Es noticia
Menú
Cuando el antimadridista Xavi puede ser el mejor aliado del líder para cerrar el año a lo grande
  1. Deportes
  2. Fútbol
DUELO GRANDE ESTE SEVILLA Y BARÇA

Cuando el antimadridista Xavi puede ser el mejor aliado del líder para cerrar el año a lo grande

Partido grande en el Sánchez Pizjuán entre el favorito venido a menos y el gran aspirante, un encuentro que seguirá de cerca el Madrid, dividido entre hacer caso a cabeza o corazón

Foto: Xavi, en el partido frente al Elche. (Reuters/Albert Gea)
Xavi, en el partido frente al Elche. (Reuters/Albert Gea)

Dos meses. Ese es el tiempo que lleva Xavi Hernández como entrenador del Barcelona y, de momento, el bagaje no ha sido demasiado positivo: ha disputado siete partidos entre Liga y Champions, de los que solo ha sumado tres victorias, obteniendo dos empates y dos derrotas. El conjunto azulgrana no termina de carburar, no encuentra su juego y deja muchas dudas, siendo excesivamente blando en defensa y con escaso poder en ataque, lo que lo convierte en un equipo de mitad de tabla.

Dos temporadas y media. Esa es la trayectoria de Julen Lopetegui como técnico del Sevilla, donde ya se ha hecho un nombre en la leyenda del equipo hispalense. Ha ganado una Europa League y ha sido subcampeón de la Supercopa de Europa, además de firmar el pasado curso el récord de puntos de la historia de la entidad, con 77 puntos. El año pasado luchó hasta el final por el títutlo de Liga y este curso se ha convertido en el gran aspirante a pelear contra el Real Madrid.

Foto: Benzema se lamenta durante el partido. (EFE/Kiko Huesca)

El Sánchez Pizjuán albergará este martes, a las 21:30 horas, el encuentro entre Sevilla y Barcelona, partido al que estará muy atento el Real Madrid. Tras el tropiezo en casa ante el Cádiz -y con un partido más que los hispalenses-, los blancos siguen líderes del campeonato con seis puntos de ventaja sobre los andaluces, por lo que el triunfo local les pondría a tiro de un partido del liderato. ¿Qué le viene mejor al Madrid? El antimadridista Xavi puede tener la llave para acabar el año a lo grande.

El destino es caprichoso y ha querido gastar una broma macabra a los madridistas: ¿quién le iba a decir al aficionado blanco que 'animaría' al Barça de Xavi para que gane al Sevilla? Es cierto que queda mucho campeonato y que la Liga es una carrera de fondo, por lo que el partido de este martes son solo tres puntos más. Pero no es lo mismo cerrar el año líder con tres puntos de ventaja con el segundo que, si gana al Athletic, hacerlo con nueve y el average en su poder -con un partido más-.

Sea como fuere, el Madrid estará muy atento a lo que suceda entre los dos equipos. El Sevilla llega en un momento dulce de fútbol y resultados, con juego atractivo y con una idea muy clara de juego; el Barça, por el contrario, lo hace en pleno proceso de construcción, sin definir su estilo y aferrándose como tabla de salvación a los jóvenes talentos del equipo, única alegría del equipo. El aspirante y el grande hundido que vivirán una lucha encarnizada en noventa minutos con la Liga en juego.

placeholder FOTO: EFE/Quique Garcia.
FOTO: EFE/Quique Garcia.

El Sevilla cimenta su éxito en la solidez defensiva, con Bono, Koundé y Diego Carlos como grandes puntales, apoyados por Fernando en las recuperaciones. El poder ofensivo de jugadores como Ocampos, el Papu Gómez, Rafa Mir o Erik Lamela -amén del lesionado En Nesyri-, lo convierten en un equipo muy difícil de superar. El único 'pero' que se le puede poner a Lopetegui es que, en ocasiones, es timorato a la hora de cerrar los partidos, situación que le ha costado algún punto.

El caso del Barcelona es muy distinto. Desde la salida de Messi, todo ha cambiado e, incluso, elementos que funcionaban como Piqué o Ter Stegen parecen haberse transformado para mal. Las continuas lesiones de Ansu Fati y Dembelé han dejado a Memphis -ahora también roto- como única referencia. Solo los jóvenes alegran al equipo: Araújo, Mingueza, Eric García, Nico, Gavi, Ez Abde o Ferran -el último en llegar- han derribado la puerta del primer equipo.

Será en el Pizjuán donde se verá un duelo de muchos quilates, con el eterno candidato venido a menos y el gran aspirante deseando mantener vivo su gran sueño. Mientras tanto, los madridistas verán el partido divididos entre hacer caso al corazón o a la cabeza: seguir aumentando la ventaja con respecto a los culés o distanciarse en la cabeza, para lo que es necesario el último favor de Xavi, un antimadridista confeso que puede ser el gran aliado de los blancos.

Dos meses. Ese es el tiempo que lleva Xavi Hernández como entrenador del Barcelona y, de momento, el bagaje no ha sido demasiado positivo: ha disputado siete partidos entre Liga y Champions, de los que solo ha sumado tres victorias, obteniendo dos empates y dos derrotas. El conjunto azulgrana no termina de carburar, no encuentra su juego y deja muchas dudas, siendo excesivamente blando en defensa y con escaso poder en ataque, lo que lo convierte en un equipo de mitad de tabla.

Real Madrid FC Barcelona Leo Messi Xavi Hernández Julen Lopetegui Cádiz
El redactor recomienda