El futuro de Cazorla no se aclara un año y medio después, ¿volverá a jugar al fútbol?
inscrito en la liga europa sin fecha de regreso

El futuro de Cazorla no se aclara un año y medio después, ¿volverá a jugar al fútbol?

El problema en el tendón de aquiles de Cazorla se vio continuado por una infección y varias cirugías que no han terminado de zanjar el problema. A él le gustaría volver, pero en el Arsenal son escépticos

Foto: Cazorla, vestido de calle, celebra un título con el Arsenal. (Reuters)
Cazorla, vestido de calle, celebra un título con el Arsenal. (Reuters)

¿Qué pasa por la cabeza de Santi Cazorla cuando ve un partido de fútbol? Le ha dado la fama y el dinero, sus mejores amigos, el cariño de todas aquellas aficiones que le disfrutaron. Le ha dado toda su vida, pero ya no forma parte de su presente. Hace justo un año y medio, en octubre de 2016, tuvo una lesión en el tendón de aquiles. Una dolencia compleja, de gravedad obvia, pero de la que se sale. Si solo hubiese sido eso, si el daño hubiese quedado ahí, hoy Cazorla, a sus 33 años, estaría siendo una de las estrellas del Arsenal, pues en todos los sitios por los que pasó dejó su huella.

Pero no fue así. Arsene Wenger la ha definido como la peor lesión que ha visto nunca, y es que lo que empezó siendo un problema en el tendón de Aquiles mutó pronto en un monstruo que amenazó con poner en peligro la movilidad del jugador. Una portada de 'Marca' del pasado mes de diciembre hizo recorrer un escalofrío en todos los aficionados al fútbol. En ella, bajo el titular "El calvario de Cazorla" se podía ver el estado de su pierna. Una cicatriz tremenda a la altura del tobillo, todavía amoratada a pesar de haber pasado el tiempo. La imagen era impactante, pero el relato es todavía más duro.

Nueve operaciones se necesitaron para resolver el problema, o los problemas, porque lo que iba a ser una cirugía dura pero rutinaria se convirtió en un rosario de dolencias diferentes y bastante peores. Le quitaron los puntos, pero la brecha se reabría todas las veces. Los propios médicos no eran capaces de explicar que ocurría con ese tobillo, aunque con el tiempo se supo que la culpa de aquel destrozo la tenía una infección de quirófano que solo desapareció al ser tratada con antibióticos.

Las consecuencias físicas, fatales. Esta sucesión de operaciones, fallos de diagnóstico y problemas añadidos le ha supuesto que su tendón derecho tenga ocho centímetros menos y que el talón se le gangrenase por el efecto de las bacterias. Lo que decía Wegner, una dolencia atroz, casi insuperable. En su cabeza siempre estuvo volver al fútbol, que es su vida y lo que siempre le ha movido, pero los especialistas dudan que eso pueda ocurrir.

El Arsenal piensa en su recambio

"El médico me dijo que si volvía a caminar por el jardín con mi hijo, me diera por satisfecho", explicaba Cazorla en aquella entrevista al diario deportivo. En el entorno del Arsenal saben que lo más probable es que nunca vuelva a jugar al fútbol, porque la evolución de la lesión, por más intentos que ha tenido de salir adelante, no es la adecuada para volver a la élite. Es cierto que el club le ha inscrito en la lista de la Europa League en invierno, pero una reaparición sería algo muy inesperado.

Cazorla no ha sido un jugador más, aunque sus últimos tiempos hayan estado opacados por su durísima lesión, la última de un rosario de dolencias menores, pues durante su carrera tuvo grandes tiempos de magnificencia futbolística, pero también pasos regulares por la enfermería. En el Arsenal, su último equipo, dejó especial huella. Wenger se lo compró a un Málaga que, tras una inversión millonaria, estaba recortando presupuestos. Y acertó sobradamente.

Un ídolo en el Arsenal

En el Arsenal se convirtió en un ídolo, un futbolista con una visión de juego sensacional, capaz de hacer bailar al equipo al ritmo que marcaban sus botas. Allí ganó tres veces la FA Cup y le dio un paso más a una carrera ya de por sí importante. No se puede olvidar que es campeón de la Eurocopa 2008 y 2012. El Mundial se lo perdió por lesión. Cuenta con 77 partidos internacionales, y no en cualquier momento sino en el punto cumbre de la historia del fútbol español.

De tiempo en tiempo los diarios ingleses se hacen la misma pregunta: "¿Quién será el sustituto de Cazorla en el Arsenal?". Hay pocas preguntas que definan mejor a un jugador, la búsqueda de quien tiene que llenar sus botas, un recurso frecuente también entre los aficionados 'gunners' que se plantean un futuro en el que necesitarán un jugador del talento de Cazorla para volver a ser el equipo ganador que fueron, y del que ahora se cumplen 18 meses de sus últimas patadas a un balón en un partido de fútbol, en la victoria en Champions ante el Ludogorets por 6-0.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios