victoria ante lituania por 109-59

Esta sí es España: Gasol lidera la victoria por aplastamiento ante Lituania

La mejor España apareció en el momento más adecuado. Con la clasificación en el aire, la selección pasó por encima de Lituania y mantiene todas sus opciones en los Juegos de Río

Foto: Pau Gasol, co 23 puntos, fue el máximo anotador del partido (EFE)
Pau Gasol, co 23 puntos, fue el máximo anotador del partido (EFE)

La mejor versión de la selección española masculina de baloncesto apareció en el momento más oportuno. En un partido a vida o muerte, sin margen de error, España no solo ganó a Lituania, quizá el rival más fuerte del grupo B, sino que lo hizo de manera aplastante (109-59). La victoria es una inyección de ánimo para el equipo, que suma su segundo triunfo en los Juegos Olímpicos, y un aviso para sus rivales, aunque si no gana en la última jornada a Argentina puede complicarse todavía la clasificación para los cuartos de final.

España jugó su mejor partido del verano y uno de los mejores de los últimos años. Sin más. Pasó por encima de Lituania, a la que a anuló en defensa y aplastó en ataque. "Da gusto. Incluso al ojo, no solo a la cabeza", reconoció el seleccionador, Sergio Scariolo. "Hemos jugado un partido sin altibajos. Hemos salido bien, como en los anteriores partidos, pero la diferencia es que no hemos perdido esa claridad de ideas y hemos mantenido la concentación y la intensaidad muy altas durante los 40 minutos".

En el primer cuarto, Pau Gasol se hizo grande en a pintura y Ricky, Rudy y Llull no dejaban respirar a los lituanos y robaron cinco balones. Las ayudas eliminaban casi cualquier ventaja que pudieran sacar los bálticos. Solo Mantas Kalnietis encontraba el camino al aro. En ataque, el buen movimiento del balón proporcionó tiros abiertos que acabaron entrando. La selección anotó cuatro triples y se despegó en el marcador (26-11). Fueron unos diez primeros minutos casi perfectos.

Reyes anotó 11 puntos y capturó 9 rebotes (Jim Young/Reuters)
Reyes anotó 11 puntos y capturó 9 rebotes (Jim Young/Reuters)

Lituania despertó en el segundo cuarto, aunque la reacción le duró solo unos minutos, los que tardó España en tapar a la vía de Mindaugas Kuzminskas. Anulado el nuevo jugador de los Knicks, que anotó 9 puntos en un santiamén, España volvió a pisar el acelerador y a disfrutar. Todo funcionaba: Felipe Reyes producía sin parar (7 puntos y 7 rebotes en 9 minutos); Nikola Mirotic le tomaba el relevo sin que se notara (8 puntos); y Ricky Rubio se reencontraba consigo mismo: 8 puntos sin fallo, dos triples incluidos.

Mejor no criticar a Gasol

Ricky Rubio: "Este equipo, cuando está contra las cuerdas, responde de una manera excepcional"

Y además estaba Gasol, que merece capítulo aparte. Hace unas semanas, Rimas Kurtinaitis, leyenda del baloncesto lituano, dijo que era una vergüenza jugar en tan mal estado como lo había hecho Gasol en el España-Lituania del 21 de julio en Málaga, el primer partido que disputaba el catalán desde el mes de abril. A ese amistoso, el pívot llegó con muy pocos entrenamientos y fuera de forma. A Gasol no le hace falta nada que le piquen para motivarse, pero nunca viene mal. 

Este sábado, contra Lituania, dio una exhibición. Al descanso llevaba 14 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y un tapón. Pero no se quedó ahí, y en los primeros minutos del tercer cuarto anotó tres triples que colocaron la diferencia por encima de los 20 puntos (57-31) y rompieron definitivamente el partido. Moraleja: mejor no picar a Pau Gasol

En nuevo jugador de los Spurs vio desde el banquillo el tramo final del tercer período y todo el cuarto. No hizo falta que volviera a entrar. España se dio un homenaje en el tercer cuarto, en el que anotó 36 puntos, y la diferencia empezó a aumentar sin parar: primero 30 puntos, luego 35, 40, 45... así hasta 50, la máxima diferencia, alcanzada a menos de un minuto para el final (106-56). Todos los triples que no entraron en el partido contra Brasil lo hicieron contra Lituania (15/31), que todo sea dicho se dejó ir en cuanto vio que no tenía que hacer. Alguno en el pabellón se preguntaba si no se había dejado ir antes para elegir rival en cuartos. "Si se la quiere jugar, allá ellos", dijo José Manuel Calderón.

"Ni antes estábamos tan mal ni ahora tan bien", dijo Ricky Rubio. "Este equipo, cuando está contra las cuerdas, responde de una manera excepcional", añadió el base. La victoria cambia por completo el panorama. De jugarse la clasificación a poder acabar en segunda posición si vence a Argentina el lunes en la última jornada. Ese puesto trae consigo la posibilidad de cruzarse en semifinales contra Estados Unidos, pero estando como estaba el equipo tras las dos primeras jornadas, no es cuestión. "(Los argentinos) Son los competidores más fieros que existen en el mundo del baloncesto", afirmó Scariolo sobre el próximo rival de España.

El lunes puede pasar de todo, salvo que la selección acabe primera o última de grupo de grupo. Trasla victoria de Nigeria sobre Croacia, España acabará segunda si gana a Argentina; será tercera si gana y también lo hacen Nigeria (a Brasil) y Lituania (a Croacia); y será cuarta si pierde, Croacia gana a Lituania y Nigeria gana a Brasil. La combinación que le manda a casa es una derrota contra Argentina y una victoria del anfitrión contra el equipo nigeriano, nada descabellada. 

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios