solo habrá dos entrenamientos oficiales

Lorenzo y Pedrosa llegan a sus nuevas casas cargados de secretos de las anteriores

MotoGP descansa en Navidad, pero sigue pendiente de detalles, como la información que puede aportar Pedrosa a KTM, o Lorenzo a Honda de sus marcas anteriores

Foto: Jorge Lorenzo, rodando con su nueva Honda. (EFE)
Jorge Lorenzo, rodando con su nueva Honda. (EFE)

El próximo 31 de enero los equipos de pruebas de MotoGP se trasladarán a Sepang (Malasia), para realizar la primera prueba de los prototipos que los fabricantes están construyendo en estos momentos, según las indicaciones recibidas tras las pruebas del pasado mes de noviembre. KTM ha sido la última en cerrar el ciclo de trabajo al conseguir subir a Dani Pedrosa en su RC16 de MotoGP la semana pasada.

Pedrosa, nuevo piloto de pruebas de la marca, rodó dos jornadas en Jerez, los días 18 y 19 de diciembre, gracias al acuerdo entre Honda y KTM, que permitió que éste se subiera a la moto austriaca antes de que expirara su contrato con Honda, el próximo 31 de diciembre. Nada ha trascendido de esas jornadas, ni siquiera una foto furtiva, y mucho menos una declaración.

Pero hay gran interés por comprobar qué es lo que Pedrosa pueda aportar a KTM. Indudablemente, nada tienen que ver una moto con la otra más allá de la configuración del motor, un V-4, pero con un ángulo entre cilindros diferente. El motor KTM los cilindros tienen un ángulo de 90º, y en el caso de la Honda es más cerrado. Pero la gran diferencia está en el chasis, ya que KTM no va a renunciar a su bastidor multitubular en acero, mientras que Honda usa un doble viga de aluminio, común a todos los fabricantes de MotoGP.

El estreno de Pedrosa con KTM se vio forzado por la prolongada convalecencia de Mika Kallio, el piloto de pruebas titular, que se lesionó el pasado mes de julio en el Gran Premio de Alemania y aún no está recuperado del todo. Difícilmente Pedrosa revelará algún secreto trascendental de Honda a KTM. Los tiempos de los pilotos-ingenieros, como Ernst Degner, que se llevó los secretos de MZ a Suzuki, o Jarno Saarinen, que además de campeón del mundo era ingeniero de motores, han quedado atrás.

Lo que busca KTM es la finura y sensibilidad de Pedrosa, unas cualidades que le permiten discernir hasta detalles inimaginables entre lo que funciona y lo que no. Aunque, como el propio piloto reconocía en un documental recientemente emitido sobre su trayectoria, El silencio del samurái (Movistar+), esa sensibilidad puede obrar en su contra. Si había algo que no iba bien, a Pedrosa le costaba superar ese escollo. Pero eso pertenece a otra etapa, porque Pedrosa ya no tiene que trabajar en buscar tiempos y ganar carreras. Su labor será otra.

Pedrosa, en su despedida de Honda. (EFE)
Pedrosa, en su despedida de Honda. (EFE)

Honda, Lorenzo y Ducati

Algo similar sucede con Jorge Lorenzo, Honda y Ducati. Lorenzo puede aportar su experiencia de mucho trabajo de puesta a punto y ajuste de la Desmosedici, especialmente en el terreno de la ergonomía, que durante más de un año fue el caballo de batalla del mallorquín en su adaptación a la Ducati. Pero sobre todo, Lorenzo puede ofrecer información especialmente sensible en el terreno de la aerodinámica, que es algo que sí está más alcance del piloto, es más visible y se puede discernir con mayor claridad, porque el trabajo en el motor y la electrónica es algo más abstracto y que no depende directamente del piloto.

Un piloto puede pedir mayor freno motor, elegir una curva de potencia con una entrega determinada, pero desconoce cómo es el proceso para conseguirlo. Bastante tiene con pilotar... La aerodinámica no es un detalle menor, ni mucho menos. Pero su efecto sobre el comportamiento dinámico de la moto es tan evidente que es fácil llegar a conclusiones. Ducati aventaja a todos en ese terreno, y Honda puede recortar diferencias.

Jorge Lorenzo puede jugar un papel más trascendental de lo que muchos piensan en esta pretemporada, sobre todo teniendo en cuenta que el propio Marc Márquez ha admitido que no llegará a las pruebas del Malasia –del 6 al 8 de febrero- completamente recuperado de la operación de hombro a la que se sometió a principio de diciembre. Y esta pretemporada es la más corta y crucial de los últimos años: sólo habrá dos entrenamientos, el de Sepang y el de Losail, que básicamente sólo sirve para preparar el Gran Premio de Qatar, la prueba inaugural del campeonato que, por sus características –carrera nocturna- requiere un plan de trabajo específico, y los equipos tendrán que trabajar con la nueva plataforma inercial (IMU) común para todos, lo que será un problema añadido en el ajuste de la siempre comprometida electrónica común.

Márquez es consciente de su limitación física. Tres semanas después de su operación trabaja con su fisioterapeuta todos los días, con dos sesiones de dos horas, mañana y tarde, y algo de gimnasio, con la esperanza de estar presente en las pruebas Sepang. Irá sin estar al 100 por cien.

Honda y KTM contarán con el extra de recibir información procedente de la competencia. Eso no quiere decir que jueguen con ventaja, pero tener enfoques nuevos procedentes del exterior enriquecerá su perspectiva, algo que Ducati, Yamaha y Suzuki no podrán disfrutar porque en su equipo de fábrica no incorporan pilotos procedentes de otras marcas.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios