La España de Mirotic destroza a Francia y volverá a luchar por una medalla olímpica
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
jugará contra el ganador del eEUU-argentina

La España de Mirotic destroza a Francia y volverá a luchar por una medalla olímpica

El ala-pívot realizó su mejor partido con la selección: 23 puntos para destrozar a Francia. España jugará las semifinales de los Juegos Olímpicos por tercera edición consecutiva

Foto: Mirotic fue el mejor del partido. (Jim Young/Reuters)
Mirotic fue el mejor del partido. (Jim Young/Reuters)

La selección española masculina de baloncesto se clasificó de manera brillante para las semifinales de los Juegos Olímpicos tras vencer a Francia por 92-67. No hubo ni rastro de la conocida igualdad entre ambos equipos, protagonistas de larivalidad más importante del baloncesto europeo en la última década. España pasó por encima de Francia como pasó por encima de Lituania y Argentina cuando tenía el agua al cuello en la primera fase. Es difícil de creer que este sea el mismo equipo que perdió contra Croacia y Brasil en las dos primeras jornadas.

Foto: Pau Gasol, Sergio Llull y Sergio Scariolo (EFE)

España ha crecido tanto en el torneo que ahora mismo no es una locura afirmar que está al mismo nivel que el equipo que jugó las finales olímpicas en 2008 y 2012. Entonces se vio las caras con Estados Unidos en la final, y ahora será en semifinales, pues los estadounidenses despertaron por fin y apalizaron a Argentina por 105-78.

Contra Francia, la selección volvió a realizar un partido espléndido de principio a fin. Sin fisuras, excelente en defensa y acertada en ataque, España no dio opción a los franceses, a los que vencieron por segundo verano consecutivo. Y lo hizo sin necesitar una gran actuación de Pau Gasol, al menos en ataque (solo cinco puntos). Apagado el pívot de Sant Boi, que acabó el partido con molestias en el gemelo, la victoria tuvo un nombre propio, el de Nikola Mirotic, autor de 23 puntos (5/8 en triples).

No habrá pasado muchas veces, si es que ha pasado alguna vez, que Gasol llegue al minuto 18 sin anotar ni un solo punto. El pívot de los Spurs se las vio con Rudy Gobert, al que destrozó en la semifinal del pasado EuroBasket. Este miércoles no se impuso a él en ataque, pero tampoco permitió que le superara en defensa. Al contrario sucedió lo mismo, con Gobert bien ayudado en su trabajo. Eso impidió que Gasol anotara, pero no que la atención sobre él generara muchos espacios para sus compañeros. Todos los triples que anotó España en la primera parte (7) llegaron con él en pista, y casi todos (salvo uno de Rudy Fernández, marca de la casa con la mano del defensor encima) fueron tiros abiertos.

El que más se aprovechó fue Mirotic, que metió cuatro. El ala-pívot de los Chicago Bulls realizó su mejor partido con la selección, y lo hizo en un escenario inmejorable. Superó a Diaw por velocidad, a Batum por fuerza y a los dos por inteligencia. Estuvo soberbio. Por primera vez en un partido importante, demostró ser el jugador determinante que se le presupone. Que además lo hiciera en un partido en que Gasol no destacó, le dio a su actuación un aire de fin de ciclo, de cambio de guardia. De la España de Gasol a la España deMirotic.

Con uno haciendo daño desde fuera y el otro desacertado, el único pívotque se hizo un hueco en la pintura fue Willy Hernangómez, que aprovechó los minutos de Gobert en el banquillo para anotar ocho puntos seguidos (los dos últimos del primer cuarto y los seis primeros, del segundo). Con los puntos del nuevo pívot de los Knicks, España abrió una brecha notable en el marcador (27-17). Francia apretó en defensa y Tony Parkerfrenó la escapada con cinco puntos, pero ahí se paró el francés,bien defendido por Ricky Rubio. El español realizó un partido bastante serio, casi sin errores y encabezando el buen movimiento de balón. Una asistencia suya permitió a Gasol anotar por primera vez a 1:34 del descanso y darle la mayor ventaja a España: 13 puntos, la misma que indicó el marcador al descanso (43-30).

Nada cambió en la segunda parte. La defensa española siguió siendo casi insuperable para los franceses y Mirotic continuó castigando a sus defensores. El hispanomontenegrino estaba desatado. Gobert le puso un tapón en una bandeja, pero en la misma jugada clavó un triple mientras le defendía. A ese le siguió otro de Ricky, la segunda canasta de Gasol, otra de Sergio Rodríguez... Antes de que acabara el periodo, la diferencia ya era superior a los 20 puntos y el partido estaba sentenciado. Francia no tenía nada que hacer. Ni siquiera el ambiente en el pabellón invitaba a seguir luchando. Al partido le sobraron más de 10 minutos.

Por segundos Juegos consecutivos, España ganó a suvecino para meterse en semifinales, pero esta vez lo hizo con un repaso que duele. Fue un cruel final de la era de Tony Parker en la selección francesa. "Si no fuera por España, tendría 10 medallas", dijo tras el partido. Todas las medallas que no tiene el base las tienen Gasol, Navarro, Reyes y compañía, que cada vez están más cerca de subir otra vez a un podio olímpico.

Ficha técnica

92 - España (19+24+26+23): Ricky Rubio (6), Sergio Llull (10), Rudy Fernández (6), Nikola Mirotic (23) y Pau Gasol (5) -cinco inicial-, Sergio Rodríguez (6), Juan Carlos Navarro (4), Víctor Claver (2), Felipe Reyes (7), José Manuel Calderón (2), Alex Abrines (3) y Willy Hernangómez (18).

67 - Francia (16+14+19+18) Tony Parker (14), Nando de Colo (13), Nicolas Batum, Boris Diaw (8) y Ruddy Gobert (7) -cinco inicial-; Thomas Heurtel (5), Antoione Diot, Michael Gelabale (5), Charles Kahudi, Florent Pietrus, Kim Tillie (3) y Joffrey Lauvergne (12).

Árbitros: José Reyes (México), Damir Javor (Bulgaria) y Olegs Latisevs (Letonia).

Incidencias: segundo partido de cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, disputado en el Carioca Arena 1 ante 9.725 espectadores, según la estadística oficial del partido.

Juegos Olímpicos Río 2016 Nikola Mirotic Pau Gasol Ricky Rubio Rudy Fernández Willy Hernangómez Tony Parker Boris Diaw Selección Española de Baloncesto Noticias de Francia Baloncesto
El redactor recomienda