmente por este quebranto en Novagalicia y por el sufrido en Catalunya Banc, de 552 millones, y en Banco Gallego, de 245. En el caso de la antigua filial de Novagalicia vendida al Sabadell, también hablamos de pérdida definitiva por diferencia con el precio de venta. En el de Catalunya Banc no, puesto que se encuentra en plena subasta, como es sabido. Además, el FROB no ha querido estimar el precio que puede obtener por su venta, por lo que la pérdida se hace sobre una valoración realizada por un experto independiente. Esto le ha valido una salvedad en su auditoria, responsabilidad de Grant Thornton, similar a la que le puso PwC al Fondo de Garantía de Depósitos.

En todo caso, la pérdida asumida por el Estado hasta ahora en la entidad catalana asciende a 10.194 millones (sumando las pérdidas reconocidas por el FROB en 2011 y 2012) de los 12.052 inyectados. La pérdida definitiva dependerá del precio que pueda obtener en la subasta -la puja entre Caixa y Santander puede lograr que éste sea positivo, como en Novagalicia- y de las garantías que otorgue para facilitar la venta.

Las pérdidas para el FROB se completan con otra provisión de 188 millones para el coste esperado del arbitraje de las preferentes de Ceiss. Pero también hay buenas noticias. La subida de la cotización de Bankia en bolsa -que condujo a la colocación del 7,5% de su capital en febrero de 2014- ha permitido elevar la participación del FROB en su matriz, BFA, con lo que recupera (reduce la pérdida) en 709 millones. Esta cantidad minorará la pérdida de 13.641 millones ya asumida en 2011 y 2012. También ha elevado ligeramente la valoración del 75% que posee en BMN, con lo que ha aflorado otros 10 millones de beneficio.

El FROB no considera que deba incrementar sus provisiones por los EPA concedidos para la venta de entidades, en concreto CajaSur, Banco Gallego y Banco de Valencia. Asimismo, tampoco provisiona nada por su participación en Sareb, ya que "el FROB ha considerado que no se ha producido deterioro alguno, puesto que ha estimado su valor recuperable a partir del plan de negocio aprobado por su Consejo de Administración con fecha 26 de febrero de 2014". Es decir, antes de que el Banco de España obligara al banco malo a provisionar el deterioro de sus activos, lo que provocará mayores pérdidas a la sociedad y, en consecuencia, reducirá el valor de la participación del 45% que posee el FROB.

Noticias de Abanca Banesco FROB Catalunya Banc Fernando Restoy Noticias de Bankia Déficit público Juan Carlos Escotet
El redactor recomienda