MOTIVOS PARA SONREÍR DEL BALEAR

La "primera vez" de Jorge Lorenzo con Ducati llegó justo antes de su castaña

Jorge Lorenzo, que sufrió un accidente -provocado por él mismo- en el estreno de la temporada, reconoció que se había sentido competitivo durante unos instantes en su Ducati

Foto: Jorge Lorenzo con su Ducati en Losail. (EFE)
Jorge Lorenzo con su Ducati en Losail. (EFE)

“Triste por Jorge. Se estaba recuperando cuando sufrió el accidente”. Stefano Domenicali, CEO de Ducati, fue escueto a la hora de hablar sobre su piloto Jorge Lorenzo este domingo tras su caída en el GP de Qatar de MotoGP. Su otro chico, Dovizioso, había ganado la prueba y hacia él fueron la mayoría de los focos, como si del español pocas conclusiones positivas se pudieran extraer. Pero, ¿y si Lorenzo no está tan lejos de Dovi como aparenta estar? “Todo era posible: ganar la carrera, terminar tercero o quinto”, aseguró el balear, quien no es amigo de lanzar campanas al vuelo.

El perfil de Qatar se adapta muy bien a la Ducati y Dovizioso hizo buenos los pronósticos al ganar la prueba. Jorge Lorenzo partió y corrió muy por detrás de su compañero y, sin información, parecía que este estreno de 2018 era una continuación de la línea de incertidumbre que mantuvo durante 2017. Sin embargo, su discreta actuación había estado condicionada por diferentes fallos electrónicos y mecánicos durante el fin de semana y por otro en los frenos delanteros en carrera, lo cual le impedía rodar con normalidad y con la suficiente confianza. Hacia mitad de la prueba, esos problemas fueron desapareciendo y comenzó a morder.

“Sentí que estaba teniendo una mejor segunda parte de la carrera con la Ducati, pero desafortunadamente no lo pude confirmar por el accidente. Pasé a Miller y muy rápido di caza a Iannone (terminó noveno, a menos de 13 segundos de Dovi)”. Lorenzo explicó lo corta que fue su remontada cuando en la curva 4 de la curva 12, “cuando estaba rodando con buen ritmo, a 180 km/h, al intentar pasar a Iannone los frenos no han respondido. Me he ido largo de la trayectoria y he tenido que tirarme de la moto para no impactar contra el muro”. Habla de “suerte” porque le ocurriera en esa zona y no en otra donde se va a más velocidad.

Ducati, "primer interesado" de que Jorge no sufra

Pasado el mal trago y el susto de tener que tirarse en marcha, a Jorge Lorenzo le queda la satisfacción de haber rodado “por primera vez” desde que está en Ducati a un ritmo satisfactorio. 19 carreras han debido pasar para que durante unos instantes Jorge Lorenzo volviera a sentirse competitivo. Tras su marcha de Yamaha, es una sensación nueva para él vestido de rojo y con este recuerdo viajará para afrontar el próximo GP, en Argentina, a principios de abril. ¿Dejarán los problemas mecánicos que el tricampeón se exprese con libertad? “Espero que sea una cuestión de mala suerte. Confío en Gigi (Dall'igna), en los mecánicos y los ingenieros y espero que todos estos problemas que se han dado aquí no se repitan. El equipo es el primer interesado en que eso no pase”.

Jorge, que es “fuerte de cabeza”, regresará “a tope lo antes posible” y quién sabe si con ese buen sabor de boca del que disfrutó algunos minutos en Losail, cuando sus sensaciones le hicieron creerse a sí mismo que cualquier cosa era posible: “Ganar la carrera, terminar tercero o quinto...”. Como tiene grabado a fuego Carolina Marín, “puedo porque pienso que puedo”, y lo primero para que Lorenzo vuelva a los puestos de cabeza es que él mismo crea que puede, como sintió en Qatar “por primera vez” con Ducati. “Yo intento que la adaptación acabe lo antes posible, pero de momento no es posible, o no es posible en todos los circuitos”, comentaba antes de la carrera… ¿Sigue pensando exactamente lo mismo?

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios