Es noticia
Menú
"Ha sido un milagro": la lección de humildad de Rafa Nadal contra el "frustrado" Shapovalov
  1. Deportes
  2. Tenis
TRIUNFO A BASE DE CASTA Y CORAJE

"Ha sido un milagro": la lección de humildad de Rafa Nadal contra el "frustrado" Shapovalov

El tenista español ya está en semifinales del Open de Australia, un hito logrado a base de pundonor en un partido imposible ante un rival que no se tomó demasiado bien la derrota

Foto: Nadal celebra su victoria ante Shapovalov. (EFE/EPA/Dean Lewins)
Nadal celebra su victoria ante Shapovalov. (EFE/EPA/Dean Lewins)

Se acaban los calificativos para valorar el heroico partido de Rafa Nadal en los cuartos de final del Open de Australia ante Denis Shapovalov. El español vivió dos momentos bien diferenciados dentro del choque, donde fue capaz de volver a mostrar su resiliencia y su capacidad de sobreponerse a todo tipo de adversidades. Y es que lo que está haciendo el español no tiene nombre: posiblemente, su victoria ante el tenista canadiense sea una de las más grandes de toda su carrera.

Nadal llegaba al primer Grand Slam del curso con muchas dudas sobre su físico. Cinco meses de baja y una operación de por medio no eran la mejor preparación para el torneo 'aussie', pero ya demostró a las primeras de cambio que su gen competitivo no había desaparecido: campeón del Masters 250 de Melbourne, llegaba al Open de Australia con la idea de competir y ver hasta dónde podía llegar. Y lo sucedido este martes es toda una lección de humildad de un gran campeón.

Foto: Denis Shapovalov, tras derrotar a Zverev. (EFE/EPA/Dean Lewins)

El español está jugando a gran nivel en Australia y, además, sus piernas y su fondo han demostrado que están listos para lo que le echen encima... Pero lo que de ningún modo podía esperar es que el infortunio se cruzara con él en pleno partido. Y es que cuando dominaba a Shapovalov por 2 a 0 y estaba mostrando su mejor tenis, un golpe de calor hizo peligrar su continuidad en el torneo. Vivió un hundimiento físico del que solo un titán y un ganador como Nadal es capaz de salir.

Era consciente de que el tiempo jugaba a su favor y que, tras ser atendido por los galenos, debía de alargar el partido lo máximo posible para que la medicación le hiciera efecto. Y, mientras tanto, sobrevivir a los golpes de Shapovalov y aprovechar las escasas oportunidades que le diera su rival. Como si de un guion de una película de Hollywood se tratara, el héroe que atravesaba su momento más difícil del campeonato se levantó a base de garra y coraje para meterse a semifinales.

Nadal tenía claro lo que había pasado en pista: "Ha sido un milagro ganar, ya no tengo 21 años. Me siento bien físicamente en cuanto a movilidad, pero las condiciones han sido más duras que las dos últimas semanas. Cada juego que ganaba era como una victoria. Ha sido un ejercicio de supervivencia y de resistencia", expresaba. El propio jugador reconocía que el golpe de calor le impedía moverse con normalidad y que, cada vez que hacía un esfuerzo, se le cerraba la boca del estómago.

placeholder Nadal, atendido por los médicos. (EFE/EPA/Dean Lewins)
Nadal, atendido por los médicos. (EFE/EPA/Dean Lewins)

Esta situación provocó que el balear tuviera que limitar sus movimientos, dejar de correr por bolas y ser inteligente: era el momento de agarrarse a su servicio y aprovechar la oportunidad que tuviera al resto. Y así lo hizo. En la primera ocasión que tuvo en el quinto set, rompió el saque a Shapovalov para confirmarlo con su servicio y lograr la ventaja definitiva que le dio el pase a las semifinales. Uno de los partidos más duros de su carrera y uno de los triunfos más épicos de su vida.

"No tenía buenas sensaciones corporales en cuanto a respiración. Cuando me he ido al vestuario estaba un poco preocupado, porque me encontraba bastante mal. Ha venido el doctor y me ha tomado la tensión y comprobado las constantes vitales. Cuando me ha dicho que estaba bien, me he quedado más tranquilo", afirmó. A partir de ahí, supo aprovechar su ventana de oportunidad para ganar un más que meritorio partido que le deja a dos encuentros de luchar por el título en Australia.

placeholder Shapovalov perdió los nervios. (Reuters/Morgan Sette)
Shapovalov perdió los nervios. (Reuters/Morgan Sette)

Polémica y respuesta a Shapovalov

El canadiense no aceptó de buen grado lo ocurrido en la pista. Durante el primer set, el español le pasó por encima y no le dio una sola oportunidad de mostrar su talento en pista, lo que poco a poco fue aumentando el malestar del jugador. Sería al comienzo del segundo set cuando estallaría contra el juez de silla, Carlos Bernardes, por entender que estaba dando a Nadal más tiempo del permitido entre juegos. Eso le hizo montar en cólera: "Sois unos corruptos", gritó.

Más tarde, en rueda de prensa, matizó, pero siguió manteniendo su versión: "Me equivoqué al decir que son corruptos, pero me quedo con mi versión. Es injusto ver las veces que Rafa se sale con la suya en esto. Por supuesto que le digo algo al juez, porque estoy listo para sacar y el reloj se acerca al final. Claro que Nadal recibe trato preferente, se toma mucho tiempo entre puntos y sets, por eso tardamos tanto. ¿Cómo puedes recibir atención médica e ir al baño en el mismo descanso?", indicó.

Nadal no dudó en responder con su habitual mano izquierda, entendiendo que lo que había pasado en pista era fruto del calentón por el resultado. "Se equivoca. Es lógico que después de un partido así uno tenga sus frustraciones. Le tengo mucho cariño y tiene un gran talento para ganar varios Grand Slam. No voy a entrar en ninguna controversia. No hay que darle más importancia, no se lo tengo en cuenta porque sé que es un buen chico". Mucha clase hasta para zanjar las polémicas.

Se acaban los calificativos para valorar el heroico partido de Rafa Nadal en los cuartos de final del Open de Australia ante Denis Shapovalov. El español vivió dos momentos bien diferenciados dentro del choque, donde fue capaz de volver a mostrar su resiliencia y su capacidad de sobreponerse a todo tipo de adversidades. Y es que lo que está haciendo el español no tiene nombre: posiblemente, su victoria ante el tenista canadiense sea una de las más grandes de toda su carrera.

Rafa Nadal Australia
El redactor recomienda