La brutalidad de Doncic en el debut en los Juegos Olímpicos y por qué es una pesadilla
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
48 puntos contra argentina

La brutalidad de Doncic en el debut en los Juegos Olímpicos y por qué es una pesadilla

Luka Doncic da la primera exhibición en su estreno en los Juegos contra Argentina y hace historia. Con una anotación de 48 puntos, 11 rebotes y cinco asistencias se presenta en la competición

placeholder Foto: Luka Doncic en acción durante un partido de Eslovenia en Tokio. (Getty)
Luka Doncic en acción durante un partido de Eslovenia en Tokio. (Getty)

Tiene cara de niño, pero en realidad es un asesino en la cancha. Imparable, espectacular, voraz, desesperante para sus rivales… Los argentinos lo acaban de sufrir y esto solo acaba de empezar. El estreno del esloveno Luka Doncic (22 años) en los Juegos Olímpicos es histórico. Con una anotación de 48 puntos destroza a Argentina (100-118). Es la segunda mejor marca anotadora de los Juegos. La primera es del brasileño Óscar Schmidt (55 puntos) en los Juegos de Seúl de 1988 contra España.

El recital de Luka ‘Magic’ Doncic, como le llama una estrella de la NBA como es LeBron James, contra los argentinos nos hace pensar que un solo jugador puede desequilibrar un partido. Enfrente estaba la Argentina de Campazzo, Deck y Scola. Acabaron rendidos al rodillo de un joven esloveno que en el descanso ya había acribillado a su adversario con 31 puntos. El partido lo finalizó con una anotación de 48 puntos, 11 rebotes y cinco asistencias. Supera, en este apartado, los 44 puntos y 10 asistencias de Óscar Schmidt contra China en los Juegos de Seúl.

Foto: Raúl Martínez, en el Mundial de Taekwondo en Puebla (México) en 2013 (EFE)

La pregunta que se harán los próximos rivales de Eslovenia, entre los que se encuentra España dentro del grupo C, es cómo se puede frenar tanto talento y voracidad. Parece imposible centrarse en un marcaje individual, hay que buscar fórmulas para hacer ayudas, incomodarle o esperar a que tenga un mal día. Pero un mal día de Doncic puede significar otro destrozo porque este chico tiene hambre y unas cualidades superiores al resto para hacer jugar al equipo y subir el nivel colectivo. Su poder para contagiar al grupo los hace temibles. Su crecimiento es sorprendente, sus habilidades superiores y su mentalidad son la de un deportista insaciable.

Frenarle es imposible

Una buena defensa es fundamental para poder minimizar los daños. Argentina no lo consiguió. Fue arrollada por el ciclón Doncic. España lo tiene que hacer mejor para sacarle de la cancha. ¿Cuál es la mejor defensa? La respuesta o el camino más fácil es ser mejor equipo, porque, si te centras solo en Doncic, puede ser una mala elección, una táctica errónea.

Gregg Popovich, el seleccionar de baloncesto estadounidense, que ya se ha llevado la primera decepción en los Juegos con la derrota en el estreno contra Francia, es uno de los especialistas que mejor define quién es Doncic y el daño que es capaz de realizar en una cancha. “Es un jugador espectacular. Uno de los mejores del mundo y aprendió muy rápido en la NBA. Estamos ante un jugador con unas tremendas habilidades, competitivo e inteligente. Solo con poner a cuatro jugadores currantes a su lado ya tienes un equipazo. Son impresionantes sus ganas de ganar”, es una de las mejores definiciones para darse cuenta de que con un jugador superior sí puedes armar un equipo competitivo. Doncic es el alma y el líder de una Eslovenia que tiene mucho que decir en los Juegos.

El secreto de este talento precoz que pudimos disfrutar en España, en su época en el Real Madrid, es la tremenda personalidad que tiene para los desafíos. Sus técnicos y excompañeros hablan de un jugador “muy inteligente para leer el juego”. Pero también hay que destacar su contundencia. El cambio físico que está experimentando el niño maravilla, como se le conocía en el Real Madrid. Luka Doncic tiene una mente privilegiada y a ello une un físico más fuerte y potente que le acaba haciendo imparable en sus acciones y decisiones. Un jugador que resuelve con sus individualidades y que atrae adversarios para hacer jugar al resto de sus compañeros. Un deportista sin límites que es una pesadilla y al que hay que rendirse y disfrutar como uno de los mejores del mundo.

A la conquista de los Juegos

En el pabellón del Saitama Arena hace historia una superestrella del baloncesto que no tiene límites y al que se le admira por su talento y también por haber pasado por el baloncesto español. ¿Quién no es un poco o mucho de Luka Doncic? Estamos ante un baloncestista que va a ser una leyenda. Ha conquistado Europa, la NBA y ahora va a por los Juegos Olímpicos. Su exhibición contra Argentina, la subcampeona del mundo, queda para la historia.

"Es un día especial para Eslovenia. No me importan los récords. Lo importante era que el equipo ganase. Me gusta ser una estrella de los Juegos. Me siento bien siendo una de las estrellas, si es que lo soy. Me estoy haciendo muchas fotos en la Villa Olímpica, aunque el que más fotos se hace es Djokovic", comentó Doncic, con su habitual naturalidad, tras el partidazo contra Argentina.

Luka Doncic Juegos Olímpicos
El redactor recomienda