de estar en el filial a jugar su primer derbi

Puerta grande o enfermería: Pedro, el novato del Betis contra la venganza del Sevilla

Pedro López Galisteo no va a jugar un partido cualquiera. El portero del filial debuta en un derbi en el que el Sevilla llega con ansias de venganza tras el 3-5. ¿Pagará la novatada?

Foto: Pedro López atrapa un balón en el partido que disputó el Betis contra el Athletic en Bilbao. (EFE)
Pedro López atrapa un balón en el partido que disputó el Betis contra el Athletic en Bilbao. (EFE)

Pedro López Galisteo no tiene el arte ni la gracia o salero de Joaquín porque es un chaval, de tan sólo 23 años, que califican en el vestuario del Betis como introvertido y demasiado normal. Sus compañeros están algo mosqueados porque no saben interpretar si está seguro, duerme bien estos días o es un manojo de nervios de lo que se le viene encima en el derbi sevillano que se va a disputar en el estadio Benito Villamarín. Pedro, el portero del Betis, es el novato de un partido con las emociones a flor de piel y el orgullo, más la guasa, de una afición bética que lleva cinco meses festejando la ‘manita’ (3-5) que consiguieron en el Sánchez Pizjuán. Un resultado histórico para los béticos y humillante para los sevillistas que tiene su segunda parte con el encuentro de vuelta en el Villamarín. En los tres palos de la portería verdiblanca estará, por las lesiones de Adán y Dani Giménez, un novato.

“No saques hasta que no lo veas claro y haya un desmarque”, es el consejo que le dan a Pedro López en los entrenamientos del Betis para que asimile cuanto antes la filosofía de juego de Quique Setién. El entrenador no ha dudado. Prefiere a Pedro, portero del filial, en el derbi antes que a los tocados Adán o Dani Jiménez, que podrían haber forzado su reaparición para jugar esta ‘final’. Para ser portero en el equipo de Setién hay que estar preparado mentalmente con la máxima concentración porque es un puesto especial, pero también físicamente para jugar con los pies y darle salida al balón desde atrás. Y el más sano que llega al derbi es Pedro, por lo que Setién no ha dudado. Juega el novato, que seguro que tiene en condiciones la pierna de golpeo para darle continuidad y salida al juego. La papeleta que tiene es complicada porque el Sevilla tiene ansías de venganza y se toma el partido, además de para ganar, para seguir optando a la séptima plaza europea y como una afrenta. Enfrente de Pedro habrá corsarios del gol como Ben Yedder, Sandro y compañía dispuestos a lavar la imagen del 3-5.


“Es un tipo serio, introvertido y tímido. Sorprende la confianza que tiene en sí mismo. Le vemos centrado y eso ya es bueno”, afirman los que le ven entrenar a diario. Pero es que este partido no es uno más. Es otra oportunidad para que el beticismo siga de fiesta con sus bromas o cachondeos y el de la vergüenza para el sevillismo. Con lo que se pueden imaginar si se produce un fallo o un mal partido de Pedro. Puede dejarle marcado. Si le da por estar acertado se convertirá en un héroe. A su favor hay que decir que llega algo rodado después de jugar los tres últimos partidos.

La celebración del Betis tras ganar (3-5) al Sevilla en el Sánchez Pizjuán. (EFE)
La celebración del Betis tras ganar (3-5) al Sevilla en el Sánchez Pizjuán. (EFE)


Puso de los nervios al Benito Villamarín

Todo empezó con la lesión de Dani Jiménez en el Metropolitano cuando tuvo que salir, sin calentar, en el minuto 38 para enfrentarse al Atlético de Madrid. El día antes estaba jugando con el filial contra el Cartagena. Setién le ha dado continuidad ante el Málaga y el Athletic. En el primer partido en casa, ante el Málaga, había runrún en la grada por cómo se tomaba su tiempo para darle salida al balón en una acción que resolvió con un balón largo que acabó en gol de Fabián. Pasó de la desconfianza de la grada a la celebración. Ahí demostró su personalidad y fue arropado por sus compañeros.

Pedro López Galisteo está en capilla antes de jugar el partido más importante de su vida. Una de esas citas futbolísticas que se pueden calificar de puerta grande o cornada según le salga la faena. En el Betis están más tranquilos porque afirman que le rodea una buena cuadrilla: “Desde que ha llegado Bartra se ha frenado la sangría de goles y el equipo ya no es un correcalles. Nos llegan menos”. Le arroparán atrás Barragán, Mandi, Bartra y Jordi Amat. Pero Pedro tendrá trabajo y estará sometido a mucha presión en su primer derbi sevillano. El canterano, el chico del filial, el novato tiene enfrente un toro grande que lidiar. Personalmente también se juega su futuro porque el Betis reforzará la portería con Pau López, puede salir Adán y Pedro tendría más opciones de quedarse en la primera plantilla.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios