los andaluces descartan el fichaje de morata

El fichaje de Munir por el Sevilla deja una incertidumbre a Valverde

El Sevilla ha confirmado el fichaje de Munir y consigue así el delantero que buscaban. El técnico azulgrana se queda sin alternativa para Luis Suárez y el club busca en el mercado

Foto: Munir posa con la camiseta del Sevilla. (SFC)
Munir posa con la camiseta del Sevilla. (SFC)

Munir tiene nueva casa. Será el Sevilla, y es difícil que juegue menos de lo que lo hacía en el Barcelona, pues solo ha disputado 147 minutos en Liga, una cantidad exigua para alguien que llegó a la pretemporada pensando que sería el recambio habitual de Luis Suárez, que ya no es un jovenzuelo. No contó para Valverde, que le dejó con frecuencia en el banquillo, y menos todavía iba a contar.

El técnico fue claro hace unos días, le dijo que si no renovaba su contrato no volvería a jugar esta temporada de azulgrana. Le dijo que su poco espacio lo podía ocupar alguien de la cantera, algo realmente paradójico si se tiene en cuenta el escaso tiempo de juego que le concede el técnico a los jóvenes. Fue taxativo en todo caso, Munir terminaba contrato en junio y solamente volvería a jugar si firmaba un nuevo contrato.

No aceptó, no por cuestiones económicas, pues la oferta azulgrana era contundente, sino por la ausencia de oportunidades. En la práctica, el club estaba forzando su salida en invierno, una manera de zanjar la situación lo antes posible, ni él contaba, ni se quería quedar. Su ausencia, en todo caso, obliga al Barcelona a, cuanto menos, mirar en el mercado. Porque tiene una plantilla de muchos quilates, con algunas estrellas mundiales, pero el salto de calidad hasta los suplentes, en especial en la delantera, es drástico.

Se va Munir como se fue Alcácer, porque encontrar tiempo en el Barcelona siempre es complicado. Ahora el club mira y lo primero que ve es Morata, que claramente está en mercado. Es una operación complicada, porque el exmadridista tiene un gran sueldo y el Chelsea es duro negociando. Dependiendo de lo que esté dispuesto a ceder el club de Londres, el Barcelona lo intentará con mayor o menor ahinco. También se miran otros nombres, como puede ser Gameiro, por el que el Valencia busca comprador. El mercado en invierno, en cualquier caso, no es sencillo. O Ighalo, que actualmente está en China y es un buen goleador.

Si se termina haciendo alguna operación, el que llegue deberá saber que ser suplente de Luis Suárez no es sencillo. Adaptarse al juego del Barcelona, especialmente a la labor del ariete, es algo que casi ninguno ha conseguido de modo satisfactorio, los que lo intentaron se fueron pronto y con mal sabor de boca. A pesar de todo, los azulgrana deben intentar tener un recambio fiable, aunque solo sea porque una lesión puede dar al traste con una temporada. Se habla también de la opción de que esa posición la ocupe Dembélé, pero el francés no está habituado a jugar en punta y sus características le aconsejan para otras zonas del campo.

Munir. (EFE)
Munir. (EFE)

La ambición del Sevilla

El fichaje de Munir por el Sevilla es, obviamente, un mensaje claro desde el club hispalense. Aspiran a todo y para ello necesitaban más pólvora, a pesar de que sus dos delanteros, Andre Silva y Ben Yedder, están cuajando muy buen año. La dirección deportiva, capitaneada por Joaquín Caparrós, ha querido asegurar y comprar más gol. Ya se especulaba, en todo caso, con que el delantero hispanomarroquí tenía un acuerdo cerrado para la próxima temporada con los sevillanos y esto no ha hecho más que adelantarlo.

El Sevilla sigue vivo en la Europa League, también en Copa, donde prácticamente tiene hecha esta eliminatoria tras ganar 1-3 en San Mamés. Y en Liga las aspiraciones son altas. Primero, lo fundamental, asegurar la plaza de Champions, algo que económica y deportivamente es clave para cualquier equipo con aspiraciones. Pero, una vez tengan eso más o menos cerrado, se puede soñar con más. Actualmente el equipo está a siete puntos del Barcelona, líder de la competición. Suena a mucho, es cierto, pero el equipo de Valverde tampoco ha mostrado autoridad suficiente como para pensar que esto está terminado.

Queda en el tintero la opción de Morata. El Sevilla fue el primer equipo español que se interesó por su situación. Querían una cesión hasta final de temporada y a ver si podían así revitalizar la carrera del delantero madrileño. Creyeron incluso que estaba cerrado, que la operación se iba a hacer seguro, pero entraron otros postores de más fuste en la puja. El Atlético primero, ahora parece que también el Barcelona tiene cierto interés en el delantero de la Selección. El Sevilla, una vez ha contratado a Munir, parece definitivamente fuera de esa carrera.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios