SE impone al consorcio liderado por oaktree

Blackstone se queda las 'hipotecas basura' de Catalunya Banc por 3.500 millones

El Fondo de Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria ha resuelto la venta de las hipotecas de Catalunya Banc en detrimento del finalista Oaktree.

Foto: Fachada de la sede en Barcelona de Catalunya Banc (Efe)
Fachada de la sede en Barcelona de Catalunya Banc (Efe)

Fumata blanca del FROB. El Fondo de Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria, dependiente del Ministerio de Economía, acaba de resolver la venta de la cartera hipotecaria de Catalunya Banc al fondo de inversión Blackstone por un importe aproximado de 3.500 millones de euros, según fuentes involucradas en el proceso. Aunque la comunicación oficial se producirá a finales del día, los dos finalistas del proceso han sido informados de la decisión, resuelta tras el consejo celebrado esta misma mañana.

De esta manera, el FROB se ha decantado por la oferta presentada por Blackstone en detrimento de la candidatura formada por los fondos Oaktree, Pimco, Marathon y Olympo, que había presentado la mejor oferta para llegar al último corte. Al final, el fondo ganador ha conseguido poner en valor el hecho de que ya es propietario de la plataforma de gestión de activos de Catalunya Banc, el servicer que adquirió a través de la gestora española Magic Real Estate el pasado mes de abril, como ya adelantó este diario.

Según fuentes del mercado, Blackstone ha conseguido presentar la mejor oferta a pesar del abandono de última hora de su socio TPG, dado que el fondo estadounidense no quería mejorar las condiciones de la propuesta conjunta. Este desenlace ha impedido que Oaktree, el mayor fondo de deuda distressed del mundo, se haga con una cartera de activos en España, factor por el que era uno de los claros favoritos para imponerse en la subasta organizada por el FROB, que dilató el proceso ante el interés existente.

La venta de los 6.500 millones de euros de 'hipotecas basura' de Catalunya Banc congregó de inicio a cerca de 40 fondos de inversión de todo el mundo, aunque a la última fase de la operación sólo llegaron firmas habituales como Apollo, Cerberus, Soros, Lone Star y Goldman Sachs. Ese interés ha permitido que fuera innecesario trocear la cartera ni plegarse a exigencias particulares, como sí va a tener que hacer el FROB para sacar adelante la venta de la red de oficinas del banco rescatado fuera de Cataluña.

Una clave de la operación ha girado sobre la cobertura extraordinaria que tendrá que hacer el FROB para cubrir las pérdidas que genere a Catalunya Banc la venta de esta cartera de hipotecas de 6.500 millones, ya que la entidad dispone sólo de provisiones por importe 1.500 millones para ese portfolio. Además de cuestiones objetivas, estas operaciones se resuelven a veces por detalles de sus asesores externos. Y en este caso, las artes de Claudio Boada parecen haber dado más juego que las de Juan Arena.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios