nueva perspectiva para la marca austriaca

El físico de Dani Pedrosa pone en jaque el futuro de KTM en MotoGP

El ahora probador de KTM ha sufrido una doble fractura de clavícula que le tendrá apartado de toda actividad durante varios meses. Las lesiones han marcado su carrera deportiva

Foto: Dani Pedrosa, en uno de sus últimos grandes premios. (Reuters)
Dani Pedrosa, en uno de sus últimos grandes premios. (Reuters)

El talón de Aquiles de Dani Pedrosa a lo largo de su brillante carrera deportiva siempre fue su físico, castigado con excesiva frecuencia por las lesiones, algunas de extrema gravedad, que padeció a lo largo de las 16 temporadas en las que estuvo presente en el Mundial de motociclismo. Y ahora, recién retirado y afrontando una nueva etapa en su vida profesional como piloto de pruebas de KTM, su maltratado físico ha vuelto a castigarle con una lesión, una doble fractura de clavícula, producida por estrés.

Es terrible simplemente recontar las veces que Pedrosa ha tenido que ponerse en manos de los médicos, pero con esta fractura acumula ya 35 lesiones desde 2003, desde que inmediatamente después de proclamarse por primera vez campeón del mundo en Malasia, sufrió una doble fractura en el astrágalo del pie izquierdo y una fractura del maléolo externo del derecho en el Gran Premio de Australia. Allí comenzó este calvario interminable que, desgraciadamente, no parece tener fin.

El destino es así de grotesco. El mismo día en que hemos conocido la lesión de Pedrosa, se produce la enésima retirada de Joan Barreda en el Dakar. Son dos extraordinarios deportistas maltratados por la fortuna, con frecuencia por causas similares, a los que se les resiste o se les ha resistido su principal objetivo de forma repetida.

No iba a competir

Cuando se anunció el acuerdo de Pedrosa con KTM para ejercer de piloto de pruebas de la marca austriaca en MotoGP, resultó inevitable que se especulara con la posibilidad de que tomara parte en alguna carrera como piloto invitado o como sustituto. Hace pocos días Pit Beirer, responsable deportivo de KTM, despejó definitivamente las dudas al confirmar que eso no sucedería porque “Pedrosa no tiene ninguna intención de competir”, declaró Beirer al medio suizo Speedweek. “Dani ha dado por terminada su carrera y tendrá sus motivos, quizá no quiere tomar más riesgos”, aclaraba Beirer, pero no ha sido necesario asumir riesgo alguno porque Pedrosa se ha lesionado con un simple gesto de fuerza, como confesaba en el comunicado difundido.

Pero no se trata de una simple fractura a la que ponerle una placa y tornillos, y en dos semanas listo, como sucede habitualmente con los pilotos. Esta lesión, la quinta fractura de clavícula que sufre –la tercera en la clavícula derecha- es algo serio, muy serio, porque el hueso está tan dañado que sufre osteoporosis y precisa de una delicada intervención y un complejo tratamiento con células madre para intentar regenerarlo. Es demoledor que una persona de sólo 33 años se vea en una situación así.

El problema para KTM

El proceso al que Pedrosa se tiene que enfrentar durará meses, sin especificar un periodo de tiempo determinado, y sin tener la certeza en estos momentos de las condiciones en las que se encontrará una vez recuperado, y si podrá asumir el riesgo de volver a subirse a una MotoGP.

Pedrosa se había convertido en la piedra angular de KTM en sus aspiraciones de evolución. El fabricante austriaco confiaba plenamente en la experiencia de Pedrosa para evolucionar su RC16 de MotoGP, y en que todo el conocimiento acumulado tras trece temporadas en el equipo oficial de Honda podría ser aprovechado por los ingenieros de KTM. El despliegue de la marca, que de cara a 2019 incrementa su presencia en la máxima categoría, contando ahora con cuatro pilotos, se completaba además con la labor del equipo de pruebas, que mantiene al finlandés Mika Kallio en sus filas, también como piloto sustituto, y se culminaba con la figura de Pedrosa.

En ausencia de Pedrosa, KTM, por fuerza, deberá evolucionar porque al duplicar el número de efectivos se multiplica la información y los diferentes enfoques a la hora de trabajar, y eso siempre resulta positivo. El problema es que la presencia de Pedrosa daba un nuevo sentido al proyecto de KTM y marcaba un nuevo horizonte. Pero ahora, desgraciadamente, las mismas flaquezas que le impidieron triunfar a Pedrosa en Honda, su físico, pueden marcar las limitaciones en la evolución de KTM en MotoGP.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios