Los riesgos que ve el FMI: casi un 40% de caer en recesión y un 30% en deflación
  1. Economía
el fONDO cuantifica los riesgos a corto plazo

Los riesgos que ve el FMI: casi un 40% de caer en recesión y un 30% en deflación

¿Cuál es el riego de que la Eurozona caiga en recesión? El FMI tiene una respuesta: el 37%. ¿Y cuántas probabilidades de caer en deflación?: Un 30%.

placeholder Foto: La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (EFE)
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (EFE)

¿Cuál es el riesgo de que la Eurozona caiga en recesión? El Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene una respuesta: el 37%. ¿Y cuántas probabilidades hay de que el peligro se llame deflación? El FMI vuelve a tener otra respuesta: un 30%. Así lo pone de manifiesto el Informe de Perspectivas de otoño, en el que se cuantifican los riesgos a corto plazo de determinadas zonas geográficas.

En particular, la zona euro que, con diferencia, es la región con más probabilidades de hundirse en una nueva recaída. Sería la tercera recesión en apenas media docena de años. Lo peor, con todo, es que esos riesgos, lejos de reducirse, se han incrementado respecto de las previsiones de primavera.

El Fondo lo achaca a una panoplia de causas: crecientes tensiones geopolíticas (Ucrania y Oriente Medio) y sus repercusiones en los mercados de materias primas y en la actividad real; shocks originados en los mercados financieros (por la posible existencia de burbujas) y resultados macroeconómicos decepcionantes en los países o regiones de importancia sistémica. La conclusión no deja lugar a dudas: “Existe la preocupación –sostienen los economistas del FMI– de que los mercados estén subestimando el riesgo”.

Para llegar a este desenlace, el Fondo parte de un hecho. Los bajos niveles de las tipos de interés –por la agresiva política monetaria de los bancos centrales– y el mayor apetito de riesgo en los mercados financieros (la liquidez es prácticamente ilimitada) han traído consigo aumentos de precios de las acciones, una reducción de los diferenciales en términos de prima de riesgo y un descenso de la volatilidad a niveles muy bajos.

Sin embargo, como subraya el informe, el mayor apetito de riesgo en los mercados financieros “no se ha traducido en un repunte de la inversión, la cual ha permanecido deprimida, sobre todo en las economías más ricas. La consecuencia de ello es que los mercados no han asimilado las incertidumbres que existen, principalmente en las economías avanzadas. El FMI, incluso, muestra preocupación porque los mercados ni siquiera estén valorando en su justa medida la posibilidad de que EEUU aumente los tipos de interés mucho más rápido de lo previsto.

Prima de riesgo y volatilidad

El Fondo admite que si EEUU cambia el sesgo de su política monetaria será, en todo caso, porque la economía va mejor de los estimado y eso ayudará a las exportaciones de sus principales socios comerciales, como Europa; pero dicho esto, asegura que también tendría efectos perjudiciales. Y de forma singular recuerda que el aumento de los diferenciales en la curva de tipos “podría a su vez elevar las primas de riesgo y la volatilidad en los mercados financieros mundiales y provocar un vuelco en los flujos de capitales, en especial los procedentes de los mercados emergentes en situación vulnerable”. O expresado de otra forma: Un aumento de la aversión mundial al riesgo puede dar lugar a afluencias de capitales en busca de refugio, y los países más beneficiados serían EEUU o Alemania.

El Fondo Monetario estima que un shock de este tipo “podría ocasionar fuertes pérdidas en las carteras de bonos mundiales”, las cuales podrían dar lugar a rápidos ajustes de las carteras y una “considerable agitación en los mercados”.

El otro peligro se llama deflación. Y en este sentido, el FMI observa que un período prolongado de inflación baja o una deflación propiamente dicha” plantean riesgos para la actividad, particularmente en los casos en que la crisis haya dejado como secuela una elevada deuda pública o privada, o ambas cosas”. ¿Y quiénes son los países con mayor riesgo? Pues según el FMI, Grecia y España [ver gráfico], ambos con un imponente endeudamiento, que en el caso español (deuda pública y privada) se sitúa en el entorno del 300% del PIB.

Según sus estimaciones, en la zona del euro, el riesgo de deflación –medido como la probabilidad de dos trimestres consecutivos de inflación negativa dentro de un período de pronóstico de cuatro trimestres– se estima que es de aproximadamente un 30%.

A medio plazo, las previsiones no son mucho mejores. El bajo crecimiento del producto potencial, afirma el FMI, y un “estancamiento secular” siguen siendo riesgos importantes en las economías avanzadas dado que aún no se observa un crecimiento robusto de la demanda.

Otro gran riesgo procede de China, y, según el Fondo, “no dejan de preocupar los riesgos de un aterrizaje brusco en China a medio plazo debido a la capacidad excedentaria y al exceso de crédito, puesto que la inversión y el crédito “siguen siendo los principales impulsores del crecimiento”.

Mercados PIB Deuda pública Materias primas Precios Recesión Ucrania Liquidez
El redactor recomienda