objetivo: expandir este deporte en españa

El Tonga-Estados Unidos de Anoeta será una clase maestra de rugby

El encuentro de dos mundialistas pretende atraer al público poco experto y engancharlo definitivamente al deporte. "La gente se va a quedar impactada", dice el jugador Pablo Feijóo

Un Estados Unidos-Tonga de rugby no le interesa a nadie... hasta que lo traen a España. Muy pocos de los más de 13.000 espectadores que se darán cita en Anoeta este sábado habrían mirado el resultado del partido de haberse jugado en alguno de los países que compiten. Pero este partido significa mucho al rugby español. Muchísimo. No es la selección española, ni se le parece, pero juegan al rugby y atraen a muchísima gente por ser selecciones mundialistas, de gran calidad. Una manera de apostar sobre seguro a la hora de llamar la atención al público que ignora este deporte, pero que siente cierta curiosidad por ver un encuentro de alto nivel en un lugar que todavía está intentando hacerse un nombre en el mundo, porque España sigue a años luz de los mejores, pero acercándose poco a poco.

El que ha sido capitán de la selección española absoluta de rugby union y que participó en los Juegos Olímpicos de Río, Pablo Feijóo, ha sido uno de los que ha organizado todo este tinglado de una manera o de otra como asesor de Rugby Challenge Donosti, la empresa que organiza el partido. Feijoo se muestra emocionado con esta iniciativa en una conversación telefónica con El Confidencial. "Estoy seguro de que la gente se va a quedar impactada y saldrá con buen sabor de boca, repetirán y se interesarán más por el deporte", comenta este medio melé nacido en San Sebastián hace 34 años.

Esa debe ser la meta de este tipo de eventos: lanzar el anzuelo a los que sienten una mínima curiosidad por el deporte del oval y hacerles engancharse y que ya no se puedan soltar. "Trayendo dos equipos mundialistas, ese espectador que no conoce el rugby se interesa, le llama la atención. Es un gancho para captar potenciales consumidores de rugby en el país, en este caso en Euskadi", dice Feijoo, hijo del presidente de la Federación Española de Rugby (Ferugby), Alfonso Feijóo.

La selección de Tonga se dio un paseo en barca.
La selección de Tonga se dio un paseo en barca.

Por supuesto que habrá una gran cantidad de aficionados que acudan a Anoeta con la principal intención de disfrutar 'in situ' una 'haka', aunque en este caso mal llamada así. "El Sipi Tau es un atractivo (todo el mundo lo llama 'haka' porque la de Nueva Zelanda es la famosa), pero también aporta la cultura de que en otras partes de Oceanía también hay otras danzas guerreras que muestran respeto al rival. Eso adorna el partido", dice Feijóo. Todo atractivo sirve, y el Sipi Tau lo es y mucho. Además, como el seleccionador tongano explicó a este periódico, la danza se la toman muy en serio.

Una de las problemáticas a las que se enfrenta el rugby en un país como el nuestro con tan poca tradición es el enorme desconocimiento de la mayoría de seguidores novatos que tratan de seguir un partido por primera vez. Los propios profesionales reconocen que puede llegar a ser complicado seguir el juego, entender qué está sucediendo. "Hay veces que ni siquiera nosotros, los jugadores, nos enteramos de qué ha pitado el árbitro", afirma Feijóo. Pero para eso, Anoeta dispondrá de una solución ya muy extendida en los grandes eventos rugbísticos a nivel mundial (como puede ser en el VI Naciones): "En el videomarcador explicaremos lo más básico: lo que es un 'avant', una melé, una 'touch', los puntos que dan el golpe de castigo y el ensayo... todo muy sencillo y didáctico de tal forma que el que va por primera vez se entere un poco y no le esté dando la tabarra al de al lado. Es una forma de empezar a educar a esa gente nueva en las reglas del rugby", porque si se entiende, se disfruta mucho más.

Es cierto que el rugby está creciendo por fin en España. "Después de la inclusión del rugby como deporte olímpico se nota que algo está pasando. Si tenemos en cuenta la final de la Copa del Rey, el partido de Top-14 en el Camp Nou... En España se está despertando el rugby. Hay más empresas que intentan esponsorizar (y eso que estamos saliendo de una recesión económica importante). Vemos que las fichas de niños se están incrementando, que hay campos que no tienen cabida para la mucha demanda que tienen...", Feijóo lo ve claro, ya no es una utopía pensar que el rugby puede llegar a ser un deporte importante en España, porque, según dice, "la se está dando cuenta de que no solo es un deporte de contacto, sino que hay unos valores, una cultura detrás que atrae a los padres a inscribir a sus hijos en los colegios".

Pero claro, eventos como el Estados Unidos-Tonga en Anoeta solo puede ser posible si entran empresas privadas a asumir los gastos. "Es una iniciativa privada en la que se ponen sobre la meta cientos de miles de euros con la idea de fomentar el rugby y ganar dinero", reconoce Feijoo, que a la vez asume que la Ferugby tiene imposible ahora mismo organizar algo semejante y que de hecho les cuesta incluso salir del Central de la Complutense. Pero asegura que se están "buscando campos para jugar partidos internacionales". Según dice, ha habido contactos con el Real Madrid para jugar en Valdebebas. Es decir, en algún futuro quizá partidos como el de Anoeta los pueda jugar la selección española y por iniciativa propia. Tiempo al tiempo.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios