por falta de acuerdo de todas las partes

El FC Barcelona renuncia al partido de Liga en Miami contra el Girona

La junta directiva del club azulgrana acordó este lunes "dejar sin efecto su disposición a jugar en Miami" el partido contra el Girona. La razón es la falta de acuerdo de todas las partes

Foto: El Girona-Barcelona parece que se jugará en la ciudad catalana y no en Miami. (EFE)
El Girona-Barcelona parece que se jugará en la ciudad catalana y no en Miami. (EFE)

Si el partido de Miami entre el Girona y el FC Barcelona estaba herido de muerte, el club azulgrana le dio la puntilla este lunes al renunciar a jugar ese encuentro. LaLiga ya no tiene el visto bueno del Barça, que se ha echado atrás por la falta de consenso en torno a la propuesta.

En su reunión, la junta directiva del club acordó retirar su apoyo a la idea. "La junta directiva del FC Barcelona ha acordado dejar sin efecto su disposición a jugar en Miami el partido contra el Girona FC, tras constatar la falta de consenso existente en torno a esta propuesta", explicó uno de los puntos del comunicado publicado por el club.

"El FC Barcelona estaba y está dispuesto a desplazarse a Miami para jugar un partido de Liga, y aceptaba que los beneficios se repartieran entre todos los clubes de Primera y de Segunda División, siguiendo el mismo criterio de reparto de los derechos de televisión, pero considera que mientras no se alcance un acuerdo entre todos los agentes implicados, este proyecto no podrá prosperar", finalizó.

Horas después, LaLiga respondió agradeciendo al Barça y al Girona su predisposición inicial a jugar al partido. "Desde el primer momento manifestamos que la participación en el partido es voluntaria y si el FC Barcelona manifiesta su deseo voluntario de no acudir, este partido previsto en Miami no se podrá realizar en la fecha acordada", dijo el organismo presidido por Javier Tebas, que reiteró que sigue adelante con sus planes de llevar un partido fuera de las fronteras españolas.

En verano, LaLiga comunicó su intención de llevar un partido a Estados Unidos tras firmar un acuerdo de 15 años con la empresa Relevent que creó una 'joint venture' para fomentar el campeonato en Norteamérica. El elegido fue el Girona-Barcelona de la jornada 21ª, que pasaría de Montilivi al Hard Rock Stadium de Miami. El plan encontró el rechazo de casi todos los estamentos del fútbol español e internacional.

Para trasladar el partido, LaLiga necesitaba la autorización de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), de la Federación de Estados Unidos, la Concacaf, la UEFA y la FIFA. La RFEF, la FIFA y hasta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mostraron su rechazo, por lo que cada vez parecía menos probable que el partido se jugara en el extranjero. Sin embargo, Tebas aún no se había dado por vencido.

"Vamos bien, dije que habría novedades esta semana y acaba el domingo, pero se sigue manteniendo la fecha y el partido. Cuando alguien tiene derecho legal y éticamente, tiene que defenderlo en los juzgados que corresponde y es lo que hemos hecho. Estamos defendiendo que se debe jugar ese partido y que no haya discriminación con otros como la final de la Supercopa", dijo hace dos semanas.

La decisión del Barcelona le deja sin poder para seguir peleando por sacar adelante el partido esta temporada, pero Tebas seguirá intentándolo. "El proyecto (sic) de LaLiga con Relevent, firmado a 15 años vista, sigue adelante", dijo la patronal. "LaLiga continuará con la demanda prevista para reclamar que se puede jugar un partido fuera de España, aunque retira la medida cautelar referente al partido concreto del 26 de enero. Seguiremos con la demanda puesto que la información y los hechos recabados acreditan que la postura de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no resulta conforme a derecho".

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios