El matiz de la madre de David Ferrer sobre su hijo tras caer ante Rafa Nadal
  1. Deportes
  2. Tenis
ELIMINADO DEL CONDE DE GODÓ POR 6-3 Y 6-3

El matiz de la madre de David Ferrer sobre su hijo tras caer ante Rafa Nadal

David Ferrer ha dicho adiós al tenis de Barcelona tras caer en dos sets frente a su amigo Rafa Nadal en octavos de final del Godó. Le queda sólo una parada, la del Masters de Madrid

placeholder Foto: David Ferrer en uno de sus últimos golpes de derechas. (EFE)
David Ferrer en uno de sus últimos golpes de derechas. (EFE)

Hay matices entre tozudo, cabezón o tenaz. A David Ferrer, a lo largo de toda su carrera, se le ha llamado eso y más, siempre queriendo resaltar su empeño por no dar una bola por perdida. Este jueves, cuando las cámaras de 'Teledeporte' se acercaron a su madre, Pilar, y se le preguntó por quién ha sido más culpable de la “testarudez” de Ferru -si el padre o la madre-, ella respondió con un “David siempre ha sido muy valiente”. Su hijo acababa de jugar por última vez el Conde de Godó, y en su despedida cayó ante Rafa Nadal (por 6-3 y 6-3).

“Estoy muy feliz de terminar así”, aseguraba David Ferrer tras caer derrotado “en la pista central y ante Rafa. Es un orgullo”. Hubiera preferido pasar a cuartos de final del Godó, pero cayó ante un “amigo” especial, y un héroe de la raqueta que le privó en su tierra de llevarse más 'olés' de los que acumuló en su mochila. Porque mediáticamente, en España, la sombra de Nadal ha sido tan grande que quizás no todos valoran la de Ferrer como se debe.

Lo que Ferrer tiene y Nadal no

¿Dónde estaría Ferrer si no hubiera existido Rafa Nadal? Por una parte, la presión de la nación que quiere verle ganar (y para la que quedar segundo, en ocasiones, parece una derrota) la tenía Rafa. Por otra, los éxitos en llegar a finales, victorias como la del Masters 1.000 de París en 2012 (torneo que no tiene Nadal) o haber sido el tercero del mundo (julio de 2013), ha quedado algo tapado.

Para los amantes del tenis, más allá de los números y logros, los valores que ha inculcado Ferrer en cada partido han sido maravillosos: prohibido rendirse. En cada raquetazo enviaba un mensaje inspirador para la sociedad de nunca dejar de creer. Y si él, con un tenis diferente al de los astros, ha llegado a tocar las estrellas, cada uno en su trabajo puede ser capaz. Ahora bien, ¿quién es tan perseverante como David Ferrer?

"No está para irse"

“No está para irse a ningún lado”, sentenciaba Nadal tras derrotarle, sabiendo medir que el talento y físico de Ferrer, a sus 37 años, todavía estaba como para seguir en la élite del tenis. El año pasado, con dificultades por las lesiones, los inicios de los torneos que comenzaban no eran los mejores puesto que el ránking ATP le emparejaba con raquetas demasiado exigentes para empezar. En este 2019, el asunto estaba yendo de manera diferente y sólo hubo que ver el partido de este miércoles ante el 32 del mundo, Lucas Pouille, al que secó en dos sets por 6-3 y 6-1, o anteriormente a la prometedora estrella alemana Mischa Zverev (actual número 3 del mundo).

Paradójicamente, ha sido insistente en cada bola de un partido, pero no así a la hora de decir adiós... Quizás, como su madre apostillaba este jueves, más que tozudo o cabezón ha sido valiente, y ahora está realizando un (doloroso) ejercicio también de valor para retirarse cuando su tenis está a ún entre las mejores raquetas del mundo.

En esta despedida está dejando una cinta del pelo en cada vestuario que pisa por última vez. En Barcelona -donde le homenajearán este domingo- ya la ha dejado y sólo le queda una en su ya legendaria bolsa de Lotto… El calor de Madrid le espera.

Ferrer -profesional desde 2000- actualmente ocupa el número 155 del ránking ATP, tiene en su bolsillo 27 títulos, un balance de 731 victorias frente a 375 derrotas y unas ganancias que ascienden a 31.398.901 dólares.

David Ferrer Rafa Nadal Conde de Godó Teledeporte
El redactor recomienda