Más complejo en hipotecas titulizadas

BBVA ultima eliminar las cláusulas suelo de CatalunyaCaixa en pleno 'efecto Colau'

Las entidades financieras intentan acomodarse a los nuevos alcaldes de coaliciones de izquierdas. Sin ir más lejos, ayer la firma catalana lanzó un nuevo producto, una hipoteca al 1,5%, sin esa restricción

Foto: Fachada de una de las filiales de CatalunyaCaixa. (EFE)
Fachada de una de las filiales de CatalunyaCaixa. (EFE)

El BBVA estudia cómo eliminar las cláusulas suelo de las hipotecas de CatalunyaCaixa, su nueva filial catalana. El grueso de la cartera hipotecaria de la entidad adquirida por el banco que preside Francisco González cuenta con esta restricción, que desaparecerá en los próximos meses, según han explicado fuentes financieras. El proceso se produce en medio del efecto Colau, en el que las entidades financieras intentan acomodarse a los nuevos alcaldes de coaliciones de izquierdas.

[Lea aquí: El Tribunal de la UE concede la retroactividad total en las cláusulas suelo]

Ayer CatalunyaCaixa lanzó un nuevo producto, una hipoteca al 1,5%, que especifica “sin cláusula suelo”, lo que abre la pregunta de qué ocurrirá con las hipotecas ya concedidas por la entidad. La campaña se había preparado antes de que Ada Colau ganase la alcaldía de Barcelona. La política, al contrario que Manuela Carmena en Madrid, ha evitado cualquier reunión con poderes fácticos catalanes. Pero el contexto ha cambiado y la sensibilidad de las entidades financieras intenta adaptarse.

Los créditos hipotecarios con cláusula suelo están referenciados a tipos variables, pero evitan aplicar toda la rebaja posible a partir de un límite –el denominado suelo– con lo que el cliente no podía beneficiarse de todo lo que bajasen los tipos de interés.

El nuevo producto, sin este tope, lanzado esta semana está pensado para captar nuevos clientes que subroguen sus hipotecas con CatalunyaCaixa con el objetivo de reducir los costes financieros de las familias. Como ocurre siempre, estos procesos comerciales abren un posible agravio comparativo con el cliente de toda la vida de la entidad, que no ha podido beneficiarse de la bajada de tipos como lo harán los nuevos que suscriban el nuevo préstamo.

Ada Colau (c), ganadora de las elecciones municipales en Barcelona. (EFE)
Ada Colau (c), ganadora de las elecciones municipales en Barcelona. (EFE)

Fuentes de la firma se han limitado a señalar que la cuestión de las hipotecas con cláusula suelo está en estudio, pero que todavía no hay una decisión definitiva tomada al respecto. A partir de 2013, CatalunyaCaixa dejó de constituir hipotecas con esta limitación. Pero había préstamos hipotecarios en vigor por valor cercano a 20.000 millones a cierre del 2012, según consta en la memoria de CatalunyaCaixa del año 2013.

Fuentes financieras cercanas a la entidad han asegurado que la voluntad de BBVA es anular las cláusulas suelo, tal y como ya se hizo en Unnim, entidad catalana que también fue adquirida por el banco en 2012. No obstante, Unnim era mucho menor que CatalunyaCaixa. Además, hay una dificultad técnica, ya que más de un 10% de la cartera hipotecaria afectada ha sido titulizada y este porcentaje es el más problemático desde el punto de vista legal para aplicar la medida.

Paso atrás

Francisco González, presidente de BBVA. (EFE)
Francisco González, presidente de BBVA. (EFE)

El BBVA ya anunció que anulaba todas sus hipotecas suelo tras un revés judicial en una sentencia de 2013, lo que afectó a un total de 425.000 créditos a partir del 9 de mayo de ese año, si bien no se retornó lo cobrado por ese concepto con fecha anterior al fallo del Tribunal Supremo. Se calcula que en España hay cerca de 3,5 millones de hipotecas con esa limitación, incluyendo tanto particulares como empresas entre sus titulares.

Tras la decisión del Alto Tribunal, las entidades han ido eliminando estas cláusulas. Pero lo hacen poco a poco. Según la última Memoria del Servicio de Reclamaciones del Banco de España, correspondiente al año 2013, en ese ejercicio las entidades anularon esta limitación en un total de 12.224 hipotecas. Una cifra baja, a la espera de lo que ocurriese el año siguiente.

Se calcula que el coste para el total de la banca de eliminar esta cláusula, considerada abusiva, es de 780 millones de euros, según un estudio de Société Générale. El Gobierno ha instado a los bancos a suprimirla, tanto en los nuevos préstamos hipotecarios como en aquellos que todavía se encuentran en vigor.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios