yamaha prepara su futuro

El panorama de Valentino Rossi en su adiós a Yamaha (y la renovación de Maverick Viñales)

Antes de que empiece la temporada de MotoGP de 2020 se ha iniciado la lucha por los asientos oficiales de Yamaha, Ducati y Suzuki para el futuro y Valentino Rossi es protagonista

Foto: Los pilotos Maverick Viñales y Valentino Rossi de Yamaha. (EFE)
Los pilotos Maverick Viñales y Valentino Rossi de Yamaha. (EFE)

Los pilotos regresan a la actividad en las primeras pruebas de pretemporada de MotoGP de este año (Sepang, 7 de febrero), pero Yamaha ya ha dado un paso adelante anunciando la renovación por dos temporadas más de Maverick Viñales. Ha sido una decisión bastante lógica. El fabricante japonés ha realizado un movimiento pensando sobre todo en el corto y medio plazo, pero también en su futuro. Y ha sido precisamente desde la sede central de Iwata (Japón), donde se ha tomado las decisiones clave de esta renovación y el fin de ciclo de Valentino Rossi, quien ya no pilotará para Yamaha desde finales de esta temporada.

[Del chasco al éxito: el novato que reta a Álex Márquez]

El equipo oficial de Yamaha no tenía excesiva prisa en dar una respuesta a Viñales, que ya contaba sobre la mesa con sólidas propuestas de Suzuki y de Ducati. Cuando esto llegó a oídos de Japón, la casa madre tomó las riendas del asunto y la decisión se adoptó con rapidez, alcanzando un acuerdo fructífero para ambas partes. En Japón tienen planes, muchos planes de renovación y compromiso, y han decidido apostar por el piloto que está aportando los resultados a la marca.

Además, de no haber firmado la renovación o de haberla retrasado en exceso habría sido bastante fácil que Viñales hubiera sucumbido a las ofertas de Suzuki o Ducati, donde le esperaban con los brazos abiertos, y eso habría dado paso a una situación ciertamente absurda: que Viñales hubiera tenido que correr en 2020 con un equipo en el que no iba a seguir, y que Yamaha no tuviera un piloto definido para el futuro a corto y medio plazo, aunque Fabio Quartararo sí que lo tenían ya 'atado' para la 2021-22.

El dilema de Valentino Rossi

Ahora, todas las especulaciones se centran en Rossi. ¿Qué hará el campeonísimo italiano? Al borde de los 41 años, quizás nos encontremos a las puertas del final de su carrera deportiva, tras 25 temporadas ininterrumpidas en el campeonato del mundo. Ya antes de la Navidad, Rossi se descolgó con unas declaraciones en las que decía que no seguir en el equipo de fábrica no sería ningún problema, y que el equipo Petronas, la escudería satélite de la marca en la que corren Quartararo y Morbidelli, sería un emplazamiento muy bueno en cualquier caso. ¿Lo decía por él o era un mensaje para otro piloto?

Rossi y Viñales compitiendo en el asfalto. (EFE)
Rossi y Viñales compitiendo en el asfalto. (EFE)

Con la renovación de Viñales y la contratación de Quartararo, los medios italianos especulan con varias opciones. Una, la que nadie quiere escuchar: la retirada. Otra, precisamente el paso de Rossi al equipo Petronas, y ahondan en esta opción ya que se especula con la posibilidad de que Valentino se incorpore a este equipo llevando como compañero a su hermano Luca Marini, uno de los punteros en el Mundial de Moto2.

Al parecer, para Rossi, que en los últimos tiempos ha buscado motivaciones nuevas que le impulsen a seguir compitiendo, la posibilidad de compartir equipo con su hermano sería un argumento extraordinario para mantenerse en activo. Está por ver si es viable o no. Para empezar, esta opción sería a costa de Franco Morbidelli, excampeón del mundo de Moto2 y uno de los protegidos de Rossi en la VR46 Academy, la estructura creada por Valentino para impulsar nuevos talentos en la velocidad italiana, y que también le ha servido para retroalimentarse, ya que sus continuos entrenamientos con los nuevos talentos italianos le ha servido a Rossi para cargarse de energía.

Suzuki y Ducati

Una derivada de todo esto es el futuro de Ducati. Es probable que Andrea Dovizioso deje la competición al finalizar esta temporada, con lo que Ducati perderá a su mejor pieza desde los tiempos de Casey Stoner. El no de Viñales fuerza a la marca italiana a buscar un nuevo objetivo, y no olvidemos que 2020 es el año de renovación de contratos.

Quizás, un tanto escaldados de la operación Jorge Lorenzo, puede que no sean tan ambiciosos como entonces, pero si lo que quieren es ganar tienen que apuntar muy alto. Aunque si atendemos a las palabras de su consejero delegado, Claudio Domenicali, parece que les satisface más quedar segundos y conseguir una moto que cualquier piloto pueda pilotar, que ganar con un solo piloto (como ha hecho Honda con Márquez). Domenicali siempre ha destacado por su locuacidad…

¿Y Suzuki? Si los japoneses ofrecieron una moto a Viñales es porque estaban dispuestos a prescindir de uno de sus actuales pilotos, Alex Rins o Joan Mir. Este es otro asiento interesante... Aún no han arrancado las motos de 2020 y ya estamos enredados otra vez con temas de fichajes… Nos espera una temporada movida.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios