primer gran premio de MOTOGP DE la temporada

Por qué Jorge Lorenzo va de tapado (y Márquez corre contra la lógica)

"No es una carrera sencilla para nosotros", dice Marc Márquez. Andrea Dovizioso le lleva la contrario y afirma que no hay razón para que el piloto de Honda no sea el favorito

Foto: Jorge Lorenzo fue un 11º en el GP de Qatar 2017, su debut con Ducati. (EFE)
Jorge Lorenzo fue un 11º en el GP de Qatar 2017, su debut con Ducati. (EFE)

Las luces se encienden y el espectáculo está a punto de comenzar. No es una metáfora. Así es el Gran Premio de Qatar, el primer gran premio nocturno de la historia del motor, que cumple diez años de carreras bajo la luz de la luna. Este escenario tan peculiar es para muchos un territorio idóneo para Ducati. En las pruebas de la semana pasada, Andrea Dovizioso demostró una fortaleza extraordinaria, y el piloto italiano se siente con absoluta confianza porque la Ducati Desmosedici GP18, dice, es mejor que la moto del año pasado. Aunque no descartan al campeón, Marc Márquez.

Es difícil calibrar con precisión lo que puede suceder este fin de semana en Losail, en el primer gran premio de la temporada. Además, el factor temperatura puede jugar un papel importante, porque la carrera ha sido adelantada dos horas con respecto a las anteriores ediciones para evitar la caída de temperatura del asfalto con la entrada de la noche.

Andrea Dovizioso apunta a Marc Márquez como favorito este fin de semana en Qatar. (EFE)
Andrea Dovizioso apunta a Marc Márquez como favorito este fin de semana en Qatar. (EFE)

La buena forma de Dovizioso, su rendimiento constante en la pretemporada y su buen hacer en las pruebas de hace unos días, colocan al piloto italiano como el hombre a batir. Además, ha sido segundo en las tres últimas temporadas, y sobre el papel la pista catarí se adapta perfectamente a las características de la Ducati. Pero el fabricante boloñés no gana en Losail desde 2009, y es en realidad Yamaha la que mantiene la hegemonía en esta pista, donde ha ganado seis veces en los últimos ocho años, las tres últimas de forma consecutiva con Rossi, Lorenzo y Viñales, tres pilotos diferentes, con tres estilos distintos, y en diferentes configuraciones (Bridgestone/centralita libre, y Michelin/centralita única).

Ante esta perspectiva, resulta difícil imaginarse a una Honda peleando por ganar. Su histórico no es muy positivo, ya que sólo ha ganado en tres ocasiones desde 2004. La última fue en 2014, de la mano de Marc Márquez. El campeón nunca ha ocultado las dificultades que Losail ofrece a Honda, y en las últimas temporadas le hemos visto sufrir en Qatar. Pero en esta ocasión las sensaciones son otras, aunque Márquez insiste en que esta carrera es complicada para Honda. “Somos conscientes de que no es uno de los circuitos más fáciles para nosotros”, dijo, pero hay algo en su lenguaje corporal que demuestra estar más preparado que en anteriores ocasiones. Y los tiempos realizados en los entrenamientos previos así lo confirman. Márquez está para ganar en Qatar.

Lorenzo, el tapado

Después del prometedor inicio de temporada batiendo el récord en Sepang, Jorge Lorenzo no ha sido capaz de mantenerse constante, ni siquiera en Losail, donde ha ganado nada menos que tres veces. Pero ha tomado buena nota, y el trabajo previo realizado en la pista de Qatar le va a servir para pulir detalles. Dovizioso ha dicho de él que le va a dar mucho más trabajo que en 2017, así que el piloto italiano tiene claro que va a encontrar más resistencia al otro lado del garaje.

Sin embargo, Lorenzo no entra en los pronósticos de Dovizioso, que señala a Márquez como el principal favorito, mientras que él se sitúa al mismo nivel que Rossi y Viñales. Al mallorquín se le ve muy relajado y seguro de sí mismo. Losail es una pista en la que siempre se ha manejado bien, y la Ducati se comporta bien en la noche catarí. Fuera de la atención de los focos, no sería de extrañar que la sorpresa del domingo la protagonizara Lorenzo.

Las sensaciones de Maverick Viñales con la Yamaha han mejorado en los últimos días. (Foto: @yamahamotogp)
Las sensaciones de Maverick Viñales con la Yamaha han mejorado en los últimos días. (Foto: @yamahamotogp)

Nuevo discurso de Yamaha

En Yamaha también hay un nuevo discurso que suena como un mantra. Días atrás, Lin Jarvis, el máximo responsable de la marca en MotoGP, tomó la palabra en Italia, y advirtió que no se podía menospreciar a Yamaha, por muchas dificultades que se encontraran en el camino. Las quejas de Rossi y, sobre todo, el pesimismo de Viñales tras las pruebas de Qatar, no sentaron nada bien a los responsables del equipo, que a través de Jarvis han querido dejar claro que Yamaha quiere transmitir otro mensaje.

Y si es la opinión oficial, nadie puede decir lo contrario. Valentino Rossi dice que aunque todavía hay trabajo pendiente, todo ha mejorado y se puede pensar en hacer buenas carreras y ganar, y admite que en los entrenamientos del gran premio es necesario dar otro paso adelante.

Viñales ha dado un giro de 180 grados a sus declaraciones. Si tras concluir las pruebas llegó a decir que estaban "bastante lejos" del nivel que podían alcanzar, en la víspera del arranque del gran premio afirma: “Siento que podemos hacer grandes cosas este año y que podemos luchar durante todo el campeonato para ganar el título. Estoy seguro que siempre seremos candidatos a estar delante”. Sólo han pasado 10 días de una declaración a otra… La solución, el domingo.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios