POR UNA SANCIÓN Y LOS CLUBES FRANCESES

Peligra el futuro de varios jugadores de la selección española de rugby

Las consecuencias de la derrota de la selección española de rugby en Bélgica van más allá de afrontar la repesca si se confirma que varios pilares de los Leones no podrán jugar los próximos partidos

Foto: La piña de España tras la dolorosa derrota en Bélgica. (EFE)
La piña de España tras la dolorosa derrota en Bélgica. (EFE)

Las consecuencias del partido entre España y Bélgica de rugby pueden ser devastadoras para muchos de sus protagonistas. Jugadores españoles, árbitro y designador, especialmente. En primer lugar, el informe que han enviado el colegiado, el rumano Vlad Iordachescu, y el Match Comissioner, el francés Michel Arpaillange, sobre lo acontecido al final del partido puede acarrear sanciones ejemplares en el bando español. El segundo, que los clubes franceses a los que pertenecen muchos de los Leones ya no 'soltarán' fácilmente a sus jugadores para jugar con España.

El informe redactado por el árbitro rumano obliga al Comité de Disciplina de Rugby Europe a tomar decisiones al respecto, especialmente ahora que World Rugby está investigando este asunto que ha dado la vuelta al mundo. Las imágenes del final de partido no han pasado desapercibidas a la institución mundial del rugby y, en caso de que Rugby Europe no tome cartas en el asunto, podría entrar de oficio. Hay imágenes que pueden comprometer mucho a algunos jugadores españoles, imágenes que podrían costarle una sanción por lo que los británicos llaman en su reglamento 'assault'. Una acción que tiene un castigo no menor a 12 partidos. Es más, de ahí en adelante.

El árbitro Iordachescu también puede ser duramente sancionado por una labor que es demostrablemente mejorable y en la que evidencian errores de reglamento injustificables como el hecho de no sacar una tarjeta amarilla tras golpe por un avant intencionado. Y además todo apunta a que World Rugby asumirá la capacidad de designar a los árbitros en los partidos clasificatorios para el Mundial, prescindiendo del actual designador, el francés Patrick Roben.

Los clubes franceses se han cansado

El problema para España es que al caer a la repesca, el concurso de muchos jugadores 'franceses' peligra seriamente. Los contratos con los jugadores profesionales que militan en las ligas de Francia (Top 14, ProD2 y Federal 1) convierten en una tarea titánica cada convocatoria para el seleccionador Santiago Santos. Hasta ahora han sido muchos los esfuerzos que se han realizado desde la Federación Española y el compromiso que han mostrado los jugadores. Pero algunos han llegado a una situación de no retorno.

Después de pasar muchas semanas concentrados con la selección, volver a desaparecer de sus clubes conllevaría la pérdida de sus actuales contratos o una ruptura por parte de los clubes al finalizar la temporada. España se enfrentará en mayo a Portugal en el primer escalón de esta repesca. Para después medirse, en caso de derrotar a los Lobos, a Samoa a doble partido. Si ganan, estarán en el Mundial. Si no lo hacen, jugarían aún una competición de cuatro equipos en la que el primero se ganará el último billete para Japón. Canadá, una selección africana (probablemente Zimbawue o Namibia) y la resultante de un cruce mas exótico entre Tahití, Hong Kong o Singapur, serían los rivales.

España todavía tiene opciones reales

Este calendario es inviable para muchos de los jugadores que llegan de Francia a la selección a día de hoy. España aún tienen opciones reales de meterse en el Mundial de Japón, pero hay que calibrar los daños colaterales que conlleva jugar esta repesca tan larga que choca con los intereses de unos clubes que en muchos casos están cansados de ver cómo sus jugadores priorizan los compromisos de España a sus partidos de Liga.

Si a eso se suma las sanciones que se barajan en World Rugby y Rugby Europe por el episodio protagonizado al final del partido, el panorama para España de cara a los próximos compromisos se complica notablemente. Hay que esperar que se produzcan las noticias, pero las caras de algunos jugadores al finalizar el partido en Bruselas eran muy significativas porque sabían lo que se les venía encima tras la oportunidad perdida.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios