debuta ante pliskova en las finales de la wta

Muguruza quiere ser maestra en Singapur para volver a sentirse entre las mejores

A pesar de una gran irregularidad durante toda la temporada (34 victorias y 18 derrotas), la tenista de 23 años afronta su tercera participación consecutiva en el Masters femenino

Foto: Garbiñe Muguruza (EFE)
Garbiñe Muguruza (EFE)

Cuando uno gana Roland Garros se espera que el nivel siga en aumento y 'caiga' algún torneo más pero en el caso de Garbiñe Muguruza fue al revés. Levantó el trofeo en París y su nivel cayó en picado, siendo eliminada en las primeras rondas en casi todos los torneos y por eso, ha estado a punto de no llegar a las Finales de la WTA en Singapur. De hecho, que Johanna Konta, octava de la Race 2016, causara baja por culpa de una lesión abdominal que se produjo en el torneo de Hong Kong ayudó bastante para que la hispanovenezolana pudiera estar en el Torneo de Maestras.

A pesar de esa irregularidad durante toda la temporada (34 victorias y 18 derrotas) la número seis del mundo es positiva: "Ha sido un año increíble para mi; gané un Grand Slam y no hay nada que lo pueda arruinar, así que ahora solo me queda rematar aquí en las Finales de la WTA lo mejor que pueda", explicó Garbiñe. La tenista de 23 años afronta su tercera participación consecutiva en el Masters femenino después de haberse clasificado en el cuadro de dobles en 2014 con su compatriota Carla Suárez, y en singles y dobles en el 2015. Ese año, Muguruza ganó los tres partidos de la liguilla (Kvitova, Kerber, Safarova) antes de ceder en semifinales frente a Radwanska.

En esta ocasión, Muguruza forma parte del grupo Blanco junto a Radwanska, Kuznetsova y Pliskova, con esta última debuta este lunes en el segundo partido de la jornada. "Estoy muy contenta de estar aquí porque en las finales de la WTA es donde están las ocho mejores del mundo, formar parte de esto es increíble. Así que sólo espero empezar pronto, jugar bien y ganar los máximos partidos", dijo tras un entrenamiento en la pista central de Singapur. En su último torneo en Linz, Garbiñe Muguruza tuvo que retirarse al torcerse un tobillo en cuartos de final contra Golubic y, aunque la hispanovenezolana está lista para luchar por el título, a nadie se le escapa que con lo visto estos últimos meses sus opciones en el torneo final son escasas. 

Presentación de la la Copa de Maestras en Singapur (EFE)
Presentación de la la Copa de Maestras en Singapur (EFE)

Sería extraño que, de repente, se viese a la tenista que ganó Roland Garros con un gran juego y más estando aún algo renqueante con el tobillo. De hecho, su entrenador, el francés Sam Sumyk, se mostró cauto tras el último entrenamiento de su pupila: "Pliskova es una jugadora que pega muy duro a la bola y te da muy pocas oportunidades. Estás en constante presión ante ella por lo que tenemos que tener paciencia y esperar esas oportunidades".

Es una pena que Garbiñe Muguruza no haya llegado en mejor momento porque en Singapur hay ausencias de tenistas muy importantes. Es el caso por ejemplo de Serena Williams, lesionada en un hombro y ganadora cinco veces de esta competición, y que cualquier torneo en el que no esté, queda mucho más abierto. Además, tampoco participarán la rusa María Sharapova, sancionada por dopaje hasta el 26 de abril de 2017, la checa Petra Kvitova, la italiana Flavia Penneta, ya retirada, y la checa Lucie Safarova. La gran favorita para llevarse el torneo de maestras es Angelique Kerber, que terminará la temporada como número 1 pase lo que pase.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios