¿Cómo se detiene a Luka Doncic? El gran obstáculo de España en su camino al oro
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
LO HACE CASI TODO BIEN. CASI

¿Cómo se detiene a Luka Doncic? El gran obstáculo de España en su camino al oro

La estrella eslovena siembra el terror en Tokio como máximo anotador de los JJOO. Si quiere aspirar al podio, el equipo de Scariolo tendrá que desarmar su 'step-back' y hacerle correr

placeholder Foto: Willy Hernangómez roba un rebote a Doncic. (Reuters)
Willy Hernangómez roba un rebote a Doncic. (Reuters)

De Luka Doncic no puede descubrirse nada nuevo a estas alturas, es un chico esloveno de 22 años que tiene por costumbre meterle 39 puntos a los Lakers cualquier miércoles por la tarde. Este domingo (17:20 horas) en Saitama, el jugador de los Mavericks será también el principal escollo de la selección española de baloncesto en su camino hacia las medallas.

Si bien no es un partido eliminatorio y con ambos equipos ya clasificados para los cruces de cuartos de final, el choque es trascendente porque servirá para medir la fuerza del bloque de Scariolo frente al jugador sensación del torneo y —dadas las debilidades mostradas por Estados Unidos— uno de los principales candidatos al oro olímpico. Tras ganarlo todo en el Real Madrid con edad juvenil y después de tres temporadas en Dallas superando hitos solo al alcance de un futuro miembro del Hall of Fame, Doncic irrumpió en Tokio destrozando a Argentina con 48 puntos y 11 rebotes. En su segundo partido, contra Japón, se lo tomó con más calma, enchufando 25 puntos que lo mantienen como máximo anotador del torneo.

Todos los entrenadores tienen un plan para él. Por supuesto, el seleccionador argentino Sergio Hernández también lo tenía, pero como quedó evidenciado por el resultado —la albiceleste, uno de los equipos más rocosos, concedió 118 puntos— su estrategia de cortocircuitar el juego del joven esloveno fracasó. "Todas las propuestas que teníamos para desconectar a Doncic del resto de su equipo las destruyó: terminó con 48 puntos como pudo hacerlo con 60", dijo tras el partido.

placeholder Doncic anota ante Japón. (Reuters)
Doncic anota ante Japón. (Reuters)

¿Qué se puede hacer para detener a un jugador capaz de anotar con facilidad desde el triple, media distancia y bajo el aro? Es la pregunta que se han hecho todos los entrenadores de la NBA y, ahora, los de las otras once selecciones olímpicas. La gran mayoría no ha tenido éxito frente al esloveno —jugador que, además de sus impresionantes registros es capaz de mejorar también a sus compañeros— pero unos pocos sí.

Por ejemplo, Tyronn Lue. El entrenador de Los Angeles Clippers ha logrado eliminar de los 'playoffs' a los Mavericks dos años seguidos. Eso sí, cada vez con más dificultad. En su último enfrentamiento tuvieron que llegar al 7º partido con Doncic en modo bestia anotando más de 39 puntos en cuatro de los siete encuentros. En cierto modo, Lue buscaba eso: que Doncic maximizara las estadísticas de su equipo a cambio de que, con él en la pista, fuera más sencillo ganar a los Mavericks. Por así decirlo, una detonación controlada.

Defender a Doncic es tan complicado porque es un 2,01 jugando como base, esto le permite superar en altura al base rival y en velocidad a los jugadores altos que tratan de frenarle. No basta con tener un plan contra él si careces de los jugadores adecuados para ejecutarlo. ¿Pero cuáles son? Y lo más importante, ¿dispone España de ellos?

La mejor defensa que recuerdo

Al repasar mentalmente todos los partidos que ha visto de los Mavericks en los últimos tres años, Kike García, analista de NBA y colaborador en la web oficial de los Mavericks, recuerda la mejor defensa que un jugador ha hecho a Doncic. Fue el pasado 26 de febrero en un partido de temporada regular contra los Philadelphia 76ers. El equipo texano acabó perdiendo aquel partido —en parte— porque Doncic no estuvo sobresaliente, solo notable. Hizo 19 puntos cuando su media esta temporada ronda los 28.

Aquella noche se topó con Ben Simmons, para más señas un base australiano de 2,11 y uno de los mejores jugadores defensivos de la NBA.

placeholder Doncic y los 76ers de Simmons el pasado 12 de abril. (Jerome Miron/USA TODAY Sports)
Doncic y los 76ers de Simmons el pasado 12 de abril. (Jerome Miron/USA TODAY Sports)

¿En qué consistió el 'método Simmons' frente a Doncic? A simple vista, el base de los Sixers solo revoloteaba alrededor del esloveno, con intensidad pero sin ser agresivo, simplemente molestando. Si Doncic penetraba, Simmons lo seguía y le bastaba con entorpecer levemente su mecánica de tiro u obligarle a rectificar en pleno vuelo. Si optaba por botarla buscando el lanzamiento, pronto se le hacía de noche bajo largos brazos. Si el pívot serbio Marjánovic se aprestaba para ayudar a Doncic con un bloqueo, Simmons se deslizaba con mucha elasticidad para sobrepasarlo y encerrar al joven talento contra la banda.

"Simmons es al único al que le he visto frenarle de forma efectiva, porque su velocidad le permite acompañarle durante toda la pista, pasar los bloqueos por delante quedándose con él, y su tamaño le vale tanto para contestarle los 'step-backs', en la media distancia y en el aro: por desgracia para sus rivales, perfiles como el de Simmons para hacer eso hay muy pocos", apunta García.

Los bases de España (Ricky Rubio, Sergio Rodríguez o Sergio Llull) superan por poco el 1,90 por lo que habrá que pensar en algún otro plan. Hay dos posibilidades, o mejor dicho, dos estrategias que hay que superponer continuamente, porque no se puede prescindir de ninguna. La primera es fijarse en las cosas en las que Doncic es excepcional para que las haga menos, la segunda consiste en identificar las que hace peor y forzarle a ir por ese camino sobre el parqué.

Lo que hace muy bien

Su jugada fetiche es el triple con paso atrás o 'step-back', un movimiento que le concede un espacio que hace mucho más difícil bloquear el tiro. Ha logrado una efectividad superior al 35% en sus intentos desde más allá del arco. Además, Doncic también emplea este 'step-back' a menudo para lanzar en suspensión cuando penetra en la zona.

Fíjense bien cuando se enfrente a España: Doncic subirá el balón, encarará al base español, en algún momento amagará con driblar o penetrar pero en realidad dará ese pasito atrás y, antes de un segundo después el balón hará 'chof' en nuestra canasta. Inapelable.

En ESPN preguntaron a varios históricos de la NBA cómo frenarían al esloveno y Tony Allen, antiguo escolta de los Memphis Grizzlies y otros equipos, ofreció una respuesta muy interesante: no le dejaría ir hacia la izquierda, le presionaría para que tratara de ir hacia su lado natural. Doncic es diestro, pero consistentemente dribla a los bases rivales hacia su mano mala, precisamente para que, al ejecutar ese 'step-back', el tiro le resulte más natural.

"No se lo permitiría", decía Allen. "Todo lo que le permitiría hacer para superarme sería ir hacia su lado diestro. Sé que es su mano buena, pero puede meter nueve puntos con tres tiros yendo hacia su mano izquierda, creo que es más letal [...] ¿Vas a conducir y dejar una bandeja? Muy bien, voy a pelear. ¿Puedes hacer un 'step-back' hacia la derecha? ¡Perfecto! Vas a tener que hacerlo todo hacia ese lado derecho".

"No le dejaría ir hacia la izquierda, le presionaría para que tratara de ir hacia su lado natural"

Allen, tildado por Kobe Bryant como el defensor más feroz al que se ha enfrentado, concede que detener la sangría de puntos que provoca Doncic es casi imposible. Todo lo que uno puede hacer es control de daños para que, en lugar de anotar 37 puntos, haga 22 y el equipo rival tenga más opciones de victoria.

Las estadísticas avanzadas de la NBA, que recoge hasta el último dato sobre la cancha, confirman su intuición. A Doncic le gusta moverse hacia la izquierda para lanzar cómodamente tras un 'step-back', tanto desde el triple como a media distancia.

placeholder

Hay otro factor para insistir en esta estrategia: fundirle físicamente. Si le gusta que todo gire a su alrededor, aprovechémoslo.

"Más allá de estadísticas, el 'step-back' para Luka también es una cuestión de comodidad y de confianza", explica García. "Ha desarrollado el resto de su juego para castigar si se lo quitan, sobre todo la media distancia, pero negárselo es desactivar su arma favorita. Y también la que menos le cuesta a nivel físico. Cuando tiene que penetrar, los contactos y la falta de espacio hacen que sufra más físicamente".

Otros exjugadores NBA famosos por su intensidad defensiva, como Ron Artest (después Metta World Peace, hoy Metta Sandiford-Artest) sugerían precisamente algo parecido. "Pondría su cardio a prueba", explicaba el Jugador Defensivo del Año 2003-04 a ESPN. Artest cree que la mejor estrategia es obligar a Doncic al uno contra uno, a driblar y tratar de superarle esperando que así sus piernas en el último cuarto empiecen a pesarle.

Artest cree que la mejor estrategia es obligar a Doncic al uno contra uno

Sin embargo, hay varios peros a esta estrategia. En la NBA puede funcionar mejor, pero en el baloncesto FIBA los cuartos duran diez minutos y no doce. "Esos ocho minutos de más en la NBA ayudan a que, al final, se imponga el equipo que tiene más talento en conjunto en la mayoría de los casos", indica García. "Pero en FIBA, en partidos más cortos, las actuaciones individuales dominantes como las de Luka me parecen más decisivas aún: lo más peligroso es que detecta muy rápidamente cuál es tu plan y actúa en consecuencia".

Sus poquísimas debilidades

Otro reparo a obligarle al uno contra uno. Aunque su energía se consuma más rápidamente, lo cierto es que mientras penetra es cuando más daño hace. Doncic no solo está entre los que más anotan tras driblar, sino también entre los que más asistencias reparten en esta situación, solo por detrás del base de Atlanta, Trae Young.

placeholder Doncic calienta antes del partido contra Japón. (EFE)
Doncic calienta antes del partido contra Japón. (EFE)

Para todo esto es esencial la inteligencia de Doncic en el bloqueo y continuación o 'pick and roll'. Básicamente, uno de los jugadores altos sale de la zona para obstaculizar con un bloqueo al base defensor y así ampliar el abanico de opciones de quien maneja la bola. Esto que parece simple puede complicarse hasta el infinito con dobles pantallas, ayudas, bloqueo y apertura... etcétera. La selección de Scariolo es magistral en esta faceta e incluso llegó a crear un movimiento propio, bautizado como 'Spain pick & roll' y que muchos equipos han copiado en los últimos años.

Volviendo a la estrella eslovena, en Estados Unidos han analizado incluso contra qué tipo de defensa Doncic mete más o menos puntos por posesión. Las diferencias son bastante llamativas. Recurriendo al útil diccionario inglés/español de terminología baloncestística de Enric Corbella para traducir, observamos que frente a un 'pick and roll' que invita a Doncic a tirar de tres o penetrar, este suele sacar entre 1,3 y 1,6 puntos por posesión, mientras con defensas dobles sus números suelen bajar incluso por debajo del punto por posesión. También probablemente —esto no aparece en las estadísticas— porque aquí se ve obligado a apoyarse en sus compañeros.

Sea como fuere, todo el que quiera desactivar a Doncic tendrá que incidir en este tipo de jugadas. En Eslovenia, el socio habitual de Doncic para esto es Mike Tobey, un pívot esloveno-estadounidense de 2,13 de altura. "Quizás sea exigirle demasiado a estas alturas de su carrera, pero puede ser una ocasión muy buena para Garuba", dice el analista. "Quizás sea el jugador español más preparado para defender el 'pick and roll' de Luka con Tobey y de aguantar el tipo si se tiene que quedar emparejado con él en un cambio tras bloqueo".

Nuestra selección, decíamos antes, no tiene un base atlético y elástico de 2,11 que pueda perseguir al base-escolta esloveno durante todo el partido, pero tenemos otras armas. "Teniendo en cuenta la plantilla de España, seguramente lo suyo sea defender a Luka con Ricky Rubio y Rudy Fernández, con alguna ayuda de Víctor Claver", dice García. "Yo presionaría bastante en toda la pista, en muchas posesiones no es Luka quien sube el balón para darle descanso, pero habría que intentar que a Eslovenia le cueste llegar a la zona en la que quiera iniciar el ataque y que lo haga con menos tiempo de posesión".

placeholder Ricky Rubio frente a Argentina. (EFE)
Ricky Rubio frente a Argentina. (EFE)

No hay que olvidar un detalle. El propio Doncic ya sabe todo esto. Lo ha sufrido cada partido y ha desarrollado herramientas para superarlo. "Hemos visto cómo le desactivaban durante un cuarto o una mitad con defensas dobles al cruzar la pista, pero a lo largo del partido ha terminado contrarrestándolo", dice García.

Su gran punto flaco: la línea

Pese a que por su dominio del juego suele ser objeto de bastantes faltas, Doncic tiene problemas a menudo para rentabilizar los tiros libres. Su tiro en general ha mejorado cada temporada, pero no así desde la línea. En cada partido suele lanzar unos siete tiros libres, es el 12º jugador que más faltas recibió en el último año, pero en porcentaje de acierto (73%) no aparece ni entre los 100 primeros.

Habitualmente suele fallar uno de cada cuatro, pero en los últimos 'playoffs' esta tendencia empeoró. En los siete partidos contra los Clippers solo anotó un 52% de los tiros libres.

Puede parecer contraintuitivo porque Doncic ha protagonizado algunos tiros sobre la bocina bastante sonados, pero si España consigue llegar al último cuarto con el partido más o menos controlado y sin sus mejores hombres excesivamente cargados de faltas, el tiempo puede correr de nuestro lado si Eslovenia se entrega a las individualidades de su estrella.

Juegos Olímpicos Luka Doncic Selección Española de Baloncesto Noadex
El redactor recomienda