LA RENTABILIDAD TOTAL SE QUEDARÁ MUY LEJOS DEL 13%

Sareb dice adiós al beneficio en 2014 y 2015 por las provisiones impuestas por el BdE

La obligación de provisionar el deterioro de los activos de Sareb, impuesta por sorpresa por el Banco de España, tendrá efectos devastadores sobre las cuentas del

Foto: La presidenta de Sareb, Belén Romana (d), y el consejero delegado de la sociedad, Jaime Echegoyen (i) (Efe)
La presidenta de Sareb, Belén Romana (d), y el consejero delegado de la sociedad, Jaime Echegoyen (i) (Efe)

La obligación de provisionar el deterioro de los activos de Sareb, impuesta por sorpresa por el Banco de España, tendrá efectos devastadores sobre las cuentas del banco malo. Aunque todavía está en proceso de revisión de su plan de negocio, de momento es seguro que tendrá que decir adiós a los beneficios previstos para 2014 y 2015, debido a la magnitud de estas provisiones (algunas fuentes cercanas a la sociedad las sitúan entre 200 y 300 millones este año). La consecuencia es que la rentabilidad anunciada del 14% para los 15 años de vida de Sareb se viene abajo y será muy inferior; las citadas fuentes aseguran que puede caer hasta el 2%.

Como explicó El Confidencial, la nueva circular del banco de España sobre contabilidad de Sareb impone que tendrá que volver a tasar de forma recurrente sus activos y dotar provisiones si su valor de mercado actual es inferior al de traspaso. Esto, aparte del coste y el engorro de contratar una nueva tasación de todos los inmuebles (adjudicados y garantías de los préstamos), deja en papel mojado el plan de negocio de Sareb elaborado por KPMG, que no contemplaba estos deterioros.

Todavía es pronto para que se modifique el plan de negocio; Sareb va a esperar a que la circular sea definitiva y espera que se modifique en el período de alegaciones. Pero las primeras estimaciones apuntan a unas dotaciones este año de entre 200 y 300 millones. El plan de negocio estimaba que este año obtendría un beneficio de 63; por lo tanto, si se cumplen todas las demás estimaciones -ventas, precios, etc.-, Sareb perderá este año entre 140 y 240 millones. Pero además, las retasaciones de los activos se harán a lo largo de tres años, por lo que también hay que asumir que restarán al resultado en 2015 (si bien menos, puesto que ya en 2014 hay que hacer una extrapolación de las nuevas tasaciones al resto de la cartera). Para el próximo año, el plan vigente hasta ahora preveía un beneficio de 140 millones.

Luis María Linde (Efe)
Luis María Linde (Efe)

"Va a ser inevitable dar pérdidas en 2014 y 2015, y esperemos que se pueda 'empatar' en 2016 y empezar a ganar dinero a partir de ahí", concluye una de las fuentes consultadas. Para 2016, la previsión era de una ganancia de 198 millones. Hay que recordar que este impacto ya se dio en 2013, cuando el supervisor le obligó a valorar a cero una cartera de créditos participativos de 259 millones y a dotar provisiones por ese deterioro, lo que disparó las pérdidas del banco malo hasta 261 millones frente a los 47 previstos en el citado plan.

Inalcanzable la TAE del 13%

Este retraso de la entrada en beneficios supone que será inalcanzable el objetivo de TAE del 13% (13,8% en el escenario optimista) prometido a los accionistas del banco malo. ¿Cuánto se reducirá? Pues depende de la fuente a la que se consulte, aunque en todo caso será considerablemente. Así, hay quien la sitúa en el 4% y quien la rebaja incluso hasta el 2%-2,5%.

Con todo, ni los accionistas bancarios, ni el Gobierno, ni la propia Sareb creen que las pérdidas que va a provocar esta norma sean tan grandes como para agotar todo el capital de la sociedad y que haya que reponerlo. Una opinión que no comparte Valeriano Gómez, portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, quien declaró la semana pasada que "mucho nos tememos que, con la nueva norma contable, habrá que poner más dinero público en Sareb".

Además, podía haber sido peor. La nueva norma permite minorar las provisiones con las plusvalías que puedan aflorar en otros activos: si la tasación encuentra que hay activos que valen más que el precio de traspaso, Sareb tiene una plusvalía que puede utilizar para compensar las minusvalías de otros activos. Ahora bien, esta compensación sólo se puede hacer dentro de cada una de las carteras del banco malo -crédito promotor, inmuebles, participaciones empresariales y préstamos participativos-, no entre ellas.Además, Sareb puede tomar el valor total de las garantías a la hora de calcular las provisiones, mientras que a la banca se le impone un haircut (recorte).

Batalla Sareb-Banco de España

Esta obligación ha sentado muy mal en la sociedad que preside Belén Romana, donde entienden que se están cambiando las reglas a mitad del partido. "Sareb no fijó los precios del traspaso, sino el Banco de España. Así que ahora no puede decir que esos mismos precios están mal y que Sareb tiene que dotar provisiones por su error", protestan fuentes del banco malo. Los bancos accionistas del mismo también han mostrado oficialmente su malestar con esta medida que va a reducir la rentabilidad esperada de su inversión.

Fuentes del supervisor explican que esta norma es la única salida si se quería que la contabilidad de Sareb fuera creíble, sobre todo fuera de España. "No puedes pretender que el valor de tus activos se mantenga estático durante 15 años, tienes que volver a tasarlos periódicamente y, obviamente, tienes que provisionar las pérdidas de valor como en cualquier empresa", explican.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios