victoria contundente en eibar

La rabona de Hazard en el Real Madrid y por qué ya no está gordo

Hazard tiene 'kilos'. Pero de fantasía. Su fútbol es vistoso y sus movimientos elegantes cuando lo hace todo rápido. Contra el Eibar se vio al jugador que las piernas ejecutan lo que le ordena la cabeza

Foto: Eden Hazard se abraza a Sergio Ramos en la celebración de un gol en Ipurua. (Efe)
Eden Hazard se abraza a Sergio Ramos en la celebración de un gol en Ipurua. (Efe)

Es la jugada que necesitaba Eden Hazard para que se deje de hablar de su peso. La hizo en la apabullante victoria del Real Madrid contra el Eibar (0-4). Para dar un pase de rabona en la línea de fondo, después de marcarse un carrerón de más de medio campo, encarar y superar a dos rivales con regates y en velocidad hay que estar fino y fuerte. La dieta del belga ha debido funcionar o es que realmente no estaba tan gordo como nos hacían creer. Hasta Arsene Wenger, después de la victoria del Real Madrid contra el Galatasaray, en su papel de comentarista insinuó que tenía dos kilos.

Con sobrepeso no se puede jugar a la velocidad que lo hizo el '7' del Real Madrid. Sí, el '7'. Vuelve a brillar un dorsal mítico. El último que le dio esplendor fue un tal Cristiano Ronaldo. Luego cayó en las espaldas de Mariano y se lo quitaron al delantero que no cuenta para Zidane. Eden Hazard estaba tardando. Tenía de los nervios a los aficionados impacientes que le veían asfixiado y era carnaza de memes. Los que se mofaban de un 'regordete'. La exhibición del belga en Ipurua confirma que en el fútbol de alta competición no se puede vivir del talento. Sin una buena condición física es casi imposible driblar adversarios. No hay chispa ni continuidad. Hasta Ipurua se habían visto detalles de la calidad que le hace diferente. Contra el Eibar dio la versión de un futbolista de dibujos animados.

Hazard tiene 'kilos'. Pero de fantasía. Su fútbol es vistoso y sus movimientos elegantes cuando lo hace todo rápido. Contra el Eibar se vio el mejor Eden Hazard. Al jugador que las piernas ejecutan lo que le ordena la cabeza. Llevó el peso de los ataques con un despliegue físico que no había mostrado hasta la fecha. Ejecutó las acciones a un altísimo ritmo en una tarde lluviosa. Desapacible por el manto de agua que caía en Eibar. El belga dio profundidad, tuvo claridad, precisión en los pases, arrancó por la izquierda, se metió por dentro y desequilibró. Le hicieron un penalti. Como en el anterior partido contra el Galatasaray. Hubo dos en el partido (el otro fue a Lucas Vázquez). Pero el escalafón de los lanzadores se respeta. Del primero se encargó Sergio Ramos y del segundo Benzema.

La suplencia de Rodrygo

Le faltó poner la guinda: el gol. Pero con actuaciones como las de Ipurua no se le puede poner 'peros' ni hacer reproches. Hazard engrasó un Real Madrid que salió a arrollar al Eibar con un altísimo ritmo, intensidad y verticalidad. El equipo de Zidane realizó su mejor partido de la temporada. No especuló. Tuvo agresividad, velocidad, dinamismo, sacrificio y gol. El último partido de Liga, contra el Betis, dejó una sensación de desilusión por no aprovechar la ocasión de coger el liderato tras el pinchazo del Barcelona contra el Levante. Se quedó sin gol. Recupera la contundencia en dos partidos: Galatasaray y Eibar. Confima que el equipo progresa y empieza a estar mejor trabajado. Courtois suma su quinta portería a cero. Un dato destacable para los amantes de la solidez.

El Real Madrid liquidó al Eibar en un día de sorpresas en el once de Zidane. Antes del partido estaba señalado por dejar en el banquillo a Rodrygo. Sacrificó el buen momento del joven brasileño por Lucas Vázquez. Incomprensible. No se debe tocar lo que funciona, pero Zidane no da su brazo a torcer con Lucaz Vázquez. Le tiene fe a un jugador que le da garantías de trabajo y solidaridad en campos como Ipurua y rivales de pierna dura como pueden ser el Eibar. Lucas equilibró el equipo. Casemiro y Fede Valverde (autor del cuarto gol de un disparo llegando al borde del área) lo sujetan. Modric, titular por delante de Kroos (otra decisión difícil de entender), junto con Hazard y Benzema reventaron al equipo de Mendilibar con sus asociaciones, velocidad y peligrosidad. Hazard, ahora el 'flaco', no acabó el partido. Se dio una soberana paliza y Zidane le quitó para dar entrada a Vinicius. Un buen Real Madrid, una victoria convincente y un Eden Hazard que hizo una faena fina.

La otra buena noticia para el Real Madrid es el rol goleador que asume Benzema. Autor de dos goles (suma 157 y supera a Puskas como el sexto máximo goleador en la historia de la Liga con el Real Madrid). Lleva 9 en la Liga más los 2 que ha marcado en la Champions. Buenas cifras, aunque se le podría exigir que tenga más regularidad en partidos en los que su equipo está más atascado. El '9' del Real Madrid mantiene un alto compromiso y asume responsabilidades.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios