El BdE sostiene que la vivienda ya ha tocado suelo tras caer un 36% desde 2007
  1. Economía
DA POR CERRADA LA CRISIS EN LA CONSTRUCCIÓN

El BdE sostiene que la vivienda ya ha tocado suelo tras caer un 36% desde 2007

El perfil de crecimiento de España comienza a cambiar. El sector de la construcción, que se desplomó tras el pinchazo de la burbuja del crédito, comienza a ver la luz

placeholder Foto: El gobernador del Banco de España, Luis María Linde (Efe)
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde (Efe)

El perfil de crecimiento de la economía española comienza a cambiar. El sector de la construcción, que se desplomó tras el pinchazo de la burbuja del crédito entre 2007 y 2008, comienza a ver la luz. Eso, al menos, es lo que estima el Banco de España, que en su Boletín económico de diciembre da por hecho que el ajuste ha acabado en 2014.

En palabras del banco central, los indicadores relativos a la inversión en construcción “apuntan a la culminación de su ajuste en el año en curso después de seis años de contracción”. Durante estos años, la construcción ha reducido su peso en el PIB en algo más de un 50% respecto a los datos de 2006, cuando se alcanzó el último máximo de la serie.

Como consecuencia de ello, el mercado inmobiliario vuelve a ver la luz. Hasta el extremo de que, según el regulador, el descenso de los precios de la vivienda “podría haber tocado suelo igualmente en 2014, tras dos trimestres consecutivos de pequeños incrementos que habrían situado su tasa de variación interanual en el tercer trimestre en un 0,3 %”. Esto supone que el precio de la vivienda habría caído desde su nivel máximo, en el tercer trimestre de 2007, nada menos que un 36%.

El banco central apunta como un hecho positivo que las transmisiones de viviendas “han tendido a estabilizarse”, según la estadística notarial, en un nivel promedio en torno a unas 30.000 operaciones mensuales en el período enero-octubre, ligeramente superior al registrado en el conjunto del año 2013, “pero todavía en cotas muy reducidas”, asegura.

El Banco de España, sin embargo, no echa las campanas al vuelo y estima que la recuperación será débil. “Las perspectivas relativas a este sector dibujan en todo caso un escenario de recuperación muy moderada no exento todavía de algunas incertidumbres”, sostienen en su informe trimestral sobre la economía española.

Renta disponible

La recuperación del sector, en todo caso, estará influida de forma decisiva por la evolución de la renta disponible de las familias. Y en concreto, estima que ya en el cuarto trimestre de este año el gasto de los hogares habría crecido tanto en su componente de consumo, cuya tasa intertrimestral podría haberse situado en el 0,6 %, como en el de inversión residencial, que “podría haber experimentado un pequeño incremento tras la tasa positiva que experimentó en el tercer trimestre (por primera vez desde 2007)”.

El mayor dinamismo del gasto de los hogares tiene su origen en la evolución del empleo, que habría ejercido un efecto favorable sobre la renta disponible y la confianza, así como por la mejora de los condicionantes financieros. Los tipos de interés de los préstamos para adquisición de vivienda descendieron 29 puntos básicos entre junio y octubre (último dato disponible), hasta el 3%, mientras que el coste de los créditos para consumo y otros fines apenas varió, manteniéndose en el 7,2 %.

Pese a ello, la tasa de inflación continuará siendo negativa en los próximos meses, lo que revela la debilidad del aumento del consumo. Y de hecho el Banco de España revela que las previsiones de inflación se han revisado a la baja, tanto para el conjunto de este año, para el que se estima un descenso del deflactor del PIB del 0,4%, como para 2015, con un incremento estimado del 0,4%. Es decir, que la deflación se instaló en la economía en este año que acaba.

La evolución del consumo tiene que ver, en parte, con el hecho de que las entidades de crédito “han seguido trasladando gradualmente el abaratamiento de sus fuentes de financiación al coste de los préstamos bancarios a empresas y familias”. El Banco de España, en concreto, observa un “cierto aumento” de las nuevas operaciones de crédito al sector privado, con lo que el ritmo de retroceso de la deuda de empresas y familias se está atenuando, de forma más acusada en el segundo caso. “Todo ello”, asegura el informe, “contribuye a sanear la situación patrimonial de empresas y hogares y resulta favorable para las decisiones de gasto e inversión del sector privado”.

Los otros factores que influyen en la recomposición de la renta disponible de los hogares tienen que ver con la depreciación del tipo de cambio del euro y el nivel “considerablemente más reducido” de los precios del petróleo que se proyecta en la actualidad.

Renta disponible Préstamos Petróleo Suelo Mercado inmobiliario PIB Precios Construcción Consumo privado
El redactor recomienda