Es noticia
Menú
El Madrid gana la Liga y la Champions, pero el Barça agita el mercado al fichar al Bota de Oro
  1. Deportes
  2. Fútbol
La galáctica incorporación de Lewandoswki

El Madrid gana la Liga y la Champions, pero el Barça agita el mercado al fichar al Bota de Oro

Tras una temporada de doblete, los blancos solo han incorporado a Tchouameni y Rüdiger. En cambio, Laporta, gracias a las palancas, se está moviendo para reforzar a los culés

Foto: Lewandowski, con el trofeo de máximo goleador de la Bundesliga de la pasada temporada. (Reuters/Fabian Bimmer)
Lewandowski, con el trofeo de máximo goleador de la Bundesliga de la pasada temporada. (Reuters/Fabian Bimmer)

Joan Laporta lo tenía claro: era el momento de dar un golpe de efecto, como en su primera etapa. En 2003, el galáctico fue Ronaldinho y ahora ha llegado Robert Lewandowski. La primera opción era Erling Haaland, pero el intento de fichar al noruego no fue más que una cortina de humo; las cuentas del Barcelona no podían afrontar semejante transacción.

El presidente culé dijo en la presentación de Raphinha que "el 'jogo bonito' ha vuelto a Barcelona". El brasileño, de 25 años, aún es un jugador por descubrir, mientras que el polaco no necesita carta de presentación. Más que las filigranas y los regates, el gol es lo que ha regresado a Barcelona gracias a la incorporación de Lewandowski.

El verano pasado fue triste en la Ciudad Condal en términos de fichajes. Con su regreso a la presidencia, Laporta entusiasmó a la afición, aunque no fue más que un reflejo de las épocas doradas. Leo Messi se marchó por la puerta de atrás del Barcelona. Y los fichajes que llegaron (Luuk De Jong o Memphis Depay) fueron de segundo nivel.

placeholder Presentación de Raphinha con el FC Barcelona. (EFE/Alejandro García)
Presentación de Raphinha con el FC Barcelona. (EFE/Alejandro García)

Los necesarios fichajes en invierno

El rumbo era malo. No había ni buen capitán ni buenos marineros. El timón lo ocupó Xavi, pero hacían falta refuerzos. Por eso llegaron en invierno Ferran Torres, Pierre-Emerick Aubameyang y Adama Traoré. Fíjense cuánta falta le hacía el gol al Barcelona que el gabonés se quedó, en media temporada, a un solo tanto del máximo goleador del equipo, Memphis.

El 0-4 en el Bernabéu no fue un título, aunque despertó una ilusión que rápidamente se apagó. El Barça, que poco después fue eliminado en la Europa League, ya tenía la mente en la próxima temporada. La Liga no cedía en su diligente control económico y algo había que inventar para que hubiera opciones de competir con los grandes. Porque revertir la situación económica puede esperar, pero los aficionados no tienen paciencia con los resultados deportivos.

Las famosas palancas han sido el revulsivo inventado por Laporta y su junta directiva. El club necesita ser competitivo de nuevo, especialmente en Europa. Además de los fichajes, se espera que los jóvenes —Gavi, Pedri, Eric García, Nico...— den un paso al frente. El Barça necesita la mejor versión de todos sus jugadores para ser temido de nuevo.

placeholder Ferran Torres fue una de las incorporaciones del Barcelona en el mercado de invierno. (EFE/Enric Fontcuberta)
Ferran Torres fue una de las incorporaciones del Barcelona en el mercado de invierno. (EFE/Enric Fontcuberta)

¿Papeles intercambiados?

El Madrid es el campeón de Liga y de Champions, pero el Barcelona es el equipo que ha incorporado al Bota de Oro. Con Robert Lewandowski, el problema de la efectividad queda solucionado. Ahora es más fácil jugar a dominar, cuando no hay preocupación por quién hace los goles. El Barça tiene a un auténtico tiburón en el área.

La coyuntura deportiva del Barcelona es radicalmente opuesta a la del Real Madrid. Aunque los blancos lograron el doblete la pasada temporada, el fiasco en el fichaje de Kylian Mbappé los ha dejado sin el galáctico del mercado. Ese tipo de fichajes, sin embargo, están llegando a la Ciudad Condal para jugar de azulgrana. Porque Lewandowski era uno de los grandes reclamos de esta ventana de traspasos.

Si un aficionado que no siga la actualidad deportiva se fijase en las incorporaciones de blancos y azulgranas, seguramente diría que es el Madrid el que tiene peor situación financiera, cuando ocurre todo lo contrario. Quizá sea una señal más de que Laporta es un simple abogado y Florentino Pérez, un tiburón de los negocios. Pero la pelota es ajena a los números. En eso, parece que el Barça, este verano, lleva ventaja a los blancos.

Joan Laporta lo tenía claro: era el momento de dar un golpe de efecto, como en su primera etapa. En 2003, el galáctico fue Ronaldinho y ahora ha llegado Robert Lewandowski. La primera opción era Erling Haaland, pero el intento de fichar al noruego no fue más que una cortina de humo; las cuentas del Barcelona no podían afrontar semejante transacción.

FC Barcelona Champions League Real Madrid
El redactor recomienda